Publicidad
15 Nov 2021 - 2:00 a. m.

Un año del huracán Iota: ¿En qué va la reconstrucción en San Andrés?

A un año del paso del huracán Iota, la reparación de viviendas en San Andrés va en el 7 %. Abel Archbold, secretario de Infraestructura de la isla, dialogó con El Espectador acerca de los avances y planes para las labores de reconstrucción.
María Camila Bonilla

María Camila Bonilla

Periodista sección Colombia
Un año del huracán Iota: ¿En qué va la reconstrucción en San Andrés?

El huracán Iota, que pasó por las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina el 16 de noviembre del 2020, ha sido el único de categoría cinco en llegar al país. Los vientos, de 250 kilómetros por hora, golpearon las islas y provocaron una destrucción masiva. En Providencia y Santa Catalina, el 98 % de la infraestructura fue afectada y la Cruz Roja reportó unos 700 damnificados en San Andrés. La devastación que dejó el huracán se sumó a los daños que había dejado el paso del huracán Eta por las islas entre el 2 y el 3 de noviembre. Eta alcanzó la categoría 4 y su llegada a San Andrés destruyó decenas de negocios en la zona costera y afectó en particular al sector del Hoyo Soplador.

Le puede interesar: “Ni en 100 ni en 365 días reconstruyeron Providencia”.

El 18 de noviembre de 2020, el presidente Iván Duque declaró situación de desastre en el archipiélago de San Andrés por el período de un año para “agilizar los procesos de rehabilitación y reconstrucción de las zonas más afectadas del departamento”. En enero de 2021, el Gobierno indicó que arrancaría el Plan 100, para terminar la reconstrucción de las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Sin embargo, en octubre pasado la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter) reportó que solo había sido entregado el 47 % de las viviendas para los afectados en Providencia. La Contraloría, por su parte, alertó que el avance en reconstrucción en San Andrés “es mínimo”. En diálogo con El Espectador, el secretario de Infraestructura de San Andrés, Abel Archbold, habla sobre los avances y obstáculos que ha tenido el proceso de reparación y reconstrucción de la isla.

¿Cuál es el balance de viviendas intervenidas tras el huracán?

Después de los huracanes Eta e Iota se reportaron 2.542 viviendas afectadas, de las cuales, a la fecha de hoy, ya han finalizado 186 viviendas con reparaciones. De esas, 113 son las que tenían daños leves, de las moderadas no se ha reparado ninguna y de las severas tampoco. Hay 73 que se han reparado por personas que lo han hecho con recursos propios. Hay siete más que están interviniendo con recursos propios también. Hay 33 viviendas nuevas, finalizadas, con construcción total, que han sido aportadas por empresas privadas. Postobón dio la mayoría de estas: donó 28 viviendas. Estamos a la espera de otras quince por parte de Celsia. Hay otras quince que aún no se han caracterizado e identificado. Además, 84 viviendas quedaron por fuera del registro de Evaluación de Daños, Análisis y Necesidades (EDAN). Estamos esperando que todo se estabilice y poder abrir de nuevo el EDAN y caracterizarlas.

La Contraloría General indicó que en San Andrés solo hay un 7 % del avance en la reparación integral de vivienda y un 47 % en reconstrucción de vivienda nueva. ¿Qué ha sucedido?

La principal razón de que en San Andrés no se haya avanzado en las intervenciones es porque el Gobierno nos había prometido $8.000 millones, a través de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD). De estos, hasta el mes pasado, solo habían girado $2.000 millones. Después de la reunión que tuvimos con la Contraloría el pasado 20 de octubre, la UNGRD giró la totalidad de los recursos. Tenemos un inconveniente, que es la conformación de las cuadrillas de trabajo integradas por un supervisor, que es un arquitecto o un ingeniero, un oficial, que puede ser un carpintero o un albañil, y dos ayudantes. Como la recuperación se ha centrado en Providencia, la mayoría de la mano de obra ha estado allá. Hasta ahora tenemos diez cuadrillas en San Andrés. Esperaría que, ya que en Providencia hay un avance mucho mayor, creo que está en el 80 %, vamos a tener ya la mano de obra de vuelta para San Andrés. Así podremos aumentar el número de cuadrillas y con los recursos que tenemos por parte de la UNGRD, esperamos que ahora sí aumente el ritmo y número de reparaciones en la isla.

Puede leer: Reconstrucción en San Andrés: también hay alertas por demoras en viviendas.

Puesto que ya les giraron los recursos faltantes, ¿cómo se coordinará la labor de reconstrucción con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres?

El pasado 8 de noviembre, tuvimos una reunión con Susana Correa, delegada del Gobierno Nacional, y la UNGRD e hicimos un recorrido por las cinco zonas priorizadas. Con ellos y con el representante de la UNGRD de la isla estamos coordinando y haciendo visitas quincenales en cada una de las zonas y verificando la inversión en cada una de ellas. También tuvimos una reunión con la Contraloría y revisión de las zonas priorizadas. Estamos tratando de que las reuniones con la consejera presidencial, Susana Correa, la UNGRD, la Contraloría y la Gobernación se puedan hacer cada quince días. Ojalá podamos estar unidos todos para hacer las reuniones de seguimiento y ver los avances permanentemente.

Aunque en un principio la priorización de recursos fue para Providencia ¿cuál era el cronograma establecido para San Andrés?

Nosotros fuimos programando la gestión de acuerdo con los recursos que nos iban entregando, porque sin recursos no podíamos planear acciones. En este momento que tenemos todos los recursos, estamos haciendo un cronograma para ver en cuánto tiempo vamos a intervenir las 2.542 viviendas que ya están caracterizadas en el EDAN y las otras 84 que no lo están. En un tiempo sabré cuál es el cronograma de cuánto nos vamos a demorar en San Andrés para terminar con esta reparación.

¿Cuáles son las prioridades para las labores de reconstrucción en la isla?

Nosotros tenemos priorizadas cinco zonas: Elsie Bar, en el sur de la isla; Tom Hooker; El Cove y vuelta a la isla; la Loma; y el Centro. Hemos priorizado el sector raizal y el sector sur, que es donde más se afectó. La Loma tiene menores afectaciones y luego va el centro.

Lea: “Nadie podía pensar que íbamos a terminar la reconstrucción de una isla en 100 días”.

En estas zonas priorizadas, ¿cuál es el panorama con relación a la severidad de las afectaciones?

Tenemos de todo tipo: leves, moderadas y severas. En las severas, que tienen una afectación total, se está haciendo una remodelación completa con vivienda nueva. Tenemos por identificar unas quince viviendas. Para las reparaciones totales, estamos esperando la contribución de la empresa privada. Por ejemplo, ahora esperamos la donación de Celsia.

¿Hay algún plan desde la Gobernación para fortalecer la infraestructura, anticipándose a cualquier otro desastre natural

Se está previendo que los centros educativos sean tenidos en cuenta como hogares preventivos. También se está estudiando un lote, que es de la Sociedad de Activos Especiales, para que pueda servir como hogar de paso en la temporada de huracanes. Después del paso del Iota, varios habitantes de Providencia que resultaron afectados tuvieron que venir a San Andrés a quedarse donde sus familiares o en algunos lugares, por eso estamos buscando construir un hogar de paso. También tenemos un sitio para estos fines que construyó la UNGRD en San Andrés.

María Camila Bonilla

Por María Camila Bonilla

Periodista con intereses en las áreas de medio ambiente, movimientos sociales y democracia, y conflictos y paz.mbonilla@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias