Colombia + 20

24 Jun 2022 - 11:06 p. m.

La apuesta de Marta Ruiz por narrar el conflicto para llegarle a toda Colombia

Marta Ruiz es una de las 11 comisionadas de la verdad que ha trabajado en la construcción del informe final de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad desde 2018. Su trayectoria periodística cubriendo el conflicto armado, por más de 20 años, le ha brindado herramientas para apoyar procesos de reconocimiento, proponer una escritura más cercana a los y las colombianas, y ser quien actualmente lidera el capítulo de Narrativa Histórica dentro de esta institución.
Marta Ruiz es periodista, una de las 11 comisionadas de la verdad y quien actualmente lidera el capítulo de Narrativa Histórica que hará parte del Informe Final de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, el cual se entregará el próximo 28 de junio.
Marta Ruiz es periodista, una de las 11 comisionadas de la verdad y quien actualmente lidera el capítulo de Narrativa Histórica que hará parte del Informe Final de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, el cual se entregará el próximo 28 de junio.
Foto: Carlos Rosas - Mauricio Alvarado Lozada

Marta Ruiz es una periodista paisa graduada de la Universidad de Antioquia. Durante su trayectoria profesional, desde la televisión, la prensa escrita y digital, ha investigado el conflicto armado en el país, recorriendo ciudades y veredas para escuchar a las víctimas, combatientes, soldados y demás actores de la guerra. Su experiencia trabajando estos temas en medios de comunicación como revista Semana, Semana Rural y la revista Arcadia la llevó a construir una sensibilidad para la escucha y la escritura que sus colegas en la Comisión de la Verdad resaltan como una de sus grandes fortalezas.

Javier Benavides, asesor de la comisionada, le contó a Colombia+20 cómo la trayectoria periodística de Ruiz le ha dado grandes enseñanzas a su equipo y ha hecho que existe una pregunta constante: ¿a quién le están escribiendo? “Me ha gustado mucho trabajar con ella por esa sensibilidad con la escritura. Los académicos solemos ser un poco acartonados, plagados de conceptos haciendo más difícil lo difícil y no intentando simplificar la complejidad del mundo, entonces ella nos ha enseñado a estar pensando constantemente en cómo escribimos y quién nos va a leer”, dice.

Además: Villarrica revivió la memoria de un hito censurado del conflicto en Colombia

La comisionada Ruiz tiene a su cargo la escritura del capítulo de Narrativa Histórica que, según la Comisión de la Verdad, integrará los hitos que han marcado la historia del conflicto en el país desde 1948, las claves de su evolución y los factores de persistencia hasta la actualidad. Para algunos funcionarios de esta entidad, este capítulo es crucial en la próxima entrega del informe final porque funcionará como el contexto base para entender las múltiples verdades de cómo ha sido la guerra en Colombia, sus actores, impactos y caminos para la no repetición.

“Nuestra intención no es construir un texto más sobre la historia de Colombia y del conflicto armado sino intentar incorporar los aprendizajes, las lecciones e incluso, hasta los mea culpa que hacen los actores sociales y políticos en ciertos momentos los cuales, fueron capturados por la Comisión durante el trabajo que se hizo”, resaltó Benavides.

El asesor de la comisionada Ruiz también agregó que el capítulo estará presentado bajo una “idea shakespeariana”, es decir, por medio de escenas que evidencian la tensión entre los actores y el relato más vivencial de los hitos del conflicto armado colombiano.

Su especialización en libreto de televisión de la Universidad Javeriana, y su maestría en Estudios Políticos de la Universidad Nacional de Colombia, le brindó a la comisionada Ruiz la consolidación de herramientas investigativas y de difusión enfocadas a todo tipo de audiencias, y al mismo tiempo, unos temas claves para la comprensión de lo que ha vivido Colombia por más de 60 años. El problema de la democracia colombiana y el narcotráfico son dos de esos temas claves a los que la comisionada le ha apostado para narrar el conflicto armado en el país.

“El problema de la democracia colombiana es clave pero viéndolo desde varias aristas, no solamente desde la decisión de solucionar problemas o conflictos sociales por la vía armada, sino también complejizar la visión de que tenemos “una de las democracias más estables” pero con un problema de guerra tremendo”, explicó Javier Benavides a Colombia +20.

En el caso del narcotráfico, Benavides explicó que ha sido otro tema de interés central de la comisionada para comprender la persistencia de la guerra desde esta perspectiva y la formación del narcotráfico como un actor político. “Para ella el narcotráfico es un actor político que desde el principio del conflicto armado ha jugado un papel por varias vías, que ha generado una crisis de gobernabilidad al Estado, una crisis institucional y la falsa dicotomía que se ha generado sobre cuáles actores son criminales y cuáles son políticos, ya que los actores armados como las guerrillas, los paramilitares y los narcotraficantes tienen tanto de criminales como de políticos”, resaltó.

En junio de 2019 en el marco del encuentro #HablemosDeVerdadEnValledupar, realizado por Colombia +20, la comisionada Marta Ruiz realizó una intervención que condensa las apuestas que ha realizado para analizar las dinámicas del conflicto armado en Colombia desde la Comisión de la Verdad. “Así como la guerra es fruto de las decisiones humanas, vivir en paz también es una construcción humana y social. La construcción de paz, la construcción de verdad requiere de mucha democracia, de mucho pluralismo y esa palabra pluralismo tiene que jugar mucho en nuestras sociedades porque es la posibilidad realmente de que todas voces sean escuchadas y ese es el compromiso de esta Comisión”, expresó.

La comisionada que apadrinó la macroregional del Caribe e Insular

Marta Ruiz trabajó muy de cerca al equipo de la macroregional del Caribe e Insular de la Comisión de la Verdad desde octubre del 2018. Ana María Ferrer, coordinadora de ese equipo y quien también es periodista, le narró a Colombia +20 que conoció a la comisionada en 2014 cuando Ruiz era directora editorial del portal periodístico Verdad Abierta y en el proyecto Antonio Nariño de la Fundación para la Libertad de Prensa. “Ya nos conocíamos desde hace muchos años antes pero ya en la Comisión comenzamos en 2018 una fase de alistamiento y preparación, específicamente en el Cesar y La Guajira para entablar conversaciones con sectores que habían sido poco escuchados como los ganaderos y los empresarios”, recordó Ferrer.

En 2019 con la instalación de las cinco Casas de la Verdad, espacios creados en Valledupar, Sincelejo, Barranquilla, Santa Marta y Montería por la Comisión para tener una interlocución más directa con las víctimas en los territorios, Ana María Ferrer junto a su equipo y la comisionada Marta Ruiz iniciaron la fase de escucha que les permitió recoger más de 2.184 testimonios en la región Caribe e Insular. “Logramos en el Caribe más de 2.184 testimonios de empresarios, políticos, sindicalistas y periodistas para tener en cuenta la verdad del Caribe. También pudimos consolidar el caso del secuestro en el Cesar, pues fue uno de los departamentos con más casos registrados en la época de la guerra y fue un hecho victimizante que estuvo más presente en esta historia”, recordó Ferrer.

La coordinadora de la macroregional Caribe e Insular también destacó el aporte de la trayectoria periodística de la comisionada Marta Ruiz al trabajo que realizaron en esta zona del país. “Ella conocía Montes de María, la Sierra Nevada, las dinámicas de violencia en la Serranía del Perijá, en la Alta Guajira, tenía una mirada muy general del Caribe porque a través de su ejercicio periodístico logró recolectar insumos e historias que le permitió entender la guerra colombiana antes de ser comisionada y nos facilitó ponernos de acuerdo sobre cuál iba a ser la ruta de investigación y que necesitábamos recorrer aquí en el Caribe”, expresó Ferrer.

Durante el trabajo realizado en esta parte del país con la Comisión de la Verdad, se realizaron 12 diálogos de No Repetición, dos eventos de reconocimiento de responsabilidades con excombatientes de Farc e integrantes de la Fuerza Pública. Según los integrantes de esta macroregional, estos espacios brindaron la posibilidad de entender el diálogo como herramienta para superar el odio, el dolor y la tristeza que ha dejado el conflicto en el país.

“Humanizar el conflicto, entender que aquí nadie ganó, todos perdimos, de ahí la necesidad de reconocernos, a pesar de las diferencias, y avanzar para trabajar por las garantías de no continuidad del conflicto, ese fue el legado que nos dejó el trabajo con la comisionada Marta Ruiz”, le manifestaron a Colombia +20 el equipo de la macroregional Caribe e Insular.

Dentro de su trabajo en la Comisión de la Verdad, la comisionada Ruiz también ha dedicado esfuerzos al esclarecimiento sobre el papel de los medios de comunicación en el conflicto armado. Uno de ellos se materializó en el Espacio de Escucha “Entre el deber de informar y la primicia del conflicto”, realizado el 8 de febrero de 2021, y que contó con la participación de Ignacio Gómez, subdirector de Noticias Uno; Juan Diego Restrepo, director de Verdad Abierta; Carmen Rosa Pabón, periodista araucana; Orley Durán, periodista fundador de la Red de Emisoras Comunitarias del Magdalena Medio AREDMAG; y Hollman Morris, periodista fundador de Contravía.

La cercanía con los medios de comunicación no solo fue desde un rol como reportera sino también como directora editorial. Entre los años 2014 y 2015, Marta Ruiz tuvo este cargo en el portal periodístico Verdad Abierta. Una periodista que trabajó con Ruiz en este medio de comunicación digital le relató a Colombia +20 cómo recuerda el trabajo de la comisionada como directora editorial de Verdad Abierta y los aportes de su trayectoria al trabajo que realiza en la Comisión de la Verdad.

“Es una excelente editora, dispuesta siempre a compartir su experiencia, con una mirada crítica y enfocada en retratar las complejidades del conflicto armado en los territorios, a contar también las experiencias positivas y de paz desde las comunidades. El conocer el país y conversar con tantos actores de la sociedad le dio los elementos para impulsar los procesos de investigación y esclarecimiento de la Comisión”.

La comisionada Marta Ruiz ganó el premio Rey de España por una serie de artículos sobre el escándalo de la parapolítica en 2008 y el premio Simón Bolívar por su artículo “La barbarie que no vimos”. En su juventud, militó en el Ejército de Liberación Nacional y según registros del portal La Silla Vacía, también perteneció a la Corriente de Renovación Socialista, conocida como un grupo disidente del Eln y el cual firmó un acuerdo de paz en 1994 con el gobierno de César Gaviria.

Síguenos en Google Noticias