Publicidad
11 Apr 2022 - 2:20 a. m.

Golpe a los Mexicanos, en Chocó

En apenas 72 horas ese grupo criminal perdió a tres de sus miembros y sufrió las capturas de cinco más.
Los jóvenes salieron ayer a protestar por las calles de Quibdó para pedir garantías y seguridad. / Jeison  Riascos
Los jóvenes salieron ayer a protestar por las calles de Quibdó para pedir garantías y seguridad. / Jeison Riascos

Tras la muerte de alias El gringo, en un enfrentamiento con la Polícía el miércoles pasado en Quibdó (Chocó), los autoridades capturaron a cinco miembros del grupo criminal los Mexicanos, que opera en la capital chocoana. Ese día, otros dos miembros de esa organización criminal fueron abatidos.

(Lo invitamos a leer: Salvar el territorio sagrado: la apuesta de Dwiarinmarku)

Las capturas fueron posibles gracias al trabajo de inteligencia de la Policía que interceptó mensajes de WhatsApp a través de los cuales los delincuentes estaban coordinando su presencia en el funeral de El gringo.

Noticias Caracol informó que alias Chespi, jefe de sicarios de Los mexicanos, fue interceptado por las autoridades en una videollamada desde una cárcel en Bogotá, despidiendo a su jefe.

Según la Policía, el delincuente aprovechó el vencimiento de términos en su proceso penal para viajar e Chocó, pero a la salida del centro carcelario fue recapturado.

En la operación policial alias Molécula fue capturado el jueves cuando salía de la velación. Agentes encubiertos culminaron un exitoso operativo al capturar a alias Topa, alias Pollito y alias Pavita.

“Estas cinco personas que pretendían llegar al funeral a sabiendas de que tenían requerimientos por parte la justicia nunca pudieron asistir porque nuestra capacidad de inteligencia los detectó”, manifestó el general Gustavo Franco, comandante de la Región 6 de la Policía.

El viernes pasado, el Ministerio de Defensa anunció que tomará nuevas medidas para enfrentar la oleada de violencia que se está presentando en Quibdó, capital del Chocó, y que hasta el momento deja un saldo de más 60 muertos en lo corrido del año, según el alcalde Martín Emilio Sánchez.

Ante los más recientes hechos de violencia, como la balacera en la que murieron dos jóvenes y una menor de edad resultó herida, el pasado miércoles, desde la alcaldía local se solicitó ampliar el pie de fuerza, así como una intervención del Gobierno Nacional, ante las difíciles condiciones de seguridad.

“Hemos reiterado todas las capacidades de las fuerzas militares y de policía, hoy contamos con un patrullaje permanente de tres pelotones de la Fuerza de Tarea Titán, más de 194 hombres de la Policía Nacional, especializados en investigación judicial, en inteligencia, para seguir desarrollando actividades que permitan desarticular las organizaciones criminales que afectan la seguridad y la tranquilidad de los habitantes de Quibdó”, sostuvo el viceministro de Defensa, Jairo García Guerrero.

La semana pasada, en charla con El Espectador, el alcalde de Quibdó comentó que es urgente “salvar a nuestra juventud, porque los ilegales los están reclutando. Hay niños que desde los 12 años están engrosando esas filas. En Quibdó operan dos bandas criminales muy fuertes que se están peleando el territorio, el microtráfico y las armas. Se trata de los Mexicanos y los Zetas (antes Palmeños), en las que ya hay 500 jóvenes incorporados”.

Síguenos en Google Noticias