12 Apr 2017 - 4:43 a. m.

Caimán del Magdalena reaparece en Neiva luego de 30 años

Las autoridades del Huila reportaron el avistamiento de un "Crocodylus acutus", especie que se consideraba extinta, en la desembocadura del río del Oro en el río Magdalena.

redacción Nacional

Alrededor de 30 años tuvieron que pasar para que los neivanos volvieran a ver al Caimán del Magdalena (Crocodylus acutus). Este fin de semana las autoridades del Huila reportaron el avistamiento de un ejemplar de esta especie, la cual se encuentra en categoría de amenaza, en la desembocadura del río del Oro en el río Magdalena.

De acuerdo con César Penagos, coordinador de la Red Contra el Tráfico de Flora y Fauna de la CAM, “la aparición de este caimán se pudo presentar por el aumento del caudal del río Magdalena, lo que generó que la especie haya migrado a aguas menos profundas, más tranquilas y más tibias para poder conseguir su alimento”.

Luego del aviso por parte de la comunidad sobre la presencia del animal en el río, la Corporación Autónoma Regional de Alto Magdalena CAM y la Policía confirmaron que se trata de un reptil juvenil de aproximadamente 1.50 metros.

El director de la CAM, Carlos Alberto Cuéllar Medina, celebró la reaparición. "Debemos conservarlo y respetarlo. Lo importante es crear una cultura de convivencia y la Corporación seguirá aunando esfuerzos con la comunidad para garantizar la conservación de la especie en el departamento”, expresó.  

Según la médica veterinaria Edna Fernanda Jiménez, una vez que el Magdalena regrese a su caudal habitual el caimán volverá al nicho de donde proviene, por lo que recomienda a los habitantes del Neiva abstenerse de darle captura o realizar alguna maniobra de manejo.

“El Caimán del Magdalena es una especie amenazada y en peligro de extinción, por lo tanto, se hace un llamado a los habitantes de Neiva, para que nos ayuden al cuidado y protección de este ejemplar, respetando su vida e integridad”, dijo Jiménez.

Según datos de la CAM, el Caimán del Magdalena es una de las especies de cocodrilo de mayor talla, alcanzando generalmente cinco metros. Se alimenta principalmente de aves acuáticas, peces, y habita los grandes ríos, lagunas, pantanos y pozos, así como ciénagas de agua salada y manglares. El deterioro del hábitat, la sobreexplotación y la cacería son la mayor causa del detrimento poblacional e incluso de la extinción local del cocodrilo.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.