Publicidad
26 May 2022 - 2:00 a. m.

El ciclista australiano que recaudó dinero para San Pelayo (Córdoba)

En los colegios Miguel Antonio Lengua Navas y el Divino Niño de la Madera, en San Pelayo (Córdoba), 300 niñas y niños recibieron bicicletas de manos del ciclista Lachlan Morton. Otros 300 caballitos de acero fueron entregados a igual número de adultos. Los implementos donados son obra de la organización World Bicycle Relief, que capta y aporta recursos millonarios para estas causas sociales.
Lachlan Morton, durante la entrega de bicicletas a niños en Sal Pelayo (Córdoba)
Lachlan Morton, durante la entrega de bicicletas a niños en Sal Pelayo (Córdoba)
Foto: World Bicycle Relie

Lachlan Morton es un deportista conocido en el mundo por el giro que le dio a su carrera en busca de la esencia del ciclismo a través de jornadas que van más allá de lo tradicional y que se inspiran en seres humanos de distintas partes del mundo que sufren los efectos de la pobreza, los conflictos armados y la desigualdad. Su equipo, el EF Education-Easy-Post, es el mismo de los colombianos Rigoberto Urán y Esteban Chaves.

(Le sugerimos leer: Santiago Buitrago: una victoria que emociona y que anuncia un futuro prometedor)

Apoyado por su hermano Angus Morton, también ciclista profesional ya retirado de las competencias, realiza largos recorridos sobre su bicicleta, aventuras que bautizaron Thereabouts (Por ahí) con el propósito de buscar la esencia del ciclismo y apoyar causas humanitarias, que son grabadas en video gracias a la cámara de Angus, quien es el documentalista de los recorridos.

Lachlan compartió el pasado 21 de mayo con niños y niñas de escuelas de San Pelayo (Córdoba) para apoyarlos e impactarlos con sus experiencias sobre el uso de la bicicleta, quienes son beneficiarios de los recursos obtenidos con el tour alterno al de Francia en 2021, que hizo en condiciones difíciles como las que se vivieron en los inicios de la competencia a comienzos del siglo XX.

En total fueron donadas 600 bicicletas, 300 para niñas y niños, y 300 para adultos. Para ellos este medio de transporte significa un cambio en sus condiciones de vida. El acceso a las escuelas, centros de mercado y de salud se les dificultaba por la falta de vías y las grandes distancias que debían recorrer a pie, muchas sin encontrar paso en épocas de invierno por la crecida de los ríos y las inundaciones de las carreteras veredales y la caída de los puentes, que les cerraban el paso.

El ciclista australiano recorrió las etapas oficiales de la carrera, llegando a cada meta anticipándose a los corredores que competían oficialmente. Solo, en su bicicleta, con el uniforme fucsia fosforescente de su equipo, con un morral, calzando sandalias y una bolsa para dormir en la que apenas lograba conciliar el sueño por pocas horas, ya que casi siempre estaba mojada.

A Morton su equipo lo apoya, y haciendo honor a su nombre EF Education First (Primero la educación) las donaciones obtenidas con su aventura se entregaron a World Bicycle Relief (WBR), que pone y capta recursos millonarios. Lachlan aportó parte de esos recursos. Las 300 bicicletas a los campesinos, que se entregaron el viernes 21 de mayo en San Pelayo (Córdoba), son donación de WBR para dotar de bicicletas a muchos menores que viven en condiciones de pobreza en países del tercer mundo.

Los implementos donados son obra de la organización World. Bicycle.Relief,

(También puede leer: El indígena misak que confrontó a Smurfit Kappa en Dublín)

A Morton el trayecto de su Alt Tour, de 5.510 kilómetros, le tomó 18 días y 225 horas pedaleando su bicicleta. Concluido su tour, al llegar a París, rendido y feliz, dijo: “Quiero recuperar el espíritu de los pioneros del Tour”.

A continuación la experiencia de Lachlan en Colombia, gracias a un diálogo con World Bicycle Relief*:

Lachlan, bienvenido a Colombia, a San Pelayo (Córdoba). ¿Cuál es el significado que tiene estar aquí, hacer esto con las bicicletas y con los niños?

Mi propósito al venir aquí era ver el trabajo que está haciendo la organización World Bicycle Relief en Colombia. Tuve la fortuna de recaudar algo de dinero el año pasado, durante una carrera que hice, y estaba interesado en ver el resultado y el producto final de las bicicletas en el campo.

¿Cuándo decidió que el dinero de todo su tour sería para Colombia, ¿lo decidió o quién fue?

No, no lo decidí. Creo que no tengo la experiencia para entender cuáles son las demandas de la gente. Soy muy consciente de que sí puedo ayudar a movilizar a la comunidad ciclista para recaudar fondos, entonces, ese es mi aporte.

En cuanto a identificar en dónde está la necesidad, eso lo dejo a alguien que entienda cuáles son las demandas. Supongo que venir aquí y hacer esto fue el siguiente paso para ver qué sucede con el dinero que recaudamos. Es muy gratificante ver que ese dinero se traduce directamente en felicidad para estos niños.

¿Cómo se siente cuando los niños sonríen y le dicen gracias?

¡Es asombroso! Realmente puedo entender ese sentimiento, incluso me sentía así cuando era un niño y me subí por primera vez a una bicicleta. Vengo de un lugar donde tuve acceso a tantos derechos y aun así elegí la bicicleta, así que ver a estos niños recibir una bicicleta y que sea una parte tan significante en su vida es realmente especial.

(Lo invitamos a leer: Acoso laboral: amplían a tres años el plazo para denunciar esa conducta)

¿Va a entrenar junto a Rigoberto Uran y Esteban Chaves?

Mis compañeros de equipo están en Europa, mientras estoy aquí. Creo que siempre me he llevado bien con los compañeros colombianos que he tenido. Tienen una actitud muy especial, son muy competitivos, pero también disfrutan mucho de la vida, especialmente Rigo.

Cuándo decidió tener un tour en paralelo, por ejemplo, cuando hizo el Tour por Ucrania (para oponerse a la guerra) en paralelo al Tour de Francia, ¿cómo fue?

Pienso que he corrido en bicicleta durante mucho tiempo. Todavía disfruto de las carreras, pero, creo que, como se puede ver aquí hoy, hay mucho más que se puede hacer con la bicicleta además de competir. He tenido mucha suerte, porque la bicicleta me ha dado mucho en la vida y ahora debería retribuir a otros a través de la bicicleta.

Para ser honesto, disfruto mucho andar en bicicleta por diferentes partes del mundo y me gusta esforzarme de diferentes formas, pero eso también es un poco egoísta. Me encanta andar en bicicleta, no estoy haciendo un sacrificio, eso es lo que me gusta hacer.

¿Cómo hizo ese trabajo tan duro en el Alt Tour? (en el Tour de Francia, sin hacer los transfers entre etapa, sin equipo, sin compañeros, mecánicos y sin masajistas).

La experiencia de montar solo, en autosuficiencia, era diferente a las carreras, y eso es lo que estaba buscando. Quería hacer algo diferente y desafiarme a mí mismo en algo que no hubiera hecho antes. El desafío fue mucho más que simplemente pedalear, era también encontrar comida, conseguir un lugar para dormir...

Disfruto teniendo diferentes retos y debiendo resolver problemas en el camino. A mí me encantan ese tipo de cosas, así que la pasé muy bien.

Recorrer Múnich a Polonia (en la frontera con Ucrania), ¿cuál fue la razón para hacer eso?

Mucha gente estaba viendo lo que estaba ocurriendo en Ucrania, que fue muy impactante. Te sientes bastante impotente en cuanto a lo que puedes hacer al respecto, por eso recurrí de nuevo a lo único que sé hacer, que es andar en bicicleta. Quería mostrar a la comunidad de ciclistas que el conflicto en Ucrania es un problema que no está muy lejos y que sabía que podía recorrerlo en un paseo en bicicleta. También se recolectó dinero.

¿Piensa hacer lo mismo en el futuro para otras causas?

Sí, por supuesto, mientras esté en una posición en la que tengo una plataforma importante y la gente siga admirando lo que hago, siento que es mi obligación ayudar si puedo y, como dije, estoy haciendo algo que me gusta hacer: solo estoy montando mi bicicleta.

* Traductora, Laura Duarte, periodista de El Espectador

***

Acerca de World Bicycle Relief

Fundada en 2005, World Bicycle Relief moviliza a las personas a través de The Power of Bicycles®. World Bicycle Relief cumple su misión mediante la distribución de bicicletas especialmente diseñadas y de alta calidad a través de programas filantrópicos y de empresas sociales.

Las bicicletas diseñadas están construidas para soportar los terrenos y condiciones desafiantes en áreas rurales de bajos ingresos en todo el mundo. En zonas donde las opciones de transporte son limitadas y la bicicleta se convierte en una herramienta que cambia la vida y ayuda a las personas a construir su futuro.

Hasta la fecha, World Bicycle Relief ha entregado más de 650 000 bicicletas y capacitado a más de 2.500 mecánicos de campo en África, el sudeste asiático y Colombia en América del Sur. World Bicycle Relief es una organización sin fines de lucro registrada en EE. UU., Canadá, Colombia, Reino Unido, Alemania, Suiza y Australia, y cuenta con instalaciones de ensamblaje en Colombia, Kenia, Malawi, Zambia y Zimbabue.

Síguenos en Google Noticias