31 Jan 2018 - 4:14 p. m.

Secuestrado en el norte del Cauca logró escapar gracias a la ayuda de un "ángel"

El comerciante Oscar Escobar Ramírez, quien completaba cuatro días de secuestro, aprovechó un descuido de los secuestradores para huir del lugar. Cuenta que un "ángel" lo ayudó a desamarrase.

Redacción Valle

El comerciante Oscar Escobar Ramírez, dueño de la cadena de locales comerciales Fruver en Cali, quien fue secuestrado el pasado viernes 26 de enero en zona rural del municipio de Santander de Quilichao, Cauca, se fugó de sus captores y regresó a la libertad.

Según las primeras declaraciones de la víctima, el escape fue posible gracias a que los secuestradores lo dejaron solo y un campesino de la zona, a quien califica como un “ángel”, le ayudó a soltarse de las amarras.

“Ellos estaban enrumbados, me dejaron solo y un ángel me soltó. Yo esos días oré mucho y le pedí a Dios que me sacara de esta. Tuve que caminar mucho y llegué a la estación de Policía de Jambaló”, dijo a Blu Radio el comerciante.

Asimismo, contó que el rapto fue perpetrado por cuatro hombres vestidos de civil y encapuchados que lo interceptaron a cuando pretendía entrar a su finca de veraneo ubicada en la vereda San Rafael, y en su misma camioneta lo transportaron durante dos horas. (Lea también: Los 7 pecados capitales de las Farc)

“Me recibieron otros personajes y me llevaron por el monte donde me tuvieron la noche del viernes, sábado y el domingo todo el día. Después, me sacaron de allá y me llevaron en moto hasta Jambaló, ahí me metieron a una casita y pasé la noche del domingo y el lunes hasta por la noche cuando me trasladaron hacía los límites con el Huila”, explicó Escobar a dicha cadena radial.

Al parecer, fue la presión de las autoridades lo que provocó que el comerciante fuera trasladado permanentemente de un lugar a otro, hasta llegar al sitio donde aprovechó la oportunidad para escapar.

El hombre llegó exhausto a la estación de Policía de Jambaló, el martes 30 de enero, se identificó ante los uniformados y les contó su situación. Allí recibió una ayuda humanitaria por parte de los funcionarios que le brindaron una bebida caliente, lo invitaron a bañarse y le donaron prendas de vestir.

“Allá estaban más felices que yo. Un agente me dio su camisa, yo llevaba cinco días sin bañarme y me dejaron bañar. Me dieron café y compartí con ellos un buen rato. Mi Dios les pague, a pesar de los conflictos en el Cauca, hacen patria”, expresó el comerciante.

Por otro lado, informó que al comienzo los captores dijeron que pertenecían al Eln y, después, aseguraron ser disidentes de las Farc. También, le dijeron que para liberarlo debía pagar mil millones de pesos en un plazo de cinco días, de lo contrario los guerrilleros acabarían con su vida. (Le puede interesar: Así fue el lanzamiento de la campaña de 'Timochenko' con la que aspira llegar a la presidencia)

El coronel Nelson Díaz, subcomandante de la Policía del Cauca, dijo a Noticias Caracol que efectivamente se trataría de un reducto de las Farc, al mando de dos hombres que no se habrían acogido al proceso de paz y que tienen injerencia en el norte del Cauca.

“El hecho es materia de investigación, vamos a lograr las capturas contra estos delincuentes ya que tenemos información muy importante clasificada sobre este grupo. Celebramos la libertad de este hombre”, puntualizó el funcionario.

Escobar ya se encuentra reunido con su familia y en las próximas horas será sometido a exámenes médicos para evaluar su estado de salud, aunque él asegura sentirse bien.

Comparte: