30 May 2014 - 5:13 p. m.

Mujer en Cali estuvo a punto de perder la vida por implantes PIP

Se trata de una joven que en 2006 se sometió a una intervención quirúrgica para aumentar el tamaño de sus senos. Esta semana descubrió que sus prótesis eran PIP.

Redacción Nacional

Han pasado casi dos años desde que estalló el escándalo de los implantes mamarios PIP (Poly Implant Prothèse) los cuales, además ser defectuosos, habrían sido fabricados con silicona industrial. Se estima que cerca de 1.500 colombianas accedieron a dichas prótesis que de acuerdo con los especialistas, deben ser retiradas ante el riesgo de que se revienten.

Recientemente, se conoció el caso de una mujer en la ciudad de Cali que estuvo a punto de perder la vida luego de que las prótesis se rompieran en sus senos.

Yo no sabía que tenía los implantes PIP hasta hace dos meses cuando empecé con dolor en el busto y los sentía como piedras, allí sospeché y le pregunté al médico que me operó, pero me negó que fueran los PIP”, manifestó la mujer al diario El País.

La joven –quien prefirió reservar su identidad– tuvo que ser trasladada el pasado lunes hasta el Hospital Universitario del Valle por cuenta de un fuerte dolor en su pecho. Al llegar al centro hospitalario, la mujer descubrió que tenía unos implantes PIP, cuyo líquido se esparció a lo largo de su pecho.

“Acudí al Hospital Universitario del Valle porque sabía que era la entidad que manejaba estos casos y allá no me prestaron atención en el momento indicado. Me dijeron que quién garantizaba que yo tuviera los PIP y así pasaron los días hasta que por medio de una ecografía descubrí que tenía los implantes rotos”, expresó la joven.

De acuerdo con la mujer, acudió en reiteradas oportunidades al hospital debido a los constantes malestares que le producían las prótesis. No obstante, denunció que no recibió el acompañamiento y tratamiento adecuado: “Estuve dos días en filtración y me dijeron que el programa estaba parado, ya al verme tan mal decidieron operarme, además me cobraron 700 mil pesos por retirármelos, los cuales no pagué”, indicó.

En este sentido, el director del centro hospitalario, Jaime Rubiano, señaló que la mujer fue atendida de manera oportuna: “por medio de una ecografía se determinó que tenía los implantes rotos y que debían ser retirados, lo que se hizo de inmediato, a ella jamás se le negó la atención prioritaria”, manifestó Rubiano.

El médico reconoció que el programa para retirar los PIP había sido suspendido, pero señaló que se espera que sea reactivado en una semana: “el programa los estamos reiniciando porque tuvimos unos problemas con los suministros, no teníamos insumos, pero ya estamos empezando a llamar a las pacientes para cumplir con el cronograma”, puntualizó el director.

Luego de que se descubriera el riesgo de los implantes PIP a nivel mundial, centenares de mujeres emprendieron una batalla jurídica para que la compañía productora de los implantes las indemnice por los perjuicios causados.
 

Comparte: