28 Jul 2021 - 3:22 a. m.

Defensoría pide protección a familias en Bajo Baudó, Chocó

2.300 personas de esa zona del Chocó se encuentran en alto riesgo de desplazamiento.

La Defensoría del Pueblo hizo una llamado a las autoridades para proteger y atender a 700 familias en Bajo Baudó que permanecen confinadas y en riesgo de desplazamiento por los constantes enfrentamientos que se presentan en la zona.

El defensor del pueblo, Carlos Camargo, pidió al gobierno nacional y a los gobiernos departamentales y municipales “activar de manera urgente los mecanismos de prevención, protección y atención a las comunidades indígenas Wounaan y Embera de Buenavista, Unión Pitalito, Puerto Chichiliano, Puerto Piña y Bajo Grande confinadas y en riesgo de desplazamiento en el municipio del Bajo Baudó (Chocó)”.

La situación que se vive en esta zona del país se presenta por los enfrentamientos entre el Eln y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) que durante años se han disputado el territorio generando “zozobra y temor en estas comunidades indígenas que han tenido que confinarse. Por esta razón, desde la Defensoría hemos activado la ruta de acompañamiento y enviamos a una misión humanitaria de la entidad para viajar nuevamente hasta la zona”, explicó el defensor del pueblo.

También puede leer: Defensoría activó ruta de atención para comunidad indígena del Alto Baudó (Chocó)

En el comunicado emitido, también anunciaron que la Defensoría ha advertido sobre la posible estrategia de expansión de las AGC sobre la cuenca de Río Docampadó y en general sobre el municipio del Bajo Baudó. Por este motivo, desde la regional de Chocó se le informó al alcalde Hermenegildo Adalberto González, a la Unidad de Víctimas, al Ejército Nacional y al Ministerio del Interior que adopten las medidas necesarias para proteger a la comunidad en riesgo.

El defensor del pueblo le pidió a la Comisión Intersectorial para la Respuesta a las Alertas Tempranas (Ciprat),que promueva la respuesta estatal efectiva, para que las autoridades competentes tomen las medidas necesarias “para proteger la vida, integridad, libertad y seguridad de los pobladores de las comunidades étnicas” agregó Camargo.

A principios de julio, la Defensoría del Pueblo activó una ruta de atención para la comunidad indígena del Alto Baudó, esto debido al asesinato de un habitante en el corregimiento de Santa Catalina de Catrú.

Comparte: