Publicidad
28 Jul 2015 - 11:14 a. m.

Escarbando la verdad en 'La Escombrera'

La excavación en La Escombrera (Medellín) inició ayer en el sector La Arenera. En el primer lote se calcula que habría 44 cuerpos.

Walter Arias Hidalgo

En un lote de 700 metros cuadrados, cargado de maleza e invadido de mosquitos, comenzó ayer la excavación de 24 mil metros cúbicos de tierra, con la esperanza de hallar 44 restos de víctimas de desaparición forzada de la Comuna 13 de Medellín. Inició formalmente con una eucaristía, en la que predominaron cánticos de justicia y libertad.

El significado de este ambicioso proyecto es de amplias dimensiones. Para las víctimas significa “la posibilidad de reconstruir parte de su vida”, para la Fiscalía la primera diligencia judicial en una fosa común abierta única en el mundo y para el marco del conflicto colombiano un hito histórico.

Durante el acto protocolario –denominado “Escarbando la verdad, desenterrando la justicia”–, cargado de lámparas con fuego, siluetas negras, mensajes de reflexión y una lona con algunas fotografías de los desaparecidos, se leyeron 92 nombres de víctimas que estarían bajo esta montaña, en un punto conocido como La Arenera, en lo alto de la Comuna 13, occidente de Medellín.

Este número de víctimas, según datos oficiales, estarían sepultadas en tres lugares ya plenamente identificados de La Arenera (Agregados San Javier). En el lote donde se comenzó ayer la excavación (denominado Polígono 1) habría 44, de acuerdo con las cifras oficiales de la Fiscalía. El ente investigador obtuvo la información tras las declaraciones de Juan Carlos Villa Saldarriaga, excombatiente del Bloque Cacique Nutibara, alias Móvil 8, y de pobladores.

Decenas de víctimas que asistieron ayer a La Arenera tienen la esperanza de que los restos de sus seres queridos estén en ese primer lote. Sin embargo, también son conscientes de que los resultados pueden ser infructuosos. Por una parte, son 24 mil metros cúbicos de tierra para remover. Y por otra, sus familiares pueden estar en cualquier otro lado de la Comuna, una zona donde se han realizado cerca de 30 exhumaciones en los últimos años, según dijo Gustavo Andrés Duque, fiscal 91 del grupo nacional de exhumación de justicia transicional.

En todo caso, los familiares están dispuestos a trasladarse a La Arenera el tiempo que sea necesario, mientras expertos forenses, con el apoyo del personal contratado por la Alcaldía de Medellín, realizan las búsquedas de los cuerpos. Ellos aplicarán los Protocolos de Minnesota y Estambul, que permitirán establecer si los desaparecidos fueron torturados y cómo.

Una de esas víctimas es Alejandra Balvín Cano, una comunicadora social de 26 años que perdió a su padre el 26 de octubre de 2002, en el marco de la Operación Orión, y a su hermano Adonis, el 5 de marzo de 2006. Ambos están desaparecidos y no tiene una pista de ellos.

Después de 13 años de búsqueda, Alejandra y las demás víctimas tienen el respaldo del Plan Integral de Búsqueda, conformado por tres componentes: exhumación, memoria y acompañamiento psicosocial. Gracias a este Plan, ella podrá estar en un campamento en La Arenera durante cinco meses, de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, como testigo de las posibles exhumaciones. El Plan Integral de Búsqueda de desaparecidos de la Comuna 13 se construyó a partir de lo ordenado por el Plan Nacional de Búsqueda, en el marco de las medidas de Garantías de No Repetición y homenaje a las víctimas del delito de la desaparición forzada, planteadas por la Ley de Víctimas.

Los posibles restos hallados en La Arenera, que no sean identificados o reclamados, serán llevados a un mausoleo ubicado en el Cementerio Universal, financiado por el Ministerio del Interior. Allí habrá 180 bóvedas (dos bloques de 90 cada uno), con posibilidad de que sea ampliado según se requiera. Estará listo para el 30 de septiembre de este año.

La fosa más grande del mundo

“Agregados San Javier”, en lo alto del barrio Eduardo Santos, es solo uno de los puntos que conforman la denominada “fosa más grande el mundo”. En una montaña del frente, en inmediaciones del barrio El Salado, está “Terrígenos”, otro vasto lote donde también habrían sido enterrados desaparecidos. En ambos lugares, según versiones de exmiembros de las autodefensas y organizaciones de víctimas, milicias y paramilitares llevaron cientos de víctimas luego de torturarlas.

Aunque se cree que en esta zona puede haber cuerpos desde hace 20 o 25 años, la mayoría habrían sido llevados después de las operaciones militares Mariscal (mayo de 2002) y Orión (octubre de 2002 y diciembre de ese mismo año). Orión, que inició el 16 de octubre de 2002, es considerada la acción armada urbana más grande que ha habido en Colombia en el marco del conflicto.

En estas operaciones participaron cerca de 1.500 uniformados y se utilizaron ametralladoras M60, fusiles, helicópteros artillados y francotiradores. En desarrollo de esta operación la Fuerza Pública realizó más de 150 allanamientos y capturó a más de 355 personas, de las cuales 82 terminaron sindicadas. Luego de esto, la comunidad denunció asesinatos, detenciones arbitrarias, ataques indiscriminados y desapariciones.

Esto sucedió en una comuna azotada históricamente por diversos actores armados: milicias, guerrillas, paramilitares y ahora bandas y combos. Allí, estos grupos han tenido la facilidad para transportar armas, proyectarse hacia otras zonas del país, incluso extraer gasolina del oleoducto Sebastopol-Medellín, en el corregimiento San Cristóbal. Esto ha sido posible, entre otras razones, por las condiciones de pobreza, la poca presencia institucional especialmente en las décadas de 1980 y 1990 y a las características topográficas de la Comuna 13, que la conectan con uno de los ejes del desarrollo antioqueño: la vía al mar.

Ahora, los familiares de los desaparecidos creen que es un gran logro el inicio de excavaciones en La Arenera. Desde finales de 2008 le venían exigiendo a la Administración Municipal el cierre definitivo del lugar para iniciar la búsqueda y posterior exhumación de los cuerpos. Ahora piden que se haga lo mismo con Terrígenos, donde se cree puede haber más que en La Arenera. En toda la zona pueden estar los cerca de 300 desaparecidos anunciados por Diego Fernando Murillo, alías Don Berna.

Recibe alertas desde Google News