Publicidad
6 Dec 2021 - 11:49 p. m.

Base guardacostas en Providencia cuenta con los permisos pertinentes: Armada

Las comunidades se han opuesto a la construcción de la base que estará cerca a la cuenca del arroyo Bowden en Providencia.
El proyecto de la estación de la base guardacostas empezó en 2011 por la compra del territorio, por parte del Ministerio de Defensa.
El proyecto de la estación de la base guardacostas empezó en 2011 por la compra del territorio, por parte del Ministerio de Defensa.
Foto: María Camila Ramírez Cañón

Ante los constantes reclamos de la comunidad en Providencia por la construcción de una base guardacostas por parte de la Armada Nacional, la institución explicó la importancia del proyecto y reiteró que durante los últimos diez años han hecho los trámites correspondientes para poder contar con los permisos ambientales y de esta manera darle viabilidad al proyecto que busca construir en un territorio de 400 metros cuadrados, ubicado cerca a la cuenca del arroyo de Bowden.

La inconformidad por parte de la comunidad, especialmente de los pescadores, ha surgido principalmente por el lugar donde estará ubicada la nueva base guardacostas. “El drenaje del arroyo de Bowden se va a desviar y esto va a generar otro tipo de afectaciones a la cuenca. Disminuye el volumen de agua en la cuenta cuando llegue, y eso es grave porque allí cuando se desemboca hay un intercambio de aguas dulces con aguas salinas que son las condiciones propicias para el hábitat de unas especies en particular y su reproducción”, manifesta Edgar Jay, líder de la Cooperativa de Pescadores de Providencia.

Le puede interesar: Preocupan las amenazas a líderes raizales de Providencia

El territorio ubicado en la zona de Freetown fue adquirido por el Ministerio de Defensa en 2011, y según explica el capitán de Navío Jorge Herrera, comandante de Guardacostas de la Armada de Colombia, la construcción se hará “dentro de los polígonos asignados por la Secretaría de Planeación de Providencia. Este proyecto está amparado bajo el decreto presidencial 510 del 2015, en donde nos ordenan construir la infraestructura terrestre y marítima necesaria con el propósito de salvaguardar la soberanía nacional y mejorar las condiciones de seguridad en el archipiélago y con el mismo fin elaborar los programas de seguridad y convivencia ciudadana que sean requeridos”.

La estación de dos pisos que se construirá en este lugar servirá, según la información de la Armada, como vivienda para los 17 hombres guardacostas que prestan el servicio en esta zona del archipiélago. Antes del paso del huracán Iota, estos uniformados permanecían en las instalaciones de la capitanía de puerto, “en unas condiciones tristes porque son dependencias muy viejas que han sido azotadas por las condiciones atmosféricas. Estábamos ahí en calidad de huéspedes, mientras que desarrollábamos el proyecto que fue concebido y planeado por la Armada Nacional en el predio que compramos desde el año 2011″, sostiene el capitán Herrera.

También puede leer: Reconstrucción de San Andrés y Providencia: faltan más de la mitad de las casas

Según explica el uniformado, el proyecto cuenta con todos los permisos ambientales requeridos tanto por la Secretaría de Planeación como por Coralina, la autoridad ambiental de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. “En 2016, por medio de la Resolución 1014, Coralina da viabilidad ambiental a este importante proyecto, en donde se cancelaron aproximadamente $47 millones en permisos ambientales facturados por Coralina”. Asimismo, explican que en 2015 se realizó una consulta previa con la comunidad donde se socializó el proyecto, sin embargo, la comunidad lo rechazó.

Por esto, las cooperativas de pescadores instalaron un campamento por la dignidad que ya completa 271 días, en el que la comunidad manifiesta su rechazo ante el proyecto que sigue en pie. “Sabíamos que si hacíamos un plantón o una manifestación pacífica, se iría al olvido y nada cambiaría con el pasar de los días. Decidimos, entonces, que nos instalaríamos permanentemente como hicieron ellos, en un lugar que es nuestro, y que desde el Campamento generaríamos dinámicas de lucha hasta que ellos se vayan de aquí, a donde estaban antes del huracán, en un lote de la isla”, dijo Jay a El Espectador.

De acuerdo con el comandante de Guardacostas de la Armada, se están surtiendo unos temas jurídicos con el Ministerio de Defensa, “porque hay unos temas que con Coralina, con el actual alcalde y con la cooperativa de pescadores. Hasta que estos temas no estén aclarados por medio de vías jurídicas que se están imponiendo, la Armada es respetuosa y hasta que nuevamente el contencioso administrativo de San Andrés y Providencia, diferentes órganos de control, no den nuevamente ese aval, esa luz verde y se continuará con este proyecto”.

Síguenos en Google Noticias