30 Sep 2021 - 4:44 a. m.

El escritor Miguel Méndez Camacho, galardonado por méritos en el periodismo

El Círculo de Periodistas y Comunicadores de Norte Santander hizo entrega -el pasado 14 de septiembre, en Cúcuta- del premio La Bagatela a los ganadores de las ocho categorías de ese galardón.

El Espectador

El Espectador

Miguel Méndez Camacho, exaltado con el Premio al Mérito Periodístico Eustorgio Colmenares Baptista, es un reconocido jurista y escritor que ha dedicado su talento y sabiduría a la comunicación en medios de prensa, radio y televisión.

Durante diez años fue decano de la facultad de periodismo de la universidad Externado de Colombia y es autor de varios libros en los géneros de crónica, novela y poesía

El Premio La Bagatela, en sus ocho categorías, lo recibieron:

Caricatura: Deivi Mozart Safadi Pupo

Cine documental: Diego Suárez Plata.

Fotografía: Juan Pablo Bayona Galvis.

Prensa: Omar Andrés Carrasquilla.

Televisión: Anthony F. Pacheco Ropero, Johanna D. Lobo Parra y Geovanny Mejía Cantor.

Tesis de grado: Angie Catherine Blum y Wendy Barón Rivera.

Radio: Yeimy Rozo, Rayner Lizarazo Muñoz y Wilmar Buenaventura Bermúdez Bautista.

Medios digitales: Gustavo Peláez, Luna Gonima, Carlos Beltrán, María Luisa Villegas y Gabriel Avendaño.

Premio sobre el bicentenario de la Constitución: Jhon Carlos León Buendía.

Premio al mérito periodístico Eustorgio Colmenares Baptista, en su sexta versión: Miguel Méndez Camacho.

Premio al mérito: Gerardo Reyes, Alberto Donadío, María Alejandra Villamizar, Amparo Pérez y Cicerón Flórez Moya.

Fueron jurados para el Premio La Bagatela 2021 los periodistas, Elker Buitrago, Consuelo Cepeda, María Alejandra Villamizar, Edgar Cusguen, Amparo Pérez, Alberto Abello, Gustavo Castro Caycedo, Armando Martínez Gandica y Cicerón Flórez Moya.

En el acto del 12 de septiembre el presidente de la Fundación Premio de Periodismo La Bagatela pronunció el siguiente discurso sobre ese galardón:

“A todos los presentes y a los que por otros medios siguen este acto.

Nos congrega la sexta versión del Premio de Periodismo La Bagatela repartido en ocho categorías, más el premio al mérito periodístico Eustorgio Colmenares Baptista y el premio especial aplicado al Congreso Bicentenario reunido en Villa del Rosario en 1821 y en el cual se aprobó la Constitución con que se consolidó la república independiente tras las victoriosas luchas encaminadas a romper con el régimen colonialista de España.

Este es un premio pensado en función del periodismo, para estimular el talento aplicado a la investigación, a la narrativa informativa, a la visión creadora, a la responsabilidad que impone calidad con exactitud y toma en cuenta la claridad y la estética del lenguaje, y el compromiso de la ética.

Cuando se asume la premiación a los periodistas por la calidad de su trabajo, por los méritos ganados en su travesía de comunicadores idóneos y sin tachaduras, se parte de la certeza en tal reconocimiento. No se dispensa un favor. Se honra una condición de probada verdad. Esto lleva a poner el periodismo en su nivel sostenible. El periodismo como expresión de la realidad, con el rigor de la exactitud, la dinámica de la independencia, que no admite distorsiones, ni compromisos que lo aten a poderes excluyentes aferrados a intereses de componendas o a las turbulencias de la corrupción. El periodismo como fuente de comprensión de la existencia cotidiana. Como promotor de cultura y como vigía de derechos o protección de cuanto le genera fortalezas a la vida. Es el escenario para un ejercicio vital libre de mezquindades.

Los que reciben hoy este galardón agregan a su carrera de comunicadores un título de distinción respetable. Están llamados a continuar en la tarea con mayor énfasis en cuanto a la calidad de lo que hacen.

El premio al mérito periodístico Eustorgio Colmenares Baptista ha correspondido en esta ocasión a Miguel Méndez Camacho, un profesional con probados méritos como abogado, escritor con creaciones literarias en poesía y narrativa y periodismo.

El periodismo siempre fue en Miguel Méndez una actividad constante. Lo ejerció como cronista, como gestor cultural con la creación de suplementos, como columnista de opinión, como tejedor de noticias. De su trabajo de comunicador fuimos testigos en La Opinión. En este periódico contribuyó a la publicación de Papeles. También participó en Imágenes, un suplemento cultural concebido para abrirle espacios a la nueva literatura. Compartimos esos empeños con Renson Said Sepúlveda y la publicación alcanzó un nivel relevante en el conjunto de los suplementos de esa especialidad en el país, con el apoyo, primero del inmolado director Eustorgio Colmenares Baptista y después con el del sucesor José Eustorgio Colmenares Ossa.

Sin duda, Miguel Méndez Camacho le ha aportado al periodismo un buen legado. Su desempeño de la decanatura de comunicación y periodismo en la Universidad Externado de Colombia tuvo resultados positivos. Contribuyó a la formación de buenos profesionales.

El Círculo de Periodistas y Comunicadores de Norte Santander y la Fundación del Premio de Periodismo La Bagatela esperan mantener el galardón como contribución al fortalecimiento de la información en todas sus vertientes. Es un deber asumido con proyección sostenible”.

Comparte: