25 Sep 2019 - 5:20 p. m.

Envían a prisión a tres hombres señalados de asesinar a líder comunal en Antioquia

Diofanor Montoya Urrego fue asesinado el 26 de abril en el municipio de Maceo. En ese momento, las autoridades manifestaron que su crimen pudo haber sido un error. Luego de las investigaciones, se concluyó que los sujetos capturados habrían sido quienes atentaron contra el líder y serían miembros del Clan del Golfo.

* Redacción Nacional

El Juzgado Sexto Penal Municipal de Medellín envió a la cárcel a tres hombres que estarían implicados en el asesinato del líder comunal Diofanor Montoya Urrego el pasado 26 de abril en el municipio de Maceo, Antioquia.

Montoya Urrego estaba realizando labores en su finca, ubicada en la vereda La Unión, cuando los hombres llegaron y dispararon seis veces en su contra.

"Él nunca nos dijo 've estoy amenazado por esto', era muy discreto en sus cosas. Si tenía un problema nunca no lo comentó, pero todas las personas, todos los vecinos, nos dicen '¿por qué tenían que matar ese viejo, si no se metía con nadie?'", dijo su hija Beatriz Helena Montoya Serna.

En ese entonces Julián Urrego Atehortúa, secretario de Gobierno de Maceo, informó que el crimen del líder pudo haber sido un error.

Lea: Once líderes sociales han sido declarados objetivos militares en Antioquia

"Hasta el momento se puede manejar una hipótesis de que fue error, que de pronto las personas iban detrás de otras y por equivocación atentaron contra la vida del señor", aseguró el secretario en su momento.

Los capturados fueron identificados como Luis Eduardo Zapata Cárdenas, alias “Luis 15” o “Rubén”; Leonardo Enrique Cogollo Berna, alias “Barajas”; y Juan Gabriel Gil, alias “El Poli”, presuntos integrantes del Clan del Golfo.

Alias ‘El Poli’, presunto jefe del frente Jorge Iván Arboleda Garcés, del Clan del Golfo, es considerado el responsable directo del asesinato de Montoya Urrego.

Los hombres deberán responder por los delitos de homicidio agravado, en concurso heterogéneo con fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos agravado, y concierto para delinquir agravado.

Según cifras de la Defensoría del Pueblo, en el país al menos 462 líderes sociales fueron asesinados entre el 1 de enero de 2016 y el 28 de febrero pasado.

Comparte: