Publicidad
17 Nov 2022 - 3:04 p. m.

Protección costera en Cartagena: los acuerdos por los que reanudaron las obras

De acuerdo con la Ungrd, los pagos retrasados ya están en trámite por la Fiduprevisora, así como se contratarán siete funcionarios para atender las labores de este proyecto.
Las obras de protección costera se hacen para mitigar el impacto de la erosión costera y las inundaciones en la ciudad.
Las obras de protección costera se hacen para mitigar el impacto de la erosión costera y las inundaciones en la ciudad.
Foto: EFE - RICARDO MALDONADO ROZO

Las obras en la zona costera de Cartagena se reanudaron. Luego de semanas tensionantes por el futuro de las obras de protección costera en la ciudad, el Gobierno Nacional finalmente se pronunció y señaló que ya adelanta el trámite para hacer los pagos retrasados y para contratar nuevos funcionarios dedicados exclusivamente a la intermediación en las obras.

Le puede interesar: Los problemas que paralizan el proyecto de protección costera de Cartagena

El megaproyecto consiste en la adaptación de los bordes costeros, desde el espolón Iribarren, en El Laguito, hasta la ciudad amurallada, en la curva de Santodomingo del Centro Histórico, con el fin de mitigar los procesos de erosión e inundaciones en la zona costera y turística.

Esto se debe a que, en 2018, en la ciudad se tuvo que declarar la calamidad pública, por las inundaciones durante la temporada de lluvias. Por ello, se puso en marcha un proyecto de dragado y adaptación, propuesto por la Universidad de Cartagena, que incluye la intervención de aproximadamente 4,7 kilómetros del sector de Bocagrande.

Las obras incluyen una protección marginal de 460 metros, la construcción de seis espolones, un rompeolas frente a la ciudad amurallada y cinco playas turísticas, así como la instalación de un Box Culvert (drenajes subterráneos o elevados), para el manejo de aguas lluvia sobre la avenida primera, con el fin de evitar nuevas emergencias en Cartagena.

Ante la magnitud de las obras, se estableció para una primera fase alrededor de $136.398 millones, que fueron aportados por la alcaldía de Cartagena y la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo. Esta última entidad se encargó del contrato adjudicado al Consorcio Proplaya, mientras que la compensación social está en manos del PNUD, que hizo la caracterización de los vendedores, carperos y masajistas, entre otros, y la evaluación de la compensación.

Pero, tras el cambio de Gobierno, según indica Andrés Rico, presidente de la Junta de Acción Comunal de Bocagrande, no hubo nadie de la Ungrd que diera respuestas a los habitantes de la zona, ni al mismo consorcio encargado de la obra, que tenía pendientes giros por $13.000 millones. “Acá había asignados 10 contratistas de la Ungrd, pero ahora solo hay uno activo. Al resto se le han venido venciendo los contratos desde agosto, pero no se los han renovado”.

Esto desencadenó protestas de vendedores y pescadores de las playas, quienes alegan que no se han entregado las debidas compensaciones, mientras que el consorcio encargado de las obras y la interventoría advirtieron que no hubo más reuniones para tratar temas económicos y contractuales, así como se estaban acumulando las deudas tanto por los retrasos en los pagos, como por los bloqueos.

Al respecto, la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos de Desastres (Ungrd) señaló que los recursos los administra la Fiduprevisora S.A., que ha entregado alrededor de $3.606 millones a 851 pescadores afectados, mientras que el PNUD ha hecho el pago de $957 millones a 336 pescadores, con lo que se completan 1.077 personas compensadas, que equivale al 97 % de las identificadas.

Mientras que con respecto a la deuda con el consorcio y la interventoría, la Ungrd señala que está en trámite el pago de $1.100 millones, así como se ha mantenido una comunicación constante, pero con la alcaldía de Cartagena. “Ellos son los dueños del proyecto y tenedores de las licencias a las que se ve avocado este proyecto”. Además, indican que se estudia la adición de recursos para compensar a más vendedores y pescadores afectados por las obras.

En cuanto a los funcionarios de la entidad en la ciudad, el Gobierno Nacional señaló que ya cuentan con apoyo interdisciplinario y que contratarán a siete personas que se dedicarán exclusivamente al proyecto de protección costera.

Por último, señalan que con respecto a los desembolsos solicitados por Proplaya, ya se hizo el pago de $10.793 y se adelanta el desembolso de $3.028 en manos de la Fiduprevisora. Aunque la Ungrd advierte que faltan $110.000 para terminar las obras requeridas sobre el litoral, del que se adelanta la Fase 1 (rosado) y a la que ya se incorporaron recursos para la 2 (verde).

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.