30 Jul 2015 - 4:14 p. m.

Defensoría insiste en elevar la trata de personas a delito de lesa humanidad

En lo corrido de 2015 se han atendido a 32 víctimas de este delito, lo que supera al promedio anual registrado por Naciones Unidas en los últimos cinco años.

Redacción Nacional

Durante lo corrido del año, la Defensoría del Pueblo ha realizado el acompañamiento humanitario y la orientación jurídica a 32 víctimas del delito de trata de personas, lo cual supone que en solo siete meses ya se ha superado el promedio anual de los últimos cinco años.

Según los reportes de Naciones Unidas, entre 2010 y 2014 se registró un total de 155 casos de trata de personas, de los cuales un total de 112 casos están relacionados con la trata para fines de explotación sexual y 43 casos en la modalidad de trabajo forzado.

La entidad viene conociendo casos de trata de personas interna y externa, en los cuales hombres y mujeres son explotados por medio del turismo sexual, la prostitución y la pornografía; también atiende a personas a quienes se les vulnera la dignidad humana en sus espacios de trabajo, y a mujeres que son víctimas del matrimonio servil, donde el cónyuge explota a la víctima sexual y laboralmente.

En los casos atendidos por la Defensoría del Pueblo se ha identificado que la mayoría está relacionada con situaciones de vulnerabilidad socioeconómica como factor determinante de quienes resultan víctimas de este crimen así como la revictimización a causa de la ausencia de relaciones diplomáticas con algunos Estados.

Para la entidad, resulta inquietante la falta de atención, prevención y reparación con enfoque de género, en especial con mujeres y población transgénero y con sujetos de especial protección como comunidades étnicas.

Ante este panorama, la Defensoría del Pueblo, a través de un comunicado oficial, reiteró la necesidad de elevar la trata de personas a delito de lesa humanidad. Actualmente, Naciones Unidas tiene identificadas cerca de 510 rutas para el tráfico de personas, de las cuales los colombianos han resultado víctimas de este delito principalmente en Argentina, México, Ecuador, Paraguay, Perú, Costa Rica, Trinidad y Tobago, Brasil, Indonesia y China.
 

Comparte: