13 Jun 2019 - 2:22 p. m.

Publican evidencia de la "traba" con marihuana más antigua de la historia

Arqueólogos encontraron vestigios de ollas de madera con restos quemados de plantas de cannabis con niveles inusualmente altos de la sustancia química psicoactiva THC. Las ollas estaban enterradas con personas que vivían a lo largo de la Ruta de la Seda en China, en tumbas de 2.500 años de antigüedad.

- Redacción Vivir

Investigadores chinos extrajeron material orgánico de 10 fragmentos de brasero de madera y 4 piedras quemadas y los analizaron mediante cromatografía de gases-espectrometría de masas (GC-MS). En todas encontraron biomarcadores de cannabis. / X. Wu (Instituto de Arqueología de la Academia China de Ciencias Sociales).
Investigadores chinos extrajeron material orgánico de 10 fragmentos de brasero de madera y 4 piedras quemadas y los analizaron mediante cromatografía de gases-espectrometría de masas (GC-MS). En todas encontraron biomarcadores de cannabis. / X. Wu (Instituto de Arqueología de la Academia China de Ciencias Sociales).

En las montañas de Pamir, en China, arqueólogos de la Academia China de Ciencias Sociales encontraron rastros  de cepas de cannabis quemadas en rituales mortuorios que se calcula, datan del 500 a.C.

El estudio, publicado en la revista Science Advances, tenía firmas químicas que indicaban niveles altos de tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto activo que altera el estado de ánimo de quien consume la planta.

"Las perspectivas modernas sobre el cannabis varían enormemente entre culturas, pero está claro que la planta tiene una larga historia de uso humano, medicinal, ritual y recreativo a lo largo de innumerables milenios", dijo Robert Spengler, arqueobotanista del Instituto Max Planck para la Ciencia de Historia de la Humanidad en Jena, Alemania, al diario The New York Times. (Marihuana recreativa, una de las propuestas que llega al Congreso)

De acuerdo con Nat Geo, si bien se han identificado plantas y semillas de cannabis en otros sitios arqueológicos de la misma región y período de tiempo, incluida una "cubierta de enterramiento" de cannabis descubierta en 2016, en el cementerio de Jiayi, a unos 1.600 kilómetros del nuevo hallazgo, está claro en cada contexto si la planta versátil se usó por razones psicoactivas, con fines rituales u otros motivos.

El análisis químico de los braseros de Jiayi demostró que, a pesar de contener cannabis, los restos principales eran de fibra de cáñamo y no contenían THC, lo que sugiere que pudo haberse usado para ropas, aceites y otros usos. En cambio, el cannabis de Jirzankal tenía algo que el cáñamo Jiayi no tenía: los restos moleculares de tetrahidrocannabinol o THC, el químico responsable de los efectos psicoactivos del cannabis. (OMS cambia su posición con respecto a la marihuana)

Spengler dijo a Nat Geo el nuevo estudio demuestra que ya hace 2.500 años, los humanos potencialmente estaban apuntando a plantas específicas para su producción química.

El descubrimiento en Jirzankal también proporciona la primera evidencia directa de que los humanos inhalaron plantas de cannabis quemadas para obtener sus efectos psicoactivos. No se ha encontrado evidencia de pipas o aparatos similares en Asia antes del contacto con el Nuevo Mundo en la era moderna, pero la inhalación de humo de cannabis de una fuente de calor se describe en el siglo V a.C.

"Es un maravilloso ejemplo de cuán estrechamente entrelazados están los humanos y lo han estado con el mundo biótico que los rodea, y que imponen presiones evolutivas sobre las plantas que los rodean", dice.

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

MarihuanaTHCArqueologia