Publicidad
1 Jul 2016 - 5:13 p. m.

Las plantas saben apostar y tomar decisiones

Un estudio realizado por ecólogos de la Universidad de Oxford e Israel tiene a todo el mundo reformulando sus ideas sobre las plantas.

Redacción Vivir

Plantas como Pisum sativum (arveja) serían capaces de tomar riesgos según investigadores de Israel e Inglaterra.  / Wikipedia.
Plantas como Pisum sativum (arveja) serían capaces de tomar riesgos según investigadores de Israel e Inglaterra. / Wikipedia.

Seguramente al terminar de leer esta noticia usted no podrá volver a ver a las plantas con los mismos ojos que lo hacía antes. Esta semana en la revista científica Current Biology, una de las más prestigiosas en su campo, investigadores de Israel e Inglaterra, presentaron una investigación en la que demostraron, por primera vez, algo sorprendente: que las plantas son capaces de tomar decisiones arriesgadas.

Los científicos de la Universidad Ben-Gurion y de la Universidad de Oxford diseñaron un sencillo experimento para demostrar que las plantas no carecen de sensibilidad para tomar riesgos bajos ciertas circunstancias. La elegida para la prueba fue la sencilla Pisum sativum, presente en nuestros mercados y sopas bajo el nombre de arveja.

Cada planta de arveja fue cultivada con la posibilidad de extender sus raíces entre dos recipientes. En uno de los recipientes el nivel de nutrientes era constante mientras en el otro variaba en el tiempo. Después de 12 semanas, los científicos midieron la masa de raíces de las plantas y su distribución en el interior de las raíces de cada maceta encontrando que las plantas variaban su distribución de raíces, dependiendo del nivel de nutrientes en cada uno. En esta primera prueba, las plantas hicieron crecer más raíces en el recipiente en que los nutrientes eran constantes.

Pero cuando las condiciones del experimento cambiaron, también cambió la elección de las plantas. Al poner una cantidad de nutrientes constante en el primer recipiente, pero mucho menor de lo que la planta necesita para vivir, y mantener variable la cantidad de nutrientes en el segundo recipiente, las plantas le apostaron a esta última opción para sobrevivir.

“Hasta donde sabemos, esta es la primera demostración de este tipo de respuesta de riesgo en un organismo sin sistema nervioso”, comentó Kacelnik al periódico The New York Times. Y aclaró que esto no significa “que las plantas sean inteligentes del mismo modo de los humanos u otros animales. Pero si que poseen una sensibilidad para evaluar diferentes condiciones”.

Es un experimento que plantea preguntas, no sólo sobre las plantas, sino sobre los animales y los humanos”, reflexionó Hagai Shemesh, ecólogo de Tel-Hai College en Israel quien también participó en el estudio.

El ecológo de la Universidad de Alberta, en Canadá, James Cahill destacó la importancia del trabajo de sus colegas pues se trata de un gran aporte al estudio del comportamiento de las plantas, y señaló que la sorpresa que este tipo de resultados provoca se debe a que la mayoría de personas no están al tanto de las capacidades de las plantas para procesar información e incluso memorizar. Recordó que una planta trepadora como Solanum dulcamara, es capaz de identificar que tipo de insecto está comiendo sus hojas y defenderse poniendo en ellas diferentes sustancias químicas.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

Plantas