Publicidad
31 Jan 2022 - 4:40 p. m.

Nuevo incendio en resguardo indígena en la Sierra Nevada de Santa Marta

La comunidad kogui alertó del hecho a través de una nota escrita. Según ellos mismos, la conflagración habría sido provocada por civiles el pasado 26 de enero. Otros indígenas de la Sierra también han denunciado otros incendios a lugares sagrados.
Una de las dos “ kankurwas” (centros ceremoniales) incineradas en La Mina, en Valledupar (Cesar), en hechos registrados en diciembre del año pasado.
Una de las dos “ kankurwas” (centros ceremoniales) incineradas en La Mina, en Valledupar (Cesar), en hechos registrados en diciembre del año pasado.
Foto: Cortesía - Cortesía

El pasado 26 de enero, una comunidad de indígenas kogui denunció que hombres vestidos de civil llegaron a su resguardo y quemaron un centro ceremonial sagrado para ellos. Además, prendieron fuego a otros 50 bohíos, donde quedaron incineradas todas sus pertenencias, medicinas y objetos con valor sagrado. La denuncia dice que también resultaron heridos varios niños indígenas.

Los hechos se registraron en la Sierra Nevada de Santa Marta, cerca del municipio Palomino (La Guajira) y se suma a otros cuatro casos similares que fueron denunciados en diciembre del año pasado. En ese momento, indígenas kankuamos denunciaron la quema, también por parte de hombres vestidos de civil, de cinco centros sagrados entre los departamentos del Cesar y La Guajira. Todos ellos dentro del perímetro de la Sierra Nevada de Santa Marta.

El trasfondo de estos atentados contra las comunidades indígenas de esta zona del país, según ellos mismos han denunciado, se da por su rechazo a la extracción ilegal de recursos naturales en territorio sagrado, una permanente lucha que, además, dicen que ha hecho que aumente la presencia de grupos armados ilegales. En los últimos meses, las comunidades ha alertado del aumento de hombres del Clan del Golfo, Águilas Negras y otros grupos paramilitares.

(En contexto: Ser la siguiente víctima de los ‘paras’: el temor de los líderes en Santa Marta

En diciembre pasado, Jaime Luis Arias, gobernador del pueblo kankuamo, denunció en El Espectador que los incendios en su comunidad ocasionaron el desplazamiento del 60 % de la población. Asimismo, explicó que estos ataques son un intento de desestabilizar a su pueblo, para exterminarlos física y culturalmente. Arias agregó que ya denunció los casos ante la Procuraduría, sin que hasta el momento haya tenido respuesta.

Por otra parte, la concejal de Bogotá, Ati Quigua, indígena Iku de la comunidad arhuaca, también denunció los hechos ocurridos el pasado 26 de enero y pidió reacción de la Fiscalía y otras entidades para detener e investigar lo que está ocurriendo en la Sierra Nevada de Santa Marta. Con el incendio en territorio kogui, ya son más de seis incendios solo en el último mes.

Síguenos en Google Noticias