2 Mar 2020 - 2:30 p. m.

Ya se entregan las primeras ayudas a las víctimas en la avalancha de Piedecuesta

Dentro de los suministros entregados a la población, se encuentran alimentos, elementos de aseo, frazadas y colchonetas.

* Redacción Nacional

Desde la tarde del domingo 1 de marzo comenzaron a llegar a Piedecuesta, Santander, las primeras ayudas humanitarias para las víctimas de la avalancha que sacudió al municipio el pasado 25 de febrero. De momento hay tres puntos estratégicos para la entrega de suministros: la vereda El Recreo (en el restaurante Caracolí); el sector de Pailitas y en la vereda San Miguel Bajo, a la altura de la Escuela de Los Curos. 

Según informaron desde la Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres, seccional Piedecuesta, desde Bogotá también se han gestionado y recepcionado aportes para asistir la emergencia, las cuales se esperan que lleguen en los próximos días a esta zona de Santander. Asimismo, la entidad le reiteró a la comunidad la importancia de acudir a los albergues para ser atendidos de manera correspondiente, mientras el Gobierno Nacional propone soluciones para atender a las víctimas. 

Dentro de las ayudas que las personas afectadas pueden encontrar en los puntos de entrega asignados hay kits de alimentos, elementos de aseo, frazadas y colchonetas. 

También le puede interesar: Encuentran cuerpo que sería de menor desaparecido en avalancha de Piedecuesta

El balance reportado por las autoridades ante esta tragedia precisa que hay 310 familias afectadas, 23 viviendad completamente destruidas, cuatro personas fallecidas, doce desaparecidos, 9 heridos y 17 veredas censadas. 

En las últimas horas, el CTI de la Fiscalía encontró el cuerpo de un menor de cinco años, quien se presume es hermano del bebé de ocho meses, Dylan Matías, rescatado entre los escombros el 26 de febrero. Aunque no es algo confirmado, el Ejército confirmó que el curpo fue levantado para que la familia pueda identificarlo. La madre de Dylan, junto con sus dos hermanos, aparecen en los registros de desaparecidos.  

Comparte: