18 Aug 2020 - 6:16 p. m.

Zoológico de Barranquilla solo tendría presupuesto para mantenerse durante agosto

Desde el lugar afirman que sus 800 animales están teniendo los cuidados necesarios, pero sin recursos no podrían garantizar por mucho más tiempo su bienestar.

Ahora, más que cualquier momento durante la pandemia, el Zoológico de Barranquilla se encuentra en aprietos económicos. La emergencia sanitaria, con sus efectos colaterales tocó las puertas del lugar que alberga a más de 130 especies de animales y 166 de flora en la capital del Atlántico.

Por medio de un comunicado, las directivas del lugar expresaron que si bien no han abierto al público desde el 17 de marzo de 2020, los cuidados por los animales y las plantas que tienen siguen al día.

Sin embargo, por el mismo hecho de no poder hacer caja con sus ingresos regulares, señalan que de seguir así solo se podrán mantener financieramente el zoológico durante agosto.

También le puede interesar: Un “baby boom” en el zoológico de Pereira durante la pandemia

Puntualmente, voceros de la Fundación Zoológica y Botánica de Barranquilla, manifestaron que “no podremos seguir garantizando el bienestar de los animales y tendrán la necesidad de ir prescindiendo de quienes los cuidan, los curan y, finalmente, de quienes los alimentan”.

A su vez, las directivas del lugar dicen que se encuentran esperando una serie de ayudas económicas que les prometió la Alcaldía y la Gobernación del Atlántico que serían destinadas, especialmente para los animales que requieren cuidados especiales, como los elefantes, caimanes o los osos de anteojos.

La situación no es para menos. Farah Ajami Peralta, directora ejecutiva de la Fundación Botánica y Zoológica de Barranquilla, insiste en que una reapertura los salvaría y precisa que en las últimas semanas los gastos se han reducido a un mínimo de $200 millones de pesos mensuales; los cuales se verían aumentados en cerca de $350 millones en caso de una eventual reapertura.

“Espero que el Gobierno atienda este clamor, con el fin de abrir las puertas nuevamente a los amantes de la naturaleza, para que se reencuentren con este ícono de la ciudad y construyan nuevos recuerdos”, concluyó Peralta.

Comparte: