30 Oct 2020 - 12:05 a. m.

Los proyectos de arquitectura colombianos que ganaron por primera vez los RTF Awards

Ricardo de Castro y Giancarlo Mazzanti son los primeros colombianos en ganar en los Rethinking the Future Architecture Awards, un programa anual de premios que tiene como objetivo identificar y promover trabajos destacados en el campo de la arquitectura y el diseño.
En la izquierda Giancarlo Mazzanti y a la derecha Ricardo de Castro, primeros colombianos en ganar RTF Awards.
En la izquierda Giancarlo Mazzanti y a la derecha Ricardo de Castro, primeros colombianos en ganar RTF Awards.

El jueves 22 de octubre los RTF Awards galardonaron por primera vez a dos colombianos. Ricardo de Castro recibió dos premios, uno en la categoría de Residencia privada con su diseño de “Mica House” y el otro en la categoría de Edificio público con su proyecto “Marquise”. Por su parte, Giancarlo Mazzanti fue premiado por la expansión del Hospital Fundación de Santa Fe de Bogotá en la categoría de construcción Institucional. Este año, en su novena edición, el RTF Awards reunió 1.200 proyectos de 40 países, que abarcan las categorías de arquitectura, paisajismo, diseño urbano, diseño de productos y diseño de interiores, de los cuales solo fueron seleccionados 45.

En la esquina de la avenida novena con calle 119 en Bogotá se puede apreciar la expansión del Hospital Universitario de la Fundación Santa Fe. Este es un edificio de 12 pisos que se inauguró el 9 de noviembre del 2016. Lo que diferenció al proyecto del Equipo Mazzanti de la competencia fue el concepto enfocado en los pacientes, la naturaleza y la utilización del ladrillo. En cuanto al diseño de hospitales, Mazzanti considera que lo usual es diseñarlos como máquinas hiperfuncionales por lo que se suele dejar a un lado una serie de factores humanos y de innovación.

“Queríamos lograr que el interior del hospital fuera en sí mismo un mecanismo de sanación y relajación, por lo que en el noveno piso hicimos un solárium y agregamos jardines mariposarios para que los pacientes y los familiares sientan que están afuera y conecten con la naturaleza”, dijo Giancarlo Mazzanti, arquitecto egresado de la Universidad Javeriana y con postgrado en diseño industrial y arquitectura en Florencia, Italia. Agrega que en vez de las pequeñas ventanas en las habitaciones, los vidrios son de piso a techo.

El proyecto de ampliación de la fundación Santa Fe inició cuando el Equipo Mazzanti ganó un concurso de diseño hecho por el hospital. Había un determinante muy importante que era la utilización de ladrillo ya que el complejo hospitalario desarrollado en los años setenta era de este material. Para el equipo con 30 años de experiencia conformado por Mazzanti arquitectos, Fundación horizontal y Jardín parlante, esto fue una oportunidad para experimentar con el material y crear un diseño llamativo.

“Algo muy bonito del proyecto es que el ladrillo está tejido, metimos hilo por dentro de los ladrillos y los templamos como si fuera una tela. Esto fue una innovación tecnológica ya que lo normal es poner uno sobre otro y trabajar con presión”, dijo Mazzanti.

El otro galardonado fue Ricardo de Castro, cuyo primer proyecto está ubicado en el Club Lagos del Caujaral, en el municipio de Puerto Colombia, Atlántico. Se trata de “Mica House”, la cual se distingue por su arquitectura moderna con detalles minimalistas y sus componentes sostenibles incorporados en su diseño. Fue pensada para el trópico, con materiales y colores que complementan al entorno campestre en el que se sitúa. Además, está equipada con paneles solares, depósitos de aguas y en su interior tiene un sistema de ventilación natural conocido como chimenea solar que facilita la ventilación en días con poco viento.

El segundo proyecto, Marquise, surgió del concurso “Ventana al mundo” que busca impulsar el turismo en Barranquilla. Se trata de un obelisco de 145 metros diseñado para convertirse en un referente mundial y aportar económica y ambientalmente a la ciudad. “El proyecto está pensado para responder de manera sustentable a la problemática del tratamiento de aguas residuales, lo que mitigaría el impacto ambiental sobre la Ciénaga de Mallorquín”, explicó Ricardo de Castro, arquitecto egresado de la Universidad de Cataluña, en España.

La Ciénaga de Mallorquín se encuentra en un sitio estratégico pues limita con el mar Caribe, el río Magdalena y con la desembocadura del arroyo Grande. De construirse el proyecto, se beneficiaría el sistema acuífero de la ciudad además de que sería el monumento más alto de Latinoamérica. “Ambos proyectos se destacaron por ser integrales, cada uno tiene una estética muy particular y un componente sostenible que tiene en cuenta el entorno en el que se va a construir, el público con el que va a interactuar y los mejores materiales sostenibles para su construcción”, aseguró De Castro.

Durante la realización de sus proyectos los arquitectos se enfrentaron a diferentes retos. Mazzanti sostiene que “un hospital es posiblemente de los edificios más complejos técnicamente para diseñar junto a los aeropuertos. Tuvimos que trabajar de manera coordinada con más de 50 profesionales para la realización del edificio”. Por otro lado, para el equipo de Ricardo de Castro el mayor desafío se presentó en el proyecto “Marquise” ya que era necesario “contar con el conocimiento técnico de procesos de aguas residuales, que es un tema más de la ingeniería”.

Los jurado de los RTF Awards tienen una alta influencia internacional ya que está integrado por académicos consolidados, miembros destacados de la prensa, profesionales del diseño creativo y emprendedores experimentados. Por estas razones, Mazzanti expresó que todo el equipo está muy orgulloso del edificio. Con el proyecto han ganado más de 20 premios a nivel internacional y se ha convertido en un nuevo referente para lo que pueden ser los hospitales hacia el futuro. Algunos de los premios recibidos por este proyecto son el IFI Design Awards en Dubai, Emiratos Árabes; Premio arquitectura hospitalaria Archmarathon 2018 en Milán, Italia; Edificio del año 2018 por Archdaily y IAI Design Award Premio internacional de diseño en China.

Por su parte, el barranquillero Ricardo de Castro, dijo estar “muy feliz y orgulloso de que dos de mis proyectos están en la galería de los proyectos más destacados en 2020 a nivel mundial. Sobre todo porque son proyectos que están en Colombia y que pueden servir de ejemplo para el desarrollo de otras ciudades. También me alegra mucho que hayamos ganado este premio con proyectos sostenibles porque esto es un reconocimiento de que estamos por buen camino”. Para el barranquillero, los arquitectos son los primeros que deben tomar conciencia sobre la sostenibilidad de sus proyectos y que es responsabilidad de todos en su campo aportar desde su labor a la lucha contra el cambio climático.

La firma Ricardo de Castro tuvo sus inicios en el 2008 en Miami, desde entonces han elaborado proyectos comerciales, corporativos, residenciales y de gran envergadura. Entre sus obras más reconocidas están: “El Cielo” en la Sierra Nevada de Santa Marta, que fue nominado a la Bienal Colombiana de Arquitectura y Urbanismo y al premio Building of the Year 2020 de ArchDaily, y el proyecto “Marquise” que el año pasado también fue premiado con el Bronze A' Design Award.

Mazzanti tiene experiencia académica como profesor invitado de cátedra en universidades colombianas y de prestigio mundial como Harvard, Columbia y Princeton. “Siempre les comparto a los estudiantes que un tema fundamental de este oficio es el placer de servir a los demás y de hacer las cosas con cariño. Eso llena la vida de alegría así hagas mucho o poco”. De igual manera, De Castro hace una llamado a los arquitectos en formación para que se mantengan curiosos, no dejen de leer, de estudiar, de mirar el arte, de focalizarse en los detalles de cómo funcionan las cosas y de explorar nuevos materiales.

Actualmente los dos barranquilleros trabajan en nuevos proyectos. Ricardo de Castro labora en proyectos tanto nacionales como extranjeros de los cuales un 70% son en zonas residenciales. Por su parte, Giancarlo Mazzanti está trabajando en otro edificio hospitalario para la Fundación Santa Fe, en proyectos de centros comunitarios en Antioquia y en Barranquilla.

Comparte: