19 Jan 2021 - 8:00 p. m.

Protección de humedales en Montería, el camino para convertirse en “biodiverciudad”

Los humedales de Sierra Chiquita, los Araujos y de la Brigada XI fueron declarados áreas protegidas por el Ministerio de Ambiente. A través del cerro de bosque seco tropical poseen una conectividad con el río Sinú, una apuesta con la que la capital de Córdoba busca convertirse en la primera ciudad de Colombia en integrar la biodiversidad y sus beneficios en su desarrollo urbano y regional.

Sierra Chiquita y Humedales se encuentra localizada en la margen derecha de Montería, la capital de Córdoba. Este complejo de humedales está integrado por 763 hectáreas de terrenos donde convergen la riqueza de la fauna y la flora, y desde diciembre de 2020 entró a hacer parte de las más de 31 millones de hectáreas de áreas protegidas con las que cuenta Colombia. El objetivo principal de esta declaratoria es recuperar y aprovechar de manera sostenible el ecosistema.

La declaratoria de área protegida la realizó el consejo directivo de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Río Sinú y San Jorge (CVS), que cuenta con una representante del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, y que luego de un análisis de la amplia biodiversidad de fauna y flora y la importancia ecosistémica de estos humedales, atendió la necesidad de conservarlo y adecuarlo al desarrollo sostenible de la ciudad. Este ecosistema abarca los humedales de Sierra Chiquita, los Araujos y de la Brigada XI de Montería. A través del cerro de bosque seco tropical poseen una conectividad con el río Sinú.

Sierra Chiquita, por ejemplo, queda en la vereda que lleva el mismo nombre, ubicada en el corregimiento Jaraquiel, zona rural de la ciudad. Los Araujos y Brigada XI se encuentran en la zona urbana de Montería, donde se pueden encontrar barrios como Los Araujos, Alfonso López, Pastrana Borrero y Santander; asentamientos como El Privilegio y El Cerro. “La importancia de esta declaratoria radica en que al estar tan cerca de la ciudad se convierten en un punto fundamental para salvaguardar los bienes y servicios ambientales. Con eso se pueden evitar invasiones urbanas, uso inadecuado del suelo, pérdida de biodiversidad, entre otros factores”, asegura el director de la CVS, Orlando Medina.

Un área protegida es aquella zona definida geográficamente que haya sido asignada o regulada y administrada a fin de alcanzar objetivos específicos de conservación. En Colombia contamos con 1.343 áreas protegidas, algunas son públicas y otras privadas. Entre las públicas están las del Sistema de Parques Nacionales Naturales, las Reservas Forestales Protectoras, los Parques Naturales Regionales, los Distritos de Manejo Integrado, las Áreas de Recreación y los Distritos de Conservación de Suelos, esta última es el caso de Sierra Chiquita y Humedales. Respecto a las áreas protegidas privadas, se encuentran las Reservas Naturales de la Sociedad Civil.

El camino para la protección de estos humedales apenas comienza. “Cuando se declara un área protegida hay que crear una hoja de ruta metodológica, bajo la cual hay participación de inversiones públicas y privadas, estas últimas porque tienen asentamiento en el área. El objetivo es poder hacer actividades productivas y de conservación”, explica el director de la CVS. En Sierra Chuiquita hay más de 230 especies de fauna y 81 de flora. “La tarea es comenzar a realizar planes de manejo focalizados para la preservación de la flora y la fauna. También se pueden hacer rehabilitaciones ecológicas del área e introducción de especies que de pronto han salido de la zona. Asimismo, la recuperación hidráulica de los humedales”, agrega Medina.

“El Ministerio de Ambiente focalizará la inclusión cómo proyecto priorizado en la intervención integral de Sierra Chiquita y Humedales a través de la iniciativa presidencial Biodiverciudades, que busca promover ciudades que reconocen, priorizan e integran la biodiversidad y sus beneficios hacia un desarrollo urbano-regional sostenible”, dijo el viceministro del Ministerio de Ambiente, Nicolás Galarza.

“Biodiverciudades” es una estrategia que busca que las ciudades colombianas se desarrollen bajo criterios de sostenibilidad e innovación, y que integren armónicamente en su planeación urbana y desarrollo económico y social, la riqueza natural de cada territorio. Es por eso que Barranquilla, San Andrés, Montería, Medellín, Quibdó, Bucaramanga, Villavicencio y Leticia son las primeras ciudades seleccionadas para la implementación de esa estrategia. Montería fue incluida en diciembre de 2020.

“Montería dará pasos gigantes en materia de sostenibilidad en el Gobierno de la Gente. Estuvimos revisando con el Ministro de Ambiente Carlos Eduardo Correa los proyectos a los que le apuntaremos en 2021 con el programa Montería Biodiverciudad. La meta es aportar a la reducción de dióxido de carbono y promover la educación ambiental, y hacer toda esa construcción colectiva de la mano de la ciudadanía”, explicó el alcalde de Montería Carlos Ordosgoitia.

Según el director de la CVS, Montería y Barranquilla esperan convertirse en las primeras Biodiverciudades del país. Una de las estrategias de Montería, es iniciar con la reforestación de especies nativas protectoras para aumentar la regulación hídrica de la ciénaga de Betancí. La meta es obtener 150 hectáreas reforestadas entre bosque seco tropical y bosque de galería, restaurando las rondas hídricas, evitando los procesos erosivos y recuperando el hábitat natural de las especies.

“Montería pretende aprovechar el potencial y las capacidades ya consolidadas desde el año 2013, cuando ingresó al programa de ciudades sostenibles y competitivas del BID y Findeter, potencializando también los proyectos que hoy se encuentran en ejecución tales como la Ronda del Sinú, la estrategia de recuperación del centro de la ciudad, los proyectos de movilidad como Bicired, Bisinú y Businú”, explica el secretario de Planeación municipal, Hugo Kerguelen.

Con este avance, la capital de Córdoba sigue apostándole a la sostenibilidad ambiental. En julio de 2020, Montería ganó el reconocimiento del One Planet City Challenge en Colombia, por los proyectos promovidos por el municipio para contrarrestar los efectos del cambio climático, participaron 255 ciudades de 53 países. Asimismo, en septiembre de 2020, Montería fue elegida junto con otras 62 ciudades del mundo para el Desafío de las Ciudades, #WeLoveCities organizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, WWF, una organización global que trabaja por la preservación del medio ambiente.

Comparte: