19 Dec 2019 - 8:30 p. m.

La indemnización sustitutiva de pensión puede reclamarse en cualquier tiempo: Corte Suprema de Justicia

En fallo reciente ese tribunal advierte que si la pensión de vejez es imprescriptible, también debe serlo la indemnización sustitutiva, en tanto ambas prestaciones pertenecen al sistema de seguridad social y revisten tal importancia que su privación conlleva a la violación de derechos ciudadanos.

* El Espectador

En un importante fallo la Sala Laboral de la Corte Suprema de Justicia aclaró que la reclamación de la indemnización sustitutiva de pensión puede hacerse en cualquier tiempo, por lo que no aplica el fenómeno de la prescripción que impone un plazo de tres años para que el interesado presente la respectiva petición ante las fondos de pensiones cuando no alcance a completar los requisitos legales para pensionarse.

Sobre el particular, dicha sala en sentencias del 15 de mayo de 2006 y del 23 de julio de 2009, avaló la aplicación e la prescripción trienal contenidas en los artículos 151 del Código Procesal del Trabajo y 488 del Estatuto laboral, frente a la reclamación de la indemnización sustitutiva.

No obstante, en el nuevo pronunciamiento se resalta que “ciertos derechos de la seguridad social, como son las pensiones de vejez, sobrevivencia e invalidez, son imprescriptibles. Así se desprende del artículo 48 de la Constitución Política, cuyo texto les otorga a los derechos subjetivos emanados de la seguridad social el carácter de irrenunciables, lo que significa que pueden ser justiciados en todo tiempo”.

Y añade que aspectos tales como el porcentaje de la pensión, los topes máximos pensionales, los linderos temporales para determinar el ingreso base de liquidación (IBL), la actualización de la pensión, el derecho al reajuste pensional por inclusión de nuevos factores salariales y la declaratoria de ineficacia de traslado de régimen pensional, no se extinguen por el paso del tiempo, pues constituyen aspectos propios al derecho pensional.

Con esos argumentos el fallo resolvió en favor de un ciudadano una indemnización sustitutiva de la pensión de vejez que inicialmente había sido negada por Colpensiones, argumentado la mencionada prescripción para reclamar ese derecho.  

La indemnización sustitutiva de la pensión

La Corte señala que el régimen solidario de prima media con prestación definida estableció la indemnización sustitutiva de la pensión de vejez, invalidez y sobrevivientes, como un derecho derivado, en sustitución de la correspondiente pensión a la que no es posible acceder por falta de requisitos legales establecidos.

Por su parte, el régimen de ahorro individual con solidaridad, consagró una figura distinta denominada devolución de saldos que opera cuando los afiliados no alcanzan a cotizar las semanas mínimas para la pensión de vejez, invalidez, o para causar la de sobrevivientes, para en su lugar, disponer la entrega de la totalidad del saldo en su cuenta individual de ahorro pensional, incluidos los rendimientos financieros más el valor del bono pensional si a ello hubiere lugar.

En ese sentido si la pensión  de vejez es imprescreptible, también debe serlo la indemnización sustitutiva, en tanto ambas prestaciones pertenecen al sistema de seguridad social y revisten tal importancia que su privación conlleva a la violación de derechos ciudadanos.

En el caso de la pensión, porque su negación afecta de manera directa la posibilidad de las personas de contar con un ingreso periódico que garantice una vida digna con acceso a bienes básicos tales como alimentación, salud, vivienda, entre otros.

Y frente a la pensión sustitutiva, porque ese ingreso les permite a las personas que se encuentran en riesgo, ante la falta de una pensión, contar con un dinero que les permita mitigar tal desprotección de vejez.

Para la Corte Suprema de Justicia “la indemnización sustitutiva de la pensión de vejez no es una simple suma de dinero o crédito laboral sujeto a las reglas del término trienal, pues, se reitera, a la luz del sistema de seguridad social es una prerrogativa que, al ser el reemplazo o subsidio de la pensión de vejez, tiene un contenido de amparo contra ese riesgo, en tanto le permite a quien por distintas dificultades de la vida no alcanza a pensionarse, reclamar el pago de los aportes realizados en su vida laboral, con el propósito de administrarlos y mitigar la desprotección a la que se enfrenta por no contar con una prestación periódica”, comenta la Corte en la sentencia con ponencia de la magistrada Clara Cecilia Dueñas Quevedo.(ravila@elespectador.com)

Comparte: