11 Mar 2019 - 6:13 p. m.

Aerocivil inicia investigación de avión siniestrado en los Llanos

"La tripulación reportó la falla de un motor cuando se econtraba a 60 millas de Villavicencio”, explicó Miguel Camacho, jefe de investigaciones de accidentes aéreos de la Aeronáutica Civil.

Redacción Economía.

Avión siniestrado en el Meta que dejó como saldo 14 personas muertas. / Ejército Guías del Casanare
Avión siniestrado en el Meta que dejó como saldo 14 personas muertas. / Ejército Guías del Casanare

Tras el accidente aéreo en el departamento del Meta que dejó como saldo 14 personas muertas entre ellas la alcaldesa del municipio de Taraira, en el departamento del Vaupés, Doris Villegas, la Aeronáutica Civil anunció que se inició la investigación para determinar las causas del siniestro de la aeronave un DC3 de la aerolínea Laser.

La Aeronáutica Civil detalló informó que la tripulación la formaban el piloto Jaime Carrillo, el copiloto Jaime Herrera y el técnico Alex Moreno.

Dice la entidad rectora de la aviación en Colombia que ha estado al tanto de las labores para la entrega, a sus familias, de los cuerpos de las víctimas del lamentable accidente aéreo registrado el pasado sábado 9 de marzo en la vereda La Bendición, en cercanías a San Carlos de Guaroa. Esta labor se cumple con otras instituciones del Estado y del Instituto de Medicina Legal. (De interés: Sube a 14 el numero de víctimas en accidente aéreo en Meta).

Simultáneamente, la Aeronáutica Civil avanza en la investigación correspondiente con el propósito de establecer las causas del accidente. El Grupo de expertos en Investigación de Accidentes de la Aerocivil viene adelantando la investigación en campo y recolectando pruebas de acuerdo con normas internacionales establecidas por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

En rueda de prensa celebrada este lunes en Villavicencio se dieron a conocer detalles de los hechos que terminaron con el fatal accidente. Indicaron que miembros de la tripulación reportaron fallas en uno de los motores del DC3.

"Efectivamente la tripulación reportó la falla de un motor cuando se econtraba a 60 millas de Villavicencio”, explicó Miguel Camacho, jefe de investigaciones de accidentes aéreos de la Aeronáutica Civil. La tripulación dijo que no había podido controlar dicha falla, dijo el funcionario.

Explicó que el avión descendió en forma continua "y con el apoyo del centro de control de tránsito aéreo trató de alcanzar alguna pista que le permitiera efectuar un aterrizaje de emergencia ya que no alcanzaría a llegar a Villavicencio".

Camacho señaló que la tripulación del avión dijo minutos antes del accidente que tenía de frente una pista  y luego se pierde el contacto con el avión. "Aparentemente hubo control del avión hasta último momento y por las características del impacto presumimos que el avión entró en una pérdida de control a muy baja altura".

Sostuvo que la vigilancia sobre estos aviones es permanente. “Los controles están programados y registrados”, algunos por parte de la empresa y de la misma Aerocivil. Reseñó que el avión DC3 siniestrado es del año 1945.

Por su parte, el director de la Aerocivil, Juan Carlos Salazar, dijo que la entidad estatal “ha venido implementado una serie de medidas regulatorias para buscar la renovación de la flota aérea que presta servicios a lo largo y ancho del país”.

Manifestó que se plantean retos especiales para el tipo de equipo y rendimento que se requiere como los costos operacionales de estos equipos para prestar el servicio en esta región del país que prestan los DC3.

Salazar recordó que la entidad rectora de la aviación en el país ha venido implementado un programa de asistencia técnica “especialmente en a las entidades territoriales para mejorar la infraestructura aeroportuaria que está disponible en varios departamentos, muncipios y comunidades indígenas  en esta zona del país”. Sostuvo que el programa se llama “Aeropuertos para los servicios aéreos esenciales”, este programa ha buscado estructurar los proyectos de inversión  para que entre en la zona otro tipo de equipos para que mejoren las condiciones operacionales.

Los DC-3, de fabricación estadounidense, entraron en operación en ese país en 1935, pero más de 80 años después todavía hay algunos de esos aparatos en operación en zonas remotas de Colombia, principalmente para vuelos en la región de los Llanos Orientales, reseña la agencia EFE.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.