19 Nov 2021 - 8:40 p. m.

“Son 18 meses de sufrimiento”: Familiares de enfermera de Barranquilla

La familia de Marilyn Pérez, quien murió por Covid 19 en 2020, exigió a Medicina Legal una pronta investigación sobre el cuerpo exhumado en Barranquilla el pasado miércoles. El cuerpo de la enfermera fue entregado a otra familia después de su muerte.
Marilyn Pérez prestó sus servicios, por más de 20 años, en el Hospital Juan Domínguez Romero de Soledad. Imagen de referencia.
Marilyn Pérez prestó sus servicios, por más de 20 años, en el Hospital Juan Domínguez Romero de Soledad. Imagen de referencia.
Foto: Alcaldía de Soledad

Los familiares de Marilyn Pérez pidieron expresamente a Medicina Legal que el análisis del cuerpo se haga en el menor tiempo posible, debido a que los resultados del caso de José Muñoz (cuerpo entregado por equivocación), tardaron alrededor de ocho meses. Muñoz falleció a los 64 años a causa de coronavirus.

“Nosotros podemos asumir que en la bóveda donde supuestamente se encontraba el cuerpo de don José está el de mi hermana, ya que en el que se suponía que estaba el de Marilyn, en realidad se encontraba el de este señor. Esto ha sido una pesadilla, una tragedia para toda la familia y queremos que ella descanse en paz”, dijo Eliana Pérez, hermana de Marilyn Pérez, sobre la exhumación realizada por el CTI y Medicina Legal el pasado 17 de noviembre. El procedimiento fue llevado a cabo en el cementerio Jardines de la Eternidad, de Barranquilla

La familia también sostuvo que seguirán en el proceso jurídico por daños y prejuicios morales contra la Clínica Pardo y al cementerio Jardines de La Eternidad. “El cementerio se negó en dos ocasiones a hacer el proceso de exhumación, ya que argumentaban que no había una orden judicial. Todo esto que hemos conseguido es gracias a las acciones jurídicas que hemos emprendido, ya que la clínica nunca nos dio solución de nada. Queremos que respondan por lo que nos han hecho”, indicó Eliana.

“Anhelamos que ese sí sea su cuerpo para acabar con esta incertidumbre. Han sido casi 18 meses de sufrimiento por no poder despedir a mi hermana como queremos para darle cristiana sepultura. Al parecer, sí podría ser el cuerpo de ella, ya que la bolsa se veía con las medidas de ella y por el rótulo que tenía su nombre. Ahora esperamos las pruebas científicas de Medicina Legal”, concluyó.

Recibe alertas desde Google News