8 Mar 2021 - 11:02 p. m.

En Santa Marta decretan alerta roja hospitalaria y endurecen medidas de movilidad

La alcaldesa Virna Johnson aclaró que la medida no significa que el sistema de salud en la ciudad esté colapsado, lo que busca es bajar los niveles de ocupación de camas UCI, que se encuentra en un 78%. También volvió el pico y cédula a la ciudad.

En Santa Marta, al tiempo que cumplen con la vacunación contra el COVID-19, se lidia con la ocupación de camas UCI que, aunque no ha colapsado, se encuentra en un 78%. Por esa razón, la alcaldesa Virna Johnson, decretó alerta roja hospitalaria.

En Santa Marta hay autorizadas 207 camas de Unidades de Cuidados Intensivos, 156 de ellas están ocupadas y 51 disponibles. Las camas disponibles están reservadas para casos de emergencias y desastres y de urgencias vitales.

El aumento de casos de coronavirus se debe principalmente a la indisciplina social tanto de habitantes de Santa Marta como de la población turista flotante de la ciudad. “La gente pensó que esto se había acabado. Lo otro es la alta afluencia de turistas, tenemos una población importante del 40%, que muchos están trayendo el contagio a Santa Marta y no están cumpliendo con los protocolos de bioseguridad”, explicó el secretario de Salud Distrital, Henrique Toscano.

Con la declaratoria de la alerta roja hospitalaria, se suspenden hasta nueva orden las cirugías programadas que requieran reserva de camas UCI.

Las autoridades locales también responsabilizan al Ministerio de Salud y Protección Social, al negar en reiteradas ocasiones las solicitudes de medidas más drásticas de orden público, como la ley seca, pico y cédula e incremento en el horario del toque de queda, siendo la última solicitada en los días previos a las festividades del carnaval que se celebró en Santa Marta en febrero.

Con el nuevo decreto la ciudad adoptó medidas especiales para controlar la propagación del COVID-19: volvió el pico y cédula, cambió el horario del toque de queda y vuelve la ley seca.

Con relación al toque de queda, a partir del martes 9 de marzo, la libre circulación de todas las personas en la zona urbana y rural del Distrito queda restringida desde las 10:00 p.m. hasta las 4:00 a.m. y se mantienen las excepciones de movilidad de las personas del sector salud, domicilios, gastronómico, hotelero y demás actividades y/o labores autorizadas.

Le recomendamos leer: Tras la Perla, la iniciativa liderada por Carlos Vives que recibió respaldo internacional

Asimismo, se decreta la Ley Seca, por lo cual queda prohibido el expendio y consumo en sitios públicos de bebidas alcohólicas y embriagantes en todo el territorio urbano y rural de Santa Marta, el cual regirá desde el día martes 9 de marzo hasta el día jueves 18 de marzo, en el horario comprendido entre las 10:00 p.m. y hasta las 6:00 a.m.

La medida especial de pico y cédula vuelve a regir de acuerdo al último dígito de la cédula de ciudadanía, documento de identidad y/o pasaporte de los ciudadanos de otras nacionalidades, que deban realizar la adquisición y pagos de bienes y servicios en los establecimientos bancarios y financieros, notarias, curadurías, Oficina de Instrumentos Públicos, Registraduría, supermercados, supertiendas y tiendas de cadenas.

El pico y cédula queda de la siguiente manera:

Comparte: