1 Apr 2017 - 8:19 p. m.

Causas y recomendaciones tras la avalancha en Mocoa

La deforestación en cercanías a las fuentes hídricas, construcción de viviendas y el impacto del cambio climático son algunos de los detonantes de la tragedia.

Redacción Nación

Ante los trágicos hechos presentados en Mocoa por la avalancha que desbordó los ríos Mulato Sancoyaco y Mocoa- dejando un saldo a la fecha de 154 muertos y más de 400 heridos- autoridades ambientales explicaron algunas de las razones que desencadenaron el lamentable evento que viven los habitantes de la zona sur del país. La deforestación en cercanías a las fuentes hídricas, construcción de viviendas y el impacto del cambio climático son varias de las causas.

(LEA: Tragedia en Mocoa: desbordamiento de tres ríos acaba con la vida de 154 personas)

Según Néstor Franco, director de la Corporación Autónoma Regional de Cundunamarca (CAR), en la mayoría de ocasiones, fenómenos ambientales como el ocurrido en Mocoa responden a la deforestación de las rondas de las fuentes hídricas y de los ecosistemas de alta montaña que campesinos e industriales hacen con fines de asentamiento de la población, ganadería o siembra de cultivos. Las malas prácticas sumadas a la intensificación de las lluvias en esta temporada del año que aumenta el caudal de las corrientes de agua, generan situaciones de riesgo para las comunidades.

(Vea: Las desgarradoras fotos que deja la avalancha en Mocoa)

“Recordemos que los bosques sirven como administradores del agua. En épocas de pocas lluvias permiten que el líquido salga de forma controlada y se evita la sequía, y en la temporada de invierno acumulan el recurso dosificando su escorrentía, pero cuando privamos a los ecosistemas de coberturas vegetales, el agua desciende sin barreras, sin control y se desatan este tipo de situaciones que todos los colombianos lamentamos”, explicó el jefe de la cartera ambiental.

 Asimismo desde la CAR, se hizo un llamado reiterativo a las comunidades para que eviten seguir deforestando, ya que Mocoa no es la única ciudad de Colombia en riesgo. Al parecer, Un fenómeno similar podría ocurrir en los departamentos de Boyacá y Santander que son bañados por el río Suárez, debido a las viviendas que se han construido cerca al afluente. El sector de Laguneta (Tunjuelito) también corre peligro. Los residentes aledaños han deteriorado el jarillón, que contiene la corriente de los espejos de agua, con el peso de los carros lecheros.

Por su parte, Adriana Soto, directora regional de The Nature Conservancy, le dijo a Caracol Radio que había tres razones que fomentaron el desastre natural de Mocoa. Primero, los efectos del cambio climático, producidos en parte por la contaminación que genera el humo de los carros; segundo,  la deforestación generada en las cuencas principales de los ríos; y  tercero, la remoción de cobertura verde en los lechos de las fuentes hídricas. “Causas a las que debemos ponerle freno sino queremos que una tragedia similar se repita en otras partes del país. Más si se tiene en cuenta que las lluvias van hasta mayo y tienden a incrementarse”, concluyó.

Recomendaciones

•​Ante eventos de fuertes lluvias, la población debe estar atenta  a la disminución en los caudales de los ríos y quebradas, ya que puede significar la obstrucción en alguna parte de la cuenca, lo que se traduce, sin atención inmediata en avalanchas o desbordamientos.

•​No obstruya, desvíe los cauces de los ríos, tampoco seque humedales o manglares, este tipo de ecosistemas sirven como reguladores de las corrientes fluviales, factores que evitan desbordamientos.

•​No deforeste, los árboles, arbustos y matorrales tienen la capacidad de retener las grandes corrientes de los ríos.

•​No fracture o dañe sistemas de obras como los jarillones con el tránsito de animales o carreteables.

•​Si se presenta algún tipo de actividad como la anterior, comuníquese con las autoridades competentes para activar los planes de contingencia necesarios.

 

Comparte: