28 Feb 2020 - 2:07 p. m.

Aliadas de la calidad de vida de los colombianos

Las cajas de compensación tienen el objetivo de cerrar brechas sociales a través de un mecanismo que garantiza la distribución de la riqueza y el retorno al sector empresarial en términos de productividad y consumo. Ejemplos.

El Espectador

El Sistema de Compensación Familiar es el referente de la protección social en Colombia, donde las cajas de compensación familiar cobran gran relevancia porque cumplen con el objetivo de cerrar brechas sociales a través de un mecanismo que garantiza la distribución de la riqueza y el retorno al sector empresarial en términos de productividad y consumo.

“Creemos en los trabajadores, por eso desde hace 65 años creamos incentivos a la formalidad para ellos y sus familiares por medio de las cajas de compensación familiar. Incentivos que buscan el bienestar integral a través de servicios y beneficios como cuota monetaria, educación, vivienda, salud, cultura, recreación y turismo, entre otros”, asegura la Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familiar (Asocajas).

Esto es posible gracias al aporte del 4 % de los empleadores, quienes afilian a sus trabajadores y sus familiares al sistema. Y si un trabajador independiente quiere afiliarse a una caja de compensación familiar, debe aportar 0,6 % sobre la base de un salario mínimo mensual vigente o el 2 % sobre sus ingresos.

“El Sistema del Subsidio Familiar se ha consolidado como el patrimonio social más grande del país y, a través de un manejo equitativo y eficiente, gestiona los aportes de más de 685.000 empresas, convirtiéndolos en bienes y servicios sociales que benefician al 43,7 % de la población, sin mencionar a la población vulnerable”, dice Ernesto Herrera Díaz Granados, presidente de la junta directiva de Asocajas.

Calidad de vida, dignidad, oportunidades en educación, vivienda, salud, cultura, recreación y turismo son elementos claves para que millones de personas se beneficien de los servicios y productos de las cajas de compensación familiar, que además se destacan en diferentes categorías.

Por ejemplo, la Secretaría para las Américas de la Organización Internacional de Turismo Social (OITS), con sede en Montreal (Canadá), reconoció, durante el certamen Colombia Travel Expo, a Comfenalco Antioquia por la contribución a la difusión de buenas prácticas de turismo social en el mundo.

Esta caja es un referente de turismo social en el mundo por aplicar las mejores prácticas de un turismo solidario y accesible, por llegar a las zonas más apartadas del departamento y ofrecer oportunidades de recreación a las familias en parques recreativos, parques ecológicos, alojamiento y servicios de camping.

Por su parte, Compensar, la caja con mejor reputación del país, según Merco, el monitor empresarial de reputación corporativa, asegura que “como entidad de seguridad social facilita a sus afiliados, a través de los planes de bienestar, un amplio portafolio de servicios que les permite, mediante su utilización empresarial e individual, generar condiciones que favorecen el desarrollo personal y laboral de sus trabajadores y grupo familiar”.

Las cajas de compensación, entonces, buscan el cumplimiento de propósitos de la comunidad laboral, asociados con calidad de vida, desarrollo personal y profesional, clima laboral y productividad. La labor conjunta generada por la interacción con sus afiliados permite conocer opiniones, sueños y expectativas, así como afianzar su incondicional voluntad de servicio en procura de brindar el mejor esfuerzo para la construcción de una sociedad más justa y equilibrada.

En Colombia existen 43 cajas de compensación familiar, presentes en cada uno de los departamentos. Los empleadores que ocupen uno o más trabajadores permanentes están obligados a afiliarse a una caja de compensación y sus empleados serán los beneficiarios del subsidio familiar.

Los beneficios y tipo de subsidios que se le prestan al trabajador dependen de la categoría a la cual pertenece, con base en sus ingresos declarados.

Quienes devengan hasta 2 SMMLV son categoría A. Quienes devengan hasta 4 SMMLV son categoría B y quienes devengan más de 4 SMMLV son categoría C.

Estos son solo algunos beneficios con los que cuenta al ser parte de una caja de compensación familiar.

Comparte: