3 Feb 2020 - 11:44 p. m.

Sebastián Castella salvó la tarde en La Santamaría

El torero francés demostró el gran nivel en el que se encuentra y firmó dos faenas grandes en Bogotá. A Morante de la Puebla y Luis Miguel Castrillón les correspondieron toros descastados de Ernesto Gutiérrez, ganadería que trajo un encierro bien presentado, pero falto de bravura en general.

Miguel Jaramillo Ángel

Sebastián Castella salvó la tarde en La Santamaría
Sebastián Castella ejecutó dos faenas importantes en la primera corrida de la temporada bogotana. Toreó a gusto con la mano izquierda. / Instagram: @lafiestadeltoro
Sebastián Castella ejecutó dos faenas importantes en la primera corrida de la temporada bogotana. Toreó a gusto con la mano izquierda. / Instagram: @lafiestadeltoro

Gran ambiente para la primera corrida de la temporada taurina 2020 en Bogotá, con un aforo cercano a los tres cuartos de entrada. Música española en los exteriores de la plaza como previa al ingreso de los espectadores a los tendidos.

Además, la banda desde muy temprano acompañó con pasodobles desde lo alto de los balcones de sombra. Toros de Ernesto Gutiérrez para el español Morante de la Puebla, el francés Sebastián Castella, quien reemplazó al peruano Andrés Roca Rey (incapacitado por una gastroenteritis aguda), y el colombiano Luis Miguel Castrillón.

El primer toro de la tarde, Cardenal, negro de 558 kilos, le correspondió a Morante. El torero sevillano, vestido de azul y oro, lo recibió con verónicas muy lentas y remató con una media, ante un toro que humilló.

Quite por delantales, ceñidos a la cintura y una media rematada. Deslucido tercio de banderillas por parte de los subalternos de Morante.

Brindó el torero español al empresario mexicano Pablo Moreno. En la muleta, el toro mostró falta de recorrido y pocas condiciones para la lidia.

Morante fue pronto por la espada, como lo ha hecho en ocasiones anteriores cuando no ve que un toro funciona para su lucimiento. Mal colocado para entrar a matar: pinchazo hondo. Fatal con el descabello, haciendo la suerte desde muy lejos. Apenas acertó en el séptimo intento y escuchó un aviso. Pitos para Morante y para Cardenal durante el arrastre.

El segundo toro de la tarde, Filibustero, negro de 543 kilos, le correspondió al francés Sebastián Castella, quien recibió a la verónica a un animal de embestidas alegres. Remató con dos medias y una rebolera. Buen tercio de vara de Rafael Torres, en el que el animal mostró bravura.

Quite con el capote de Castella, en el que implementó cuatro chicuelinas ajustadas y una media, soltando el capote.

Brindó Castella al público y recibió una fuerte ovación. Inició su faena con un estatuario y se cambió dos veces al toro por la espalda, para luego torear con la izquierda.

Se cambió la muleta a la derecha para ejecutar un trincherazo y una tanda de derechazos. Repitió una nueva serie con la derecha y completó su faena toreando al natural, templado, implementando dos series con pases lentos y rematando con un circular invertido.

Por el pitón derecho el toro mostró menor calidad y se quedó corto en las embestidas. Entendió Castella esto e implementó molinetes y algunos pases con la mano izquierda de menor emoción para cerrar la faena.

Estocada hasta la empuñadura, ligeramente tendida hacia el lado derecho. Oreja para Castella y palmas para Filibustero durante su arrastre.

El tercero de la tarde, Luminoso, toro negro de 488 kilos, le correspondió a Luis Miguel Castrillón, quien no encontró el sitio para templar la embestida del toro con el capote.

El toro tumbó dos veces el caballo de pica del Reinario Bulla, quien se golpeó con las tablas del callejón sin mayores consecuencias. Buenos pares de banderillas de Jaime Devia, quien saludó tras recibir una fuerte ovación.

Brindó Castrillón al público. Citó con la muleta en la mano derecha. Tres derechazos y pase de pecho en su inicio de faena.

Repitió la fórmula y remató por alto con la mano izquierda. Luminoso se malogró uno de sus remos delanteros y esto imposibilitó la lidia. Castrillón lo intentó pero sin lograr muletazos de valor.

El torero colombiano pinchó en tres ocasiones y en el cuarto intento dejó media estocada tendida. Acertó en el segundo intento con el descabello. Silencio.

El cuarto de la tarde, Pajarito, negro de 530 kilos, fue el segundo toro para Morante. Poco se pudo ver del español y del astado en el capote, ante un toro que no humillaba y ante un torero que no mostró su arte con la capa.

Pájarito se refugió en las tablas luego del tercio de banderillas y se quedó sin motor, ante un Morante que lo intentó por el pitón derecho y el izquierdo, pero la casta del animal era casi inexistente.

Entró a matar Morante y dejó tres cuartos de espada, suficientes para que el toro rodara. Silencio para Morante y pitos en el arrastre para Pajarito.

Ambiente agridulce en la plaza previo a la salida de Adinerado, toro negro de 527 kilos que le correspondió al francés Castella. No definió sus embestidas el astado en el capote, frenado y sin recorrido.

Read more!

De rodillas, Sebastián le dio cuatro derechazos y remató con el pase de pecho. Máxima emoción en la plaza ante un torero valiente que ejecutó una nueva tanda por la derecha, cerrando con un pase de pecho largo.

Con la izquierda, un farol y toreo natural lento. Se lo cambió Castella por la espalda, y lo toreó a gusto con la derecha, llevando muy templada la embestida de un toro al que le faltó energía para torearlo profundo.

Castella le tapó los defectos que tenía y lo llevó toreado hasta los adentros con mucha calidad, suavidad y torería. Fue tanta la emoción y el gusto del francés en la lidia que arrojó la muleta y la espada.

Tres pinchazos, tras dos intentos recibiendo. Perdió la oportunidad de cortar las orejas por los fallos con la espada. Estocada completa y trasera en el cuarto intento. Ovación de reconocimiento a la faena del francés y vuelta al ruedo. Palmas en el arrastre para Adinderado.

Quindiano, toro negro de 478, sexto de la tarde, le correspondió a Luis Miguel Castrillón, quien respondió a la salida alegre del toro al ruedo con verónicas, chicuelinas y una media bien rematada.

Quite del colombiano por gaoneras (siete en total) y remate a una mano. Comenzó la faena de rodillas Castrillón, dando muletazos de pitones a rabo.

Andariego el toro, sin fijarse en la muleta del torero colombiano. Tanda por la derecha en la que el astado mostró mayor calidad, pero de recorrido corto.

Lo intentó a media altura, con la derecha y la izquierda, pero la casta de Quindiano era justa y las emociones también. Estocada completa. Silencio.

El próximo domingo, 9 de febrero, se lidiarán toros de El Manzanal. El cartel está conformado por el colombiano Sebastian Vargas, el español Manuel Escribano y el venezolano Jesús Enrique Colombo. Los tres matadores ponen banderillas.

Resumen

Morante de la Puebla: Dos aviso y pitos. Silencio.

Sebastián Castella: Oreja y vuelta al ruedo tras aviso.

Luis Miguel Castrillón: Silencio en ambos toros.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar