15 Mar 2017 - 12:31 a. m.

FLIP solicita protección para Lucio Torres por palabras de pastor Arrázola en su contra

La Fundación para la Libertad de Prensa calificó de amenazas y estigmatizaciones las palabras del fundador de "Ríos de Vida" en uno de sus discursos. Los Arrázola se defienden y aseguran que en Colombia no hay garantías para los cristianos.

Redacción Nacional.

La vida del periodista Lucio Torres puede estar en peligro. Así lo considera la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), que este martes expresó su preocupación por las palabras que pronunció el pastor cartagenero Miguel Arrázola, creador de la iglesia cristiana “Ríos de Vida”, durante su predicación en el culto del pasado 10 de marzo. Según la FLIP, los minutos que Arrázola dedicó a hablar de tener el poder de “hacerle la vuelta” al comunicador cartagenero, pueden ser tomados como amenazas y estigmatizaciones al trabajo de Torres, quien se desempeña como director de Vox Populi y ha hecho varias publicaciones en las que el pastor y su iglesia son protagonistas. (Lea acá la violenta arremetida del pastor Arrázola contra periodista en Cartagena)

El temor no es infundado. Antes de que Arrázola se despachara en su púlpito contra Torres, el periodista recibió varias llamadas telefónicas de seguidores de “Ríos de Vida”, haciendo intimidaciones y defendiendo con fervor a su pastor. Asimismo, el lunes, luego de que Noticias Uno hizo público el controversial discurso de Arrázola, miembros de la iglesia se reunieron en la sede de la Defensoría del Pueblo en Cartagena y se movilizaron no solo contra Torres sino contra los periodistas de la región que han denunciado públicamente las astronómicas cifras que se manejan al interior del popular templo cristiano, desde el que también han salido fuertes palabras contra la comunidad LGBTI, los indígenas de la región Caribe o el proceso de paz con las Farc. (Le puede interesar: Pastor cristiano califica de “rito satánico” acto de paz y reconciliación en Cartagena)

“Las declaraciones de Arrázola contra Torres durante el culto y las manifestaciones contra la prensa van en contravía de estos deberes. Las iglesias, como todo actor relevante en una sociedad, deben estar abiertas al escrutinio público, ser tolerantes a las críticas, responder a ellas si así lo consideran pero no están legitimadas para atacar a periodistas”, aseveró la FLIP a través de un comunicado, en el que además solicitó que se implementen las medidas de seguridad necesarias para garantizar la protección de Torres y pidió a Arrázola promover el debate público y no las frases que abiertamente lanzó en su iglesia.

Y es que, frases como “Bien te mereces un par de garnatá (bofetadas) míos”, “Yo tengo unos manes tablúos aquí”, “Yo te puedo hacer la vuelta”, “Te mando a Nigeria (escolta de Arrázola), este te acaba, te mata ese man”, pronunciadas por el pastor, fueron tomadas por el periodista como una clara retaliación por el artículo titulado “El Roscograma del pastor Arrázola recibe $200 millones”, publicado en el portal La Otra cara, y en el que Torres denuncia que Arrázola y su esposa estarían devengando un sueldo cercano a los $ 47 millones de pesos mensuales.

A la nueva polémica en la que se ve envuelta la iglesia “Ríos de Vida”, pues durante la época pre-plebiscito dio de qué hablar por su vehemente campaña por el ‘No’ en la región Caribe, ya había reaccionado María Paula Arrázola, esposa de Miguel, quien durante el plantón en la Defensoría afirmó que todas las cifras son un invento del periodista y que, por el contrario, el riesgo lo tienen ellos pues creen que en Colombia no hay garantías para los cristianos y que todos los señalamientos en contra de la iglesia hacen parte de una “persecución religiosa”.

"En Colombia hay persecución religiosa. Hay discriminación. No hay garantías para predicar la palabra de Dios, ni para opinar", expresó la esposa de Arrázola en su defensa, y solicitó que cesen lo que consideran como amenazas en contra de su familia.

Comparte: