6 Oct 2018 - 12:36 a. m.

Exigiendo justicia, Fundación despidió a Génesis Rúa, la menor que fue violada y asesinada

El confeso asesino, Adolfo Enrique Arrieta, está preso en la cárcel de Santa Marta. El país entero exige justicia.

* Redacción Nacional

Entre lágrimas y un clamor de justicia, fue despedida este viernes en Fundación (Magdalena) Génesis Rúa, la menor de nueve años que fue abusada, asfixiada y luego incinerada por Adolfo Enrique Arrieta, según la Fiscalía, para desaparecer su cuerpo. (Puede leer: Medicina Legal confirma que menor incinerada en Fundación fue víctima de abuso sexual)

Miles de personas, con globos, camisas blancas, fotos de la menor y pancartas, marcharon desde la casa de Génesis, ubicada en el barrio El Porvenir, hasta el cementerio San Rafael. También hizo parte de la caravana una banda musical conformada por niños.

Su tío, Víctor Moreno, quien fue uno de los encargados de llevar el ataúd de la menor, exigió cadena perpetua para Enrique Arrieta por el atroz crimen y agradeció a Fundación y a toda Colombia por el apoyo. Los habitantes del municipio les pidieron a las autoridades mayor protección para los niños. (Lea: Duque invita a abrir debate sobre cadena perpetua para violadores y asesinos de menores)

Los familiares y compañeros de Génesis la recuerdan como una niña alegre que, por sus dotes como delantera, prefería un balón de fútbol a una muñeca. Su sueño era ser futbolista profesional. 

Mientras tanto, en Santa Marta se adelantó la audiencia de imputación de cargos contra Adolfo Enrique Arrieta, apodado por la comunidad como el “monstruo de Fundación”. Vicente Guzmán, el fiscal encargado de este caso, aseguró a Noticias Caracol que mediante “la genética lograron establecer que hubo un acceso carnal violento y que esa persona –Adolfo Enrique Arrieta– es responsable de un delito de corte sexual”. (Lea: Capturan al hombre que habría quemado a una niña de nueve años en Fundación, Magdalena)

Luego del crimen, la Fiscalía ha revelado que Arrieta García tiene antecedentes de violencia por lesiones personales contra una persona y por intento de homicidio de su expareja sentimental. El hombre puede afrontar una pena de entre 41 y 60 años por el delito de feminicidio agravado, según afirmó el fiscal encargado del caso.

.

Comparte: