Publicidad
8 Feb 2022 - 5:43 p. m.

Emcali demandará a Claro por irregularidades en el acceso al servicio de energía

De acuerdo con el gerente de la Empresa Municipales de Cali no solo se evidenciaron fuentes de energía ilegales, sino que además la empresa de telecomunicaciones aumentaron la demanda de energía que se les había autorizado.
Imagen de referencia. Desde el pasado 2 de febrero se inició la desconexión de los puntos de Claro.
Imagen de referencia. Desde el pasado 2 de febrero se inició la desconexión de los puntos de Claro.
Foto: Emcali

La polémica entre Emcali y Claro no termina. Aunque ya se restableció el servicio de internet en el sur y oriente de Cali, luego de que la empresa de telecomunicaciones pagó la deuda por las conexiones ilegales, este martes 8 de febrero, el gerente de las Empresas Municipales de Cali, Juan Diego Flórez, indicó que demandarán a Claro por las irregularidades que se presentaron.

“Estaban robando fluidos. Y además de eso, otra cosa ilegal que hicieron fue aumentar la demanda de energía que se les había autorizado, sin reportarlo a la empresa Emcali. Esas dos conductas, además de que son fraudulentas, configuran un delito que se llama defraudación de fluidos por la cual nosotros los hemos denunciado penalmente ante la Fiscalía, y estamos a la espera de que los organismos competentes y la Superintendencia, quienes hagan de juez natural de esto, tomen las acciones pertinentes”, indicó a El País de Cali Flórez

Sumado a esto, reprochó que funcionarios de Claro reconectaron fuentes de energía sin la autorización de Emcali. “Además de eso, tampoco pueden ellos, ni ellos ni nadie, meterle la mano a las redes de Emcali, porque estaban intentando reconectar ellos mismos en su afán y eso no se puede hacer tampoco”, dijo Florez a El País.

La controversia entre las dos compañías inició en 2018, cuando Emcali, que es una compañía dedicada a la prestación de servicios públicos, inició una reorganización estratégica de redes, en la que encontraron 172 equipos de Claro que no estaban censados ni contaban con autorización de uso.

Ante esto, Emcali cobró a la empresa de telecomunicaciones alrededor de $19.000 millones, de los cuales Claro pagó $7.000 en enero de este año y se comprometió a financiar el restante, pero, según Emcali, a la par Claro interpuso acciones legales para no pagar el resto del dinero e incumplió los plazos que se establecieron, por lo que el fin de semana se decidió cortar las fuentes de energía.

En respuesta, Claro indicó que ya pagó y “se reserva el derecho de tomar toda acción legal y penal que dé lugar para defender el correcto acceso a Internet en la ciudad”, pero cuestionó que Emcali haya comenzado el fin de semana a ofrecer el servicio de fibra óptica, por lo que pidieron a la “Superintendencia de Servicios Públicos, Superintendencia de Industria y Comercio, Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Ministerio de Minas, Fiscalía, Procuraduría y a todos aquellos que ejercen autoridad, para que no permitan que los directivos de Emcali realicen este tipo de acciones claramente contrarias a la competencia”.

Síguenos en Google Noticias