10 Jul 2020 - 1:38 a. m.

Declaran calamidad pública en Yalí, Antioquia, por inundaciones

Hay afectación en más de 50 viviendas y 48 familias se han visto damnificadas. Se perdieron cultivos, quedaron averiadas varias instituciones educativas y algunas vías secundarias y terciarias.

Las fuertes lluvias en Antioquia causaron daños en siete subregiones y 30 municipios. El alcalde de Yalí, Luis Norberto Piedrahíta dijo que 18 veredas que permanecen incomunicadas, 48 familias resultaron afectadas y 50 viviendas sufrieron algún daño. “También afectó a cultivos de café, cacao y plátano”, agregó Jaime Enrique Gómez, director del Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres (Dapar).

Además, entre las afectaciones se encuentran daños en cuatro puentes peatonales, uno vehicular y tres colgantes sobre los ríos Bartolo y El Volcán; tres instituciones educativas y pérdida de ganado.

Para hacer un balance de las afectación causadas por el invierno del pasado sábado 4 de julio, Luis Fernando Suárez, gobernador encargado de Antioquia, el secretario de Infraestructura Física, Juan Pablo López y el director del Dapard, Jaime Enrique Gómez, conformaron la comisión que visitó el municipio de Yalí, en el Nordeste de Antioquia.

Leer: Lluvias mantienen incomunicadas a 18 veredas en Yalí (Antioquia)

Suárez explicó que para atender la emergencia fue necesario expedir el Decreto de calamidad pública. Así, inicia el acompañamiento para la formulación del Plan de Gestión del Riesgo que busca identificar las líneas de trabajo en las que acompañará la Gobernación al municipio.

“A los habitantes de Yalí les decimos que aquí estamos presentes, no los vamos a dejar solos, los vamos a seguir acompañando hasta superar esta grave situación”, dijo Suárez.

López, por su parte, indicó que se reforzará el equipo y la maquinaria amarilla enviada a la zona para garantizar la conectividad de las veredas que quedaron aisladas. También solicitarán apoyo de municipios vecinos con recursos y maquinaria para aumentar la capacidad de remoción de escombros y apertura de las vías.

El alcalde informó que se priorizará la atención a las personas que quedaron en riesgo en las veredas y la reapertura de las vías de penetración, para favorecer el intercambio comercial.

Por otro lado, en el Urabá antioqueño la temporada de lluvia ocasionó el desbordamiento de los ríos Murrí y Arquía, que afectaron a cerca de 3.000 familias en Vigía del Fuerte. En ese municipio hubo pérdidas de cultivos de arroz y maíz, además de los enseres de las viviendas.

También le puede interesar: COVID-19 se dispara en Antioquia: el 40 % de los casos se registraron los últimos ocho días

Temas relacionados

YalíAntioquia
Comparte: