30 Sep 2021 - 2:06 p. m.

Defensoría alertó “problemática aguda” en el sistema de salud de Quindío

La Superintendencia de Salud intervino el segundo hospital más grande del departamento por irregularidades que ponen en riesgo la prestación de servicios a usuarios.

La Defensoría del Pueblo alertó sobre la problemática que se está presentando en Quindío, tanto en redes pública y privada del sistema de salud, generada, en gran parte, porque las EPS no pagan oportunamente los servicios que se le están brindado a los usuarios.

En su visita a Calarcá y Armenia, el defensor del pueblo, Carlos Camargo, se reunió con el personal médico, representantes de usuarios y autoridades locales, para hablar de la situación que tiene en riesgo el sistema de salud de los habitantes de Quindío. El funcionario indicó que encontró “un panorama muy crítico y desolador en materia de salud”.

También puede leer: La campaña contra la Comunidad de Paz de San José de Apartadó

La problemática que se está presentando tendría su razón en que las EPS no están generando los pagos a tiempo. Camargo sostuvo que es inadmisible que por temas de carácter operativo, administrativo y financiero las personas no reciban atención de calidad y oportuna en el departamento.

En el caso puntual del Hospital La Misericordia, de Calarcá, hay un situación crítica debido a que presentó cierre por más de tres semanas debido a que la Superintendencia Nacional de Salud encontró que el déficit presupuestal del centro asistencial subió de $3.200 millones en 2019 a $7.100 millones en los primeros seis meses de 2021. Además, la entidad encontró 54 deficiencias administrativas, financieras, jurídicas y asistenciales que ponen en riesgo la prestación segura y oportuna de los servicios de salud a los usuarios.

Le puede interesar: Lluvias y vendavales afectaron casas en Cesar y Santander

Al respecto, la Defensoría manifestó que “la situación resulta más preocupante ante el cierre del Hospital La Misericordia, en Calarcá, que lleva tres semanas sujeto a intervención de Supersalud, afectando gravemente la atención a más de 100.000 habitantes de diferentes municipios”. El Hospital La Misericordia es el segundo más grande del departamento.

“Hago un llamado de atención a las autoridades para que de manera urgente tomen las medidas necesarias con el fin de evitar afectaciones en el derecho a la salud, como me lo manifestaron ciudadanos y trabajadores de la salud de esta región”, dijo Carlos Camargo, sobre la situación de salud en el departamento.

Comparte: