19 Jun 2018 - 3:13 a. m.

Los norteamericanos fuman desde hace 3.000 años

Un estudio publicado en “Journal of Archaeological Science Reports” encontró rastros de nicotina en pipas que datan de los años de 1685 a 1530 antes de Cristo. Esto indicaría que las tribus nativas de esta área empezaron a fumar casi 1.000 años antes de lo estimado hasta hoy.

El Espectador

Pipa encontrada durante la excavación a finales de 1930.  / Universidad de Troy
Pipa encontrada durante la excavación a finales de 1930. / Universidad de Troy

A finales de 1930 un grupo de arqueólogos de Alabama (Estados Unidos) se puso en la tarea de excavar un sitio que, según indicaban algunas señales, era sagrado para los nativos americanos. En ese entonces, después de un arduo trabajo, las decenas de piezas y artefactos que encontraron fueron sellados en bolsas de papel y guardados en el Depósito Estatal de Alabama. Allí permanecieron por casi 70 años, empolvados. Mientras, el lugar donde se hizo la excavación quedó sumergido por los ríos Flint y Tennessee.

Pero, aun encontrándose debajo del agua, los descubrimientos que dejó este sitio siguen sorprendiendo. Recientemente, un grupo de químicos y antropólogos de diversas universidades estadounidenses llegaron al Depósito Estatal de Alabama en busca de una pieza que, creían, podría dar más señales sobre la historia de estas comunidades. Se trataba de un artículo guardado en el catálogo del repositorio bajo el código FS74: una pipa de fumar tallada en piedra caliza.

Después de obtener todos los permisos para investigarla, los científicos usaron dos recursos en su análisis. Primero, se unieron a una banda oriental de indios cherokees para conocer más sobre su uso, a lo que sumaron una técnica de análisis químico conocida como espectrometría de masas, para buscar rastros de material vegetal que alguna vez haya estado en la pipa.

Otras pipas que datan de unos pocos de cientos de años atrás ya habían dado luces de que lo que se fumaba en ellas era tabaco y jazmín, por lo que la verdadera respuesta que perseguía el grupo era si esta, la FS74, encontrada junto a huesos de animales que existieron entre 1.685 y 1.530 años antes de Cristo, también tendría los mismos rastros vegetales. En otras palabras, querían conocer si era posible que los humanos hayan empezado a fumar tabaco desde hace 3.000 años.

“El equipo encontró rastros claros de nicotina, un compuesto revelador dentro del tabaco, en el residuo en el interior de la tubería de la pipa”, explica la revista científica Science. Lo que quiere decir que los primeros nativos americanos que vivieron en Norteamérica fumaban tabaco al menos 1.000 años antes de lo que se pensaba.

Además, el descubrimiento, publicado en la revista Journal of Archaeological Science: Reports, también señala que estas comunidades lograron domesticar cultivos de alimentos como el girasol y la calabaza, lo que “plantea la posibilidad de que las plantas cultivadas para uso ritual puedan haber desempeñado un papel importante en las primeras incursiones de la región en la agricultura”.

“Mientras que algunos han hipotetizado que el tabaco llegó al este de Norteamérica entre 2.000 y 3.000 años atrás, nuestros resultados sugieren que ya estaba bien establecido en la región. Este nuevo hallazgo exige una reconsideración de nuestras suposiciones sobre la entrada del tabaco en función en las sociedades nativas de Norteamérica”, concluyen los cuatro investigadores en el estudio.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

TabacoFumar