Publicidad
13 Jul 2022 - 3:00 p. m.

Falleció otro recluso de la cárcel de Tuluá, ya son 55 las víctimas del incendio

Johan Arenas Vallejo, de 20 años, se encontraba en una UCI del hospital Tomás Uribe de Tuluá.
El incendio se presentó en la madrugada del 28 de junio, luego de que se registró una riña entre los reclusos del pabellón 8.
El incendio se presentó en la madrugada del 28 de junio, luego de que se registró una riña entre los reclusos del pabellón 8.
Foto: EFE - Ernesto Guzmán Jr.

El drama tras el incendio en la cárcel de Tuluá no termina. Las autoridades confirmaron la muerte del joven de 20 años, Johan Arenas Vallejo, quien resultó herido en la tragedia y permanecía en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital Tomás Uribe de Tuluá.

“A las 6:45 de la noche falleció esta persona, que tenía 20 años y estaba hospitalizado por los efectos tóxicos y los gases, humo y vapores”, dijo la secretaria de salud del Valle, María Cristina Lesmes.

Sumado a esto, la funcionaria aseguró que por lo menos 20 reclusos continúan internados en centros asistenciales en Tuluá y Cali, como consecuencia del incendio que se presentó hace 15 días. De estos, 12 estarían en UCI.

Por su parte, la Personería de Tuluá señaló que de los que se encuentran en el municipio, cuatro están con pronóstico reservado, mientras que el resto se recupera con satisfacción.

El incendio se presentó en la madrugada del pasado 28 de junio, en el pabellón 8 de la cárcel de Tuluá, luego de que se presentó una riña entre los reclusos. La tragedia deja hasta el momento 55 muertos y más de 20 heridos, como consecuencia de las quemaduras y la inhalación de humo.

“Se sabe que alrededor de las 10:30, 11:00 de la noche, ya había muertos por arma cortopunzante y eso Medicina Legal lo tendrá que corroborar en las autopsias, porque se sabe que muchos internos murieron antes, inclusive del mismo incendio”, denunció la Corporación Pro Internos y sus Familias de Colombia (Corpifamco). Hecho que ya investigan las autoridades.

Tras el incendio, y verificación de la Procuraduría, se ordenó el traslado de más de 300 presos de los pabellones 8, 9, 10 y 11, ante el riesgo de una nueva emergencia, debido a que las instalaciones no cuentan con los estándares de seguridad.

Por estos traslados, se habrían generado amenazas contra los guardianes del Inpec de la cárcel de Tuluá, quienes pidieron protección.

Síguenos en Google Noticias