10 Nov 2014 - 1:35 p. m.

Disturbios en partido del América de Cali dejaron 18 heridos

Decenas de hinchas de la barra Barón Rojo del América invadieron el terreno de juego y causaron desmanes dentro y fuera del estadio Pascual Guerrero de Cali.

Redacción Nacional

Alrededor de 18 personas heridas, daños en equipos de transmisión satelital y fuertes enfrentamientos entre hinchas y la Policía fue el balance que dejó el partido disputado este domingo entre el América de Cali y el Deportivo Pereira, en el estadio Pascual Guerrero de la capital del Valle del Cauca.

Los disturbios se registraron sobre el minuto 27 del segundo tiempo del encuentro, cuando el equipo rojo perdía 2 por 0. Según las autoridades, un grupo de hinchas invadió el terreno en protesta por el mal rendimiento del América, lo que obligó a la suspensión del partido.

Se estima que los hinchas –pertenecientes a la barra Barón Rojo, que estaban en la tribuna sur– alcanzaron a agredir a un jugador del América y protagonizaron desmanes dentro y fuera del estadio.

Los heridos –entre ellos un operario de la cadena Win Sports, quien recibió una puñalada– fueron trasladados al Hospital Universitario del Valle, que en las próximas horas divulgará un parte médico de los lesionados.

De acuerdo con Iván Gómez, operador del equipo satelital de la cadena Win Sports (encargado de la transmisión del encuentro) una de las unidades móviles del canal fue atacada por los hinchas.

“La transmisión iba bien, estábamos haciendo un cubrimiento normal, cuando de repente vimos una oleada de hinchas que empezaron a atacar la unidad satelital y dañaron la guía de onda, la antena y uno de ellos intentó ingresar al camión para dañar los demás equipos”, explicó el operador en diálogo con Noticias Caracol.

Los hinchas causaron además afectaciones a dos buses del sistema de Transporte MÍO, los cuales fueron atacados con piedras, así como las instalaciones del estadio y los locales comerciales de los barrios San Fernando y El Templete.

Se presume que cerca de 70 sillas de la parte sur del estadio Pascual Guerrero, así como dos baterías de baños, resultaron destruidas en medio de los hechos.

Las autoridades deportivas estudian serias sanciones contra el América de Cali, que podría jugar a puerta cerrada sumado a una multa económica. Entretanto, la Alcaldía de Cali podría no prestar más el escenario o en su defecto cerrar definitivamente la tribuna sur para la barra roja.

Comparte: