Publicidad
31 Aug 2021 - 5:57 p. m.

Isla recién descubierta por accidente se convierte en la más cercana al Polo Norte

Un grupo de científicos descubrió, accidentalmente, una isla cerca del Polo Norte. Aunque pensaron que era un pedazo de tierra conocido, en verdad hallaron la isla más septentrional del mundo.
La isla se compone principalmente de pequeños montículos de limo y grava.
La isla se compone principalmente de pequeños montículos de limo y grava.
Foto: Morten Rasch - U. de Copenhague

En julio, un grupo de científicos de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), viajó al Norte de Groenlandia para tomar una serie de muestras. Quienes hacían parte de la expedición pensaron que habían llegado a la isla más cercana al Polo Norte de la que se tenía conocimiento: Oodaaq. Sin embargo, se acaban de percatar que estaban equivocados. En su travesía descubrieron una nueva isla. (Lea Encuentran fósil de una nueva especie de ballena de cuatro patas)

“Estábamos convencidos de que estábamos en la isla Oodaaq, que hasta entonces había sido registrada como la isla más septentrional del mundo”, dijo en un comunicado Morten Rasch, el líder de la expedición del Departamento de Geociencias y Gestión de Recursos Naturales de la U. de Copenhague. “Pero cuando publiqué fotos y las coordenadas de la isla en las redes sociales, varios cazadores de islas estadounidenses se volvieron locos y dijeron que ‘no podía ser verdad’”.

Lo que le advirtieron cuando vieron sus imágenes es que esa pequeña isla no estaba en el radar de nadie. “Nos dimos cuenta de que mi GPS había fallado, lo que nos hizo creer que estábamos en Oodaaq. Pero acabábamos de descubrir una nueva isla más al norte”, aseguró.

El hallazgo fue confirmado gracias a un GPS del helicóptero en el que se estaba transportando el grupo de científicos. Como cuenta Rash en el comunicado, la isla está compuesta, principalmente, de pequeños montículos de lodo y el suelo y la roca que dejaron los glaciares.

“Es posible que haya surgido como resultado de una gran tormenta que, con la ayuda del mar, raspó gradualmente estos materiales del lecho marino hasta que se formó una isla”, explican.

Ese pedazo de tierra, añaden, posiblemente será categorizado como “islotes de vida corta”, pero no se sabe con certeza de cuánto tiempo será su vida. “Podría desaparecer cuando haya una nueva y poderosa tormenta”, cuenta Rash.

Síguenos en Google Noticias