10 Nov 2021 - 10:00 p. m.

Se lanza la segunda temporada de la serie ¿Cómo nos quitan la tierra?

Comunidades étnicas y campesinas que han luchado por sus tierras desde hace décadas, ya no podrán volver a sus territorios, así la justicia decida restituirles esas propiedades. El desarrollo de enormes proyectos agroindustriales, mineros o de infraestructura y su impacto ambiental hace que sea imposible que vuelvan a los predios en los que han vivido y trabajado por décadas o incluso siglos. El lanzamiento oficial será el jueves 11 de noviembre
Uno de los episodios es el de la comunidad afro del Consejo Comunitario de Puerto Girón, en Urabá, que ha sido victimizada numerosas veces y en cuyo territorio se construirá un megapuerto multipropósito. / Ilustración de Rowena Neme
Uno de los episodios es el de la comunidad afro del Consejo Comunitario de Puerto Girón, en Urabá, que ha sido victimizada numerosas veces y en cuyo territorio se construirá un megapuerto multipropósito. / Ilustración de Rowena Neme

Este es el tema central de la segunda temporada de la serie web ¿Cómo nos quitan la tierra?, producida por el medio periodístico Rutas del Conflicto. En tres capítulos, un equipo de investigadores, ilustradores y realizadores, cuentan la historia de las comunidades que han sido víctimas de la violencia del conflicto y ahora luchan por regresar a sus tierras, en las cuales se desarrollan grandes proyectos mineros, agroindustriales o de infraestructura.

Las dos temporadas de la serie fueron dirigidas editorialmente por la reconocida abogada Yamile Salinas Abdala, que invirtió gran parte de su vida investigando la relación de los grupos económicos y políticos detrás de los negocios que se quedaron con las tierras de las víctimas del conflicto. Salinas Abdala murió el 31 de agosto de 2021, mientras avanzaba la producción de este proyecto audiovisual.

Le puede interesar: Primera parte de la serie, “¿Cómo nos quitan la tierra?”: una serie sobre despojo y violencia

Nicole Acuña, directora audiovisual de la serie, señala que los episodios muestran patrones que se repiten en varias zonas del país, que muestran cómo la violencia paramilitar está relacionada con la apropiación irregular de las tierras y con la llegada de las grandes empresas a esos territorios. Todos estos factores auspiciados desde el mismo Estado. “Yamile era un oráculo, que leía muy bien las relaciones macro del conflicto. En esta temporada exploramos otra situación que ella detectó como patrón y es que el despojo continúa con la imposibilidad de que las víctimas vuelvan a sus territorios por la presencia de grandes proyectos respaldados desde el gobierno o el daño ambiental”, explica Acuña.

Para Laura Villamizar, coordinadora del Programa Democracia y Derechos Humanos de la Fundación Henirich Böll, organización alemana que apoyó la serie, los videos son un ejemplo de cómo Salinas Abdala buscó durante toda su vida que el público entendiera el contexto de la violencia del conflicto y el dolor de las víctimas. “Con la serie, ella se sentía una directora de cine. Se sentía feliz de contarle al país información necesaria para que tomara mejores decisiones. Ella creía que solo cuando la gente entendiera lo que había ocurrido, iba a cambiar su propia historia”, cuenta Villamizar.

Cada capítulo de la serie web dura aproximadamente 11 minutos y está acompañada por una herramienta en Internet que permite ver las conexión que tienen los actores armados, los servidores públicos y las empresas en cada historia, dentro del proyecto Tierra en disputa. “Fue un reto contar casos tan complejos en solo minutos. Por eso recurrimos a elementos gráficos narrativos para hacer analogías, como el fútbol, las especies invasoras o los colonizadores. Apelamos a la memoria visual de la gente para explicar estos patrones”, explica Acuña.

Además: El secuestro de las Farc que habría terminado en un despojo de tierras en Caquetá

Uno de los episodios es el de la comunidad afro del Consejo Comunitario de Puerto Girón, en Urabá, que ha sido victimizada numerosas veces y en cuyo territorio se construirá un megapuerto multipropósito. La abogada Jennifer Mujica, directora editorial de este capítulo, señala que el Estado le ha incumplido numerosas veces a esa comunidad afro, porque permitió que la violencia paramilitar, no les ha reconocido la propiedad de la tierra y hasta ha negado la identidad como pueblo negro. “Las comunidades no conocen garantías de sus derechos a la vivienda, salud, educación y otros derechos económicos, sociales y culturales, siendo estas garantías la actual campaña persuasiva aplicada por la empresa (que construye el puerto) que ofrece a la gente cumplirle con los derechos que el Estado fallido no ha logrado garantizar”, dice Mujica.

La serie también cuenta la historia de una comunidad indígena sikuani que reclama los predios de la hacienda El Brasil, que están en manos de un consorcio de empresarios con su proyecto de carnes La Fazenda. También el caso de la comunidad campesina del predio El Platanal, en el centro del Cesar, una tierra convertida en un vertedero de residuos de la explotación minera.

Carolina Albornoz, coordinadora nacional de la organización Pax en Colombia, que apoyó y participó en la realización de la serie, señala que es importante que la ciudadanía conozca la realidad de los hechos que han sufrido estas comunidades. “Es un ejercicio de pedagogía con la sociedad, involucrarla en ese ejercicio de transformación. No podemos avanzar en la construcción de paz hasta que los actores no respondan por lo ocurrido y respondan ante las víctimas”, señala Albornoz.

El primer capítulo de la segunda temporada, el del predio El Brasil, comenzó a circular por internet el 4 de noviembre. El lanzamiento oficial será el jueves 11 de noviembre a las 6 de la tarde y se podrá seguir por las redes sociales de Rutas del Conflicto.

Puede ver todos los episodios de la primera temporada haciendo clic aquí.

Aquí puede ver el primer episodio de la segunda temporada de ¿Cómo nos quitan la tierra?

Comparte: