Publicidad
28 Nov 2022 - 10:07 p. m.

Los cacaoteros de sur de Colombia que llegaron a París

Asociaciones de El Doncello y San José del Fragua, en Caquetá, así como de Campoalegre y Algeciras, en Huila, se unieron para compartir experiencias de comercialización y ampliar su mercado.
Un producto con un importante componente ambiental, donde los productores se comprometen con el cuidado y la conservación de la tierra.
Un producto con un importante componente ambiental, donde los productores se comprometen con el cuidado y la conservación de la tierra.
Cortesía ART (Sergio Garzón)
Los cacaoteros de sur de Colombia que llegaron a París
Foto: Cortesía ART (Sergio Garzón)

Los métodos para fermentar el cacao han cambiado para Alba Milena en los últimos cinco años, que ella y su familia le apostaron a dedicarse al chocolate. Vive junto a sus dos hijos y su esposo en El Doncello, Caquetá y su familia es una de las que le apostó a la comercialización de cacao y que llegó hasta el Salón del chocolate en París para presentar su producto de calidad.

Lea: Mujeres excombatientes le apuestan a la paz con la producción de achiras

“Lo más valioso para mí es el conocimiento que he adquirido. Del cacao lo único que sabía era tomarse la tacita de chocolate y en el camino he aprendido a conocer la semilla de calidad, cómo es el proceso de cosecha y postcosecha, así como hacer un buen fermentado de calidad. Eso es un conocimiento muy grande para mí, porque con eso hemos aprendido a convertir el cacao en barras de chocolate”, indica Alba.

El proceso ha sido de paciencia. Alba y su familia vivían en la finca familia, pero ella desde hace ocho años decidió con su esposo independizarse y comenzar a trabajar solo. Tienen una hectárea, en la que sembraban fríjoles, mandioca (yuca) y pan coger, para comercializar a nivel local. “No se le hacía un proceso de calidad, se empacaba en las tulas y se secaba en un plástico, para luego venderlo en la cooperativa”.

En el proceso se unieron más de 200 cacaocultores, con apoyo de cooperación internacional, que integran la Asociación de Productores de Cacao de Algeciras (Asprocalg), la Asociación de Productores y Comercializadores de Cacao del municipio de Gigante (Asogigante), y la Asociación de Productores y Comercializadores de Cacao en grano, licor de cacao y chocolate amargo (Asopeca), de Campoalegre; la asociación Comcap de El Doncello y la Asoacasan de san José del Fragua, en Huila.

Acá lo importante es que todos pueden participar. Así como Alba trabaja con su esposo, uno de sus hijos también se ha interesado por hacer parte del proyecto. Además, entre varias familias han planeado montar su propia empresa, para además de sembrar cacao, tener ganado y una huerta. “Para, por ejemplo, tener cultivo de otra cosa, no para vender, sino para el consumo propio”, asegura Alba.

Lo que más los motiva es lo que han logrado hasta ahora. Hace un par de años cuentan con el apoyo del program Aurora, gestionado por la Corporación Econexus Colombia Insitu en el marco del proyecto de innovación en cadenas agrícolas sostenibles - INCAS Global+ implementado por la Cooperación Alemana para el desarrollo (GIZ), quienes les han dado capacitación en técnicas de conservación de biodiversidad, mientras que algunas familias de Caquetá lograron llegar a un acuerdo para exportar su cacao a Alemania.

Muchos de los beneficiados sembraban coca antes de dedicarse al cacao, y no se arrepienten, ya que la paz ha llegado a la en la zona, luego de una larga oleada de violencia que a Alba le quitó un hermano, al que secuestraron, torturaron y asesinaron. A esto se suma los beneficios para la tierra, porque los cultivos de cacao no solo ayudan a recuperar los suelos degradados, sino que además pueden durar hasta 30 años.

Más recientemente, los cacaoteros participaron del Salón de chocolate en París, con lo que buscaban conocer nuevas experiencias en la comercialización, así como consolidar nuevas alianzas, para hacer más reconocido el cacao local, pero además, consolidar mercados que puedan ampliar su panorama.

“Hacer un espacio cerrado de intercambio de conocimientos, de información a través de la catación de licores y coberturas que se expusieron fue una apuesta interesante en temas de desarrollo de oferta de cacaos especiales del proyecto Aurora, al tener los kits de catación tuvimos la oportunidad de evaluar el camino que debemos seguir como proyecto y como productores en temas de calidad y volúmenes”, indicó Carlos Torres, director ejecutivo de la corporación Econexus Colombia INSITU, que hizo parte del proyecto de cooperación.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar