Colombia + 20

8 Jul 2022 - 2:00 a. m.

Las polémicas que dejó la gestión de Darío Acevedo como director del CNMH

Su administración fue cuestionada por académicos, expertos, organizaciones de víctimas y subalternos, entre otras cosas, por la visión que tenía del conflicto armado en Colombia. Este jueves y tras poco más de tres años al frente de la entidad, Acevedo presentó su carta de renuncia.
Durante los tres años de gestión, el director del Centro Nacional de Memoria Histórica fue citado a dos sesiones de control político en el Congreso de la República.
Durante los tres años de gestión, el director del Centro Nacional de Memoria Histórica fue citado a dos sesiones de control político en el Congreso de la República.
Foto: Mauricio Alvarado Lozada

Darío Acevedo se posesionó como director del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) en febrero de 2019. Con su renuncia quedan muchos temas pendientes, incertidumbre sobre el futuro de esta entidad y una promesa sin cumplir: la entrega del Museo de Memoria, que aseguraban sería inaugurado antes del 7 de agosto del 2022. Junto a este tema, se suman la no inclusión del paramilitarismo como actor dentro del conflicto armado en el guion de este museo, un desfile de funcionarios que dejaron su su entidad, en algunas ocasiones por diferencias en su trato con las víctimas, la negación del conflicto a lo largo de su dirección y algunos eventos de censura que terminaron de quebrar la relación de Acevedo con las organizaciones del país. Aquí un recuento:

1. Museo de Memoria de Colombia

El 5 de febrero del 2020 se puso “la primera piedra” del Museo de Memoria en un evento simbólico que contó con la participación del mismo Acevedo, el presidente Iván Duque, representantes del gobierno y de organizaciones de víctimas y las Fuerzas Militares. Entonces se dijo que la construcción estaría terminada en 2022. Esa promesa se convirtió en la principal apuesta de Acevedo y del presidente Duque, quien en noviembre del 2021, en el aniversario de la firma del Acuerdo de paz, afirmó lo siguiente: “Hoy puedo comprometerme que antes del 7 de agosto de 2022 estará terminado e inaugurado el museo de la memoria histórica de Colombia”.

Más información en: El Museo de la Memoria está en riesgo, advierten sus funcionarios

Sin embargo, la placa conmemorativa y el árbol de yarumo sembrado el 5 de febrero del 2020, instalados en el terreno ubicado entre la avenida Calle 26, la carrera 29 y la avenida de Las Américas en Bogotá, siguen esperando que la construcción y entrega del Museo de la Memoria sea una realidad. Al igual que todo el país y las víctimas quienes estuvieron en desacuerdo, desde el inicio, con la posesión de Acevedo como director del Centro.

2. Guion de memoria sin paramilitarismo

A inicio de junio de este año, el equipo de Colombia +20 le solicitó al Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) el “Plan y guion museológico para el Museo de Memoria de las Víctimas”, publicado el 26 de abril en su página web. En esa publicación, el Centro afirmó que el Consejo Directivo de la entidad había dado el visto bueno de estos documentos que serían la base del funcionamiento del museo.

La entidad remitió un documento de 57 páginas – no 75 – que consultamos con varios expertos y conocedores en la materia, incluso varios de los cuales habían trabajado en ese proyecto pero que salieron de la entidad por diferencias con la dirección general en cabeza de Acevedo. Uno de los apartados estaba focalizado en el surgimiento de las guerrillas (Farc, Eln, Epl y M-19) y las mafias del narcotráfico. Respecto al rol de los grupos paramilitares en el conflicto armado, se define solo como “una crisis de seguridad ante el auge de poderosas mafias que atacaron al Estado y la presencia de guerrillas que se resistieron a una negociación realista y que, además, se involucraron en el negocio del narcotráfico”.

Para más información: En el guion del Museo de Memoria de Darío Acevedo no existen los paramilitares

Algunos exfuncionarios de la entidad que fueron consultados también manifestaron su preocupación e inconformidad porque en dicho documento no se tuvo en cuenta el trabajo previo que realizaron los equipos de investigación del Centro. Una de ellas es Cristina Lleras, quien fue una de las curadores de la exposición Voces para Transformar a Colombia y del documento publicado en 2017 con los lineamientos del centro. “Se hizo un esfuerzo muy grande en 2018, por supuesto con muchas cosas para trabajar, pero ¿por qué lo que estoy leyendo cuatro años después es una cosa totalmente diferente, que dice que lo tiene en cuenta, aunque yo no veo cómo? ¿Nos vamos a pasar en estas cada cuatro años? Acabamos de perder cuatro años”, resaltó.

3. Desfile del funcionarios

Hasta noviembre de 2021, ocho funcionarios habían pasado por las dos principales direcciones de esa entidad: Construcción de Memoria, que produce la investigación sobre el conflicto armado, y el Museo de Memoria, que será el lugar para las víctimas de la guerra en Colombia.

Lo curioso en el caso del Museo de Memoria es que se trata de personas que el mismo Acevedo ha traído para dirigir esa entidad porque tenían una relación de confianza, pero que renunciaron argumentando diferencias irreconciliables con el director. En su mayoría, las personas que ocuparon estos cargos renunciaban a los pocos meses de haber sido posesionados. El desfile de funcionarios en el Centro Nacional de Memoria Histórica respondió principalmente, según sus protagonistas, a las diferencias en el diálogo con las víctimas que realizaba la entidad.

El panorama más crítico estuvo en la dirección de Construcción de Memoria, pilar del CNMH al ser la encargada de todas las investigaciones e informes que produce la entidad. Desde la posesión de Acevedo hasta hoy, ya son cinco las personas que han estado al frente de esa dirección. Las cuatro primeras renunciaron tras pocos meses de trabajo.

4. Negación del conflicto

El senador Iván Cepeda envió un informe en junio del 2021 a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para la memoria, la verdad y la justicia, y al relator especial de las Naciones Unidas para la promoción de la verdad, la justicia y la reparación, denunciando que Darío Acevedo había violado los derechos de varias víctimas.

Read more!

En el documento conocido por Colombia +20, el senador Cepeda recopiló varias acciones realizadas por Acevedo desde el 21 de febrero del 2019, fecha en la que se posesionó. Para ese entonces, habían pasado dos años y cuatro meses de la gestión de Acevedo. “Luego de dos años y cuatro meses de gestión podemos advertir que los derechos de las víctimas del conflicto armado y de graves violaciones a los derechos humanos han sido vulnerados y se encuentran en riesgo de ser violentados con la puesta en marcha del Museo de Memoria”, sostiene el documento de 11 páginas.

La principal acción reprochada por el senador, las víctimas y expertos en estos temas es el negacionismo que profesaba Acevedo sobre las violaciones a los derechos humanos cometidos durante el conflicto armado. Un ejemplo de ellos fue en junio del 2021, cuando el director del Centro Nacional de Memoria Histórica calificó de “infame” la campaña ¿Quién dio la orden? de organizaciones sociales que busca visibilizar a las víctimas de las ejecuciones extrajudiciales, en el marco del foro “Víctimas de las Fuerzas Militares, Policía Nacional y sus familias en el conflicto”, convocado por la Universidad Militar.

5. La censura

Voces para Transformar a Colombia y SaNacciones, diálogos de la memoria fueron las dos exposiciones por posibles alteraciones de censura por parte del exdirector del Museo de la Memoria, Fabio Bernal, y Darío Acevedo. La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) emitió el pasado 20 de agosto el Auto AT 1757 de 2021 con el que decretaron la toma de testimonios de presentantes de los pueblos indígenas y funcionarios del Centro, al igual que los implicados Fabio Bernal y Darío Acevedo.

Las acciones de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para proteger estas exposiciones iniciaron en mayo del 2020 con Voces para transformar a Colombia, que era la obra piloto del Museo de la Memoria. Esta entidad del Sistema Integral para la Paz intervino emitiendo medidas cautelares sobre la obra tras conocerse que desde la dirección de Darío Acevedo se pretendía alterar ejes de la exposición, que podría en riesgo los derechos de algunas de las víctimas, y que tampoco se autorizaría la presentación en otras ciudades, como ya se había realizado en Bogotá y Medellín.

Tras estos inconvenientes, nació SaNaciones, diálogos de la memoria, una exposición transmedia que exploraba las formas de sanar de ocho pueblos indígenas: nasa, wiwa, awá, barí, huitoto, muinane, bora y okaine. Esta apuesta fue creada por el equipo de Curaduría del Museo y el grupo de Enfoque Étnico que se basó en una exposición llamada Endulzar la Palabra creada en 2017. Los problemas que se presentaron con esta obra provinieron de las directivas del Centro, quienes pedía remover las alusiones a la palma y a la minería ilegal, aun cuando en el informe nacional de pueblos indígenas de ese mismo centro ese fenómeno está bien documentado, y la prohibición de hablar sobre “la larga duración de las violencias” y de la conquista española” porque “no se podía ir tan atrás”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.