Publicidad
31 May 2022 - 5:42 p. m.

Mujer indígena murió tras ser mordida por serpiente venenosa

Carlina Bailarín Jumi era docente en el municipio de Frontino, Antioquia, y se dirigía a su puesto de votación durante el 29 de mayo, cuando fue atacada por el animal.
Carlina Bailarín Jumi era maestra en Parradó Alto, entre los municipios de Frontino y Dabeiba, del occidente antioqueño.
Carlina Bailarín Jumi era maestra en Parradó Alto, entre los municipios de Frontino y Dabeiba, del occidente antioqueño.
Gobernación de Antioquia
Carlina Bailarín Jumi era maestra en Parradó Alto, entre los municipios de Frontino y Dabeiba, del occidente antioqueño.
Carlina Bailarín Jumi era maestra en Parradó Alto, entre los municipios de Frontino y Dabeiba, del occidente antioqueño.
Foto: Gobernación de Antioquia

Gran indignación causó la muerte la maestra indígena que fue mordida por una serpiente venenosa. Se trató de Carlina Bailarín Jumi, quien se dirigía a su puesto de votación entre los municipios de Frontino y Dabeiba, en el occidente de Antioquia, cuando sufrió la mordedura del animal alrededor de las 6 de la tarde del 29 de mayo.

“Dolor profundo. Falleció la maestra Carlina Bailarín Jumi cuando era trasladada hacia la Blanquita, Frontino, para ser evacuada en helicóptero (...). Muertes evitables, producto del aislamiento y la violencia, Abrazo solidario a su comunidad”, dijo el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria.

Tras sufrir la mordedura, la comunidad indígena a la que pertenecía, junto a las autoridades locales, intentaron trasladarla al hospital Pablo Tobón Uribe en Medellín. Sin embargo, después decidieron llevarla a un lugar más cercano, conocido como La Blanquita, en su municipio de Frontino, pero la mujer falleció antes de que pudiera llegar. Carlina era conocida por ser docente en Parradó Alto, zona rural de Frontino.

“La Fuerza Aérea pidió que se gestionara la posibilidad de que la Guardia Indígena hiciera un cerco de seguridad para garantizar el aterrizaje de un helicóptero, debido a que en la zona hay presencia de grupos armados y no hay Ejército. Pero esto no fue posible”, contó el alcalde de Frontino, Jorge Hugo Elejalde.

Asimismo, se presume que la serpiente que la mordió fue una mapaná o equis. Cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS), presume que ocurren 5,4 millones de mordeduras de serpiente que causan entre más de dos millones de casos de envenenamiento, y alrededor de 80 mil muertes.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar