26 Jun 2019 - 6:08 p. m.

Organizaciones de derechos humanos envían carta a delegados de la cumbre de la OEA

Manifiestan que el encuentro debería abarcar la situación de los líderes sociales en el país, las masacres, ejecuciones extrajudiciales, el sicariato, los falsos positivos, el asesinato de los excombatientes de las Farc, la política de seguridad del Gobierno actual, entre otras cosas.

* Redacción Nacional

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, y Roberto Menéndez, jefe de la misión MAPP/OEA (der.) y Emilio Archila, alto consejero para el posconflicto en Colombia (izq.).
El secretario general de la OEA, Luis Almagro, y Roberto Menéndez, jefe de la misión MAPP/OEA (der.) y Emilio Archila, alto consejero para el posconflicto en Colombia (izq.).

La Coordinadora de Organizaciones Sociales, el equipo de coordinación del Encuentro Nacional de Organizaciones Sociales y Políticas (ENOSP) y el Movimiento de Colombianos en Solidaridad con los Pueblos y Gobiernos del ALBA enviaron una carta a los delegados de la 49 Asamblea General de la OEA, que inició este miércoles en Medellín.

La situación política y social de Venezuela, el papel de la Misión de Apoyo al Proceso de Paz en Colombia, la crisis migratoria y los desafíos en derechos humanos que vive la región serán los temas en la agenda. Ante esto, las organizaciones cuestionan que el encuentro no sólo debe tratar estos puntos sino que debe enfocarse en razones de tipo económico, político, jurídico e histórico.

“Llegan ustedes a una Colombia gobernada por Iván Duque Márquez del “Centro Democrático” (expresión de la extrema derecha fascista), apoyado por una mayoría parlamentaria corrupta y vendida, y por una cúpula militar gravemente comprometida con el paramilitarismo en la guerra sucia que se traga a este país, lo que evidencia, aquí, el terrorismo del Estado”, indican las organizaciones en la carta.

Para ellos, el enfoque de la reunión debería abarcar la situación de los líderes sociales en el país, las masacres, ejecuciones extrajudiciales, el sicariato, los falsos positivos, el asesinato de los excombatientes de las Farc, la política de seguridad del Gobierno actual, entre otras cosas.

Asimismo, el Plan Nacional de Desarrollo que “liquida, entre muchas medidas contra los sectores y organizaciones sociales, el contrato de trabajo, las cesantías y otras garantías laborales, entregando a las multinacionales el manejo de la minería a cielo abierto, el fracking a discreción, y el usufructo y contaminación del agua, poniendo en riesgo la existencia misma de la vida en el territorio colombiano, al tiempo que entrega a la empresa privada y a los capitales monopolistas internacionales la “administración” de la salud y la enfermedad como fuente de rentas”.

Aseguran que el Gobierno no ha cumplido ni con el acuerdo de La Habanana ni con los compromisos que hizo con los estudiantes, profesores, campesinos y comunidades indígenas y negras.

También manifiestan que precisamente la cumbre se realiza en Medellín, una ciudad que en los primeros seis meses del año registró más de 400 asesinatos.

“Este es el contexto inmediato, la realidad que hoy los alberga transitoriamente a ustedes. Es la descomposición social que azota a la sede de sus deliberaciones, y los gobiernos quieren ocultar maquillando esa realidad de violencia y agudas carencias de la población; mucha de ella desplazada del campo por la violencia y las necesidades insatisfechas en alimentación, educación, salud y vivienda”, agregan las asociaciones en la misiva.

Por último, invitan a los delegados de la cumbre a que reflexionen sobre estos temas y les abran un campo en la reunión para que la situación del país mejore.

Síguenos en Google Noticias