29 Jul 2019 - 8:17 p. m.

Colombia: un país sin garantías para las víctimas de trata

Este es el tercer negocio ilícito más rentable en el mundo, después del tráfico de armas y del de drogas, según Naciones Unidas.

Daniela Vargas y Estefanía Pardo

No todas las víctimas logran escapar o se atreven a denunciar por miedo o intimidaciones de sus captores. / Getty Images
No todas las víctimas logran escapar o se atreven a denunciar por miedo o intimidaciones de sus captores. / Getty Images

La trata de personas, también conocida como la esclavitud del siglo XXI, es un fenómeno que ha sido parte de la historia de la humanidad y es también uno de los menos entendidos. Pese a que su definición pueda reducirse a la explotación sexual, existen más de 10 modalidades reunidas en cinco grandes grupos: extracción de órganos, explotación sexual, matrimonio servil, mendicidad ajena y trabajo forzado.

La trata es un delito consagrado en el Código Penal colombiano, y es definido como “el traslado al interior o fuera del país de una persona con fines de explotación sin importar el género, la edad o el lugar de origen de las víctimas”, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). La condena en Colombia por incurrir en este delito es de 13 a 23 años de prisión y una multa de 800 a 1.500 salarios mínimos legales mensuales vigentes, así lo aseguró a El Espectador Mario Gómez, fiscal de Infancia y Adolescencia.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.