Publicidad
24 Nov 2022 - 12:10 p. m.

Las razones de los bloqueos en Buenaventura

Las afectaciones por la temporada de lluvias motivó a las comunidades a salir a protestar. Aunque levantaron, temporalmente, el bloqueo mientras se dialoga con el Gobierno Nacional, los camioneros siguen impidiendo el paso que dirige al puerto.
Imagen de referencia. Las vías de acceso al puerto se han visto afectadas por las fuertes lluvias del último mes.
Imagen de referencia. Las vías de acceso al puerto se han visto afectadas por las fuertes lluvias del último mes.
Foto: JOSE VARGAS ESGUERRA; El... - JOSE VARGAS ESGUERRA

En los sectores de Cisneros y La Delfina, sobre el único corredor que comunica al puerto de Buenaventura con el resto del país, se presenta desde hace tres días un bloqueo motivado por comunidades e indígenas de la zona que se han visto afectados por la segunda temporada de lluvias del año.

Aunque a la medianoche, los manifestantes indicaron que levantarían temporalmente el cierre, como muestra de voluntad para hablar con el Gobierno Nacional, los transportadores de carga siguen apostados en los puntos de El Credo, La Delfina, Los Tubos, La Víbora y Loboguerrero, impidiendo el paso de vehículos hasta que no se dé una situación definitiva que no los siga afectado.

“Los trasportadores que estamos aquí atravesados no vamos a desbloquear ni a dar paso para que no vayan a haber enfrentamientos de unos con otros. Aquí la gente está parada, atravesamos las mulas y que pasen entonces por encima. Porque abren, vuelven y cierran a las 9:00 y nos quedamos en Buenaventura varados. Que destapen definitivamente o no se mueve nadie de aquí”, dijo a El País uno de los representantes del gremio camionero.

Todo comenzó a empeorarse desde hace un mes, que la creciente de las aguas sobre la cuenca del Anchicayá y la del río Dagua, se llevaron más de 20 familias y destruyeron cuatro puentes, así como parte de la calzada de la vía Cali- Buenaventura, a la altura de Loboguerrero, lo que no solo perjudicó la movilidad desde y hacia la capital del Valle, sino que además dejó incomunicados a varios corregimientos.

Ante esto, se habilitó la vía alterna para vehículos ligeros, mientras que buses y transporte de carga tuvieron que comenzar a tomar el camino más largo por Buga, pero las lluvias también han afectado esta calzada, en la que tan solo la semana pasada se presentaron cuatro derrumbes en Arauquita y en el sector de Puente Tierra, que comunica a la reserva de Yotoco.

De acuerdo con Reinaldo, de la comunidad indígena nasa, tras la creciente del río Dagua las emergencias no han parado. “Ya llevamos un mes y nadie se pronuncia. El río sigue llevándose caminos y viviendas y nada, entonces se decidió tomarse las vías de hecho. Hay familias que a duras penas pudieron salir de sus viviendas con o que tenías puesto, por lo que se pide la intervención de los gobiernos locales y nacional, así como el apoyo con maquinaria amarilla, para alejar el río de los barrancos”.

Parte de los inconformismos surgen de la atención humanitaria a las familias y campesinos, ya que además de que la mayoría de las afectaciones se presentan en los consejos comunitarios, las ayudas han sido mínimas frente a las necesidades diarias de los afectados, así como temen que con la continuidad de las lluvias sean más las personas afectadas.

“El problema es que no tienen en cuenta las necesidades reales de la gente. Hay familias con más de cinco personas a las que les entregaron solo dos colchonetas o alimentos para 15 días, que por la cantidad de personas solo les alcanza para tres días”, indicó el indígena.

Es por eso que esta semana decidieron bloquear el paso en Cisneros y La Delfina a la espera de que el Gobierno Nacional establezca un diálogo y dé solución a sus problemáticas, y aunque señalan que desde el pasado 22 de noviembre habilitaron un corredor humanitario, los transportadores de carga decidieron bloquear completamente la vía, ante las afectaciones que este tipo de cierres les genera a ellos.

“Pedimos al Gobierno Nacional ayuda para poder salir de esta crisis porque llevamos cuatro días durmiendo en los carros. No encontramos cansados y ya se han acabado los alimentos y no sabemos qué hacer”, indicó uno de los conductores en uno de los videos difundidos en redes sociales.

Esto ha generado todo tipo de reacciones desde los gremios. De acuerdo con Colfecar, a diario por la zona transitan 6.000 vehículos y se movilizan alrededor de 50.000 toneladas, por lo que el Comité Intergremial del Valle, advierte que el cierre genera sobrecostos, en logística, cercanos a los $3.000 millones al día.

”La situación es muy preocupante, pues Buenaventura viene sufriendo una problamática social bien grande y ahora el municipio se encuentra prácticamente incomunicado y el único acceso y salida que tienen los vehículos es por Mediacanoa, que como es bien sabido es una vía apta solo para carros pequeños y no transporte de carga como el que está transitando ahora”, dijo Edwin Maldonado, director del Comité Intergremial.

Sumado a esto, resaltan la afectación a los habitantes del casco urbano de Buenaventura en la atención de necesidades básicas, así como en la economía del municipio y del país. “El puerto juega un papel clave en la economía colombiana al movilizar el 37 % del comercio exterior, por lo que la situación de esta ciudad y de sus habitantes debe ser una prioridad para el Gobierno Nacional. Reiteramos el llamado a encontrar soluciones a las afectaciones por la ola invernal, al igual que a las solicitudes que se hacen desde las comunidades para evitar que lleguen a las vías de hecho y se afecte el desarrollo y la competitividad de esta región del país”.

Desde la alcaldía de Buenaventura se informó que, junto a la gobernación, llevarán maquinaria amarilla para atender las zonas afectadas en riesgo, mientras que Invías hará la intervención del río Dagua, mientras continúan los trabajos para habilitar la vía a Cali, que podrán tardar más de seis meses.

Por su parte, el ministro del Interior, Alfonso Prada, pidió a la comunidad permitir el tránsito intermitente mientras llega la ayuda del Gobierno. “El alto Gobierno ha intentado movilizarse. Tuvimos problemas de cierre operativo del aeropuerto, pero a las seis de la mañana viajó una comisión de alto nivel con las ayudas, pero adicionalmente estamos movilizando la maquinaria necesaria para atender las angustias de la comunidad”.

Por lo pronto, las comunidades esperan que la reunión con los delegados del gobierno sea a las 9:00 a.m. y se atiendan las principales problemáticas relacionadas con la atención de los damnificados y la prevención de nuevas emergencias. De ser así, prometen desbloquear la vía antes del mediodía.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.