21 Sep 2018 - 1:29 a. m.

Mineducación respalda iniciativa de colegio para que estudiantes LGBTI usen falda

La institución Inem José Felix de Restrepo de Medellín avaló la medida tras consultar a los padres de familia y estudiantes. Durante tres años los alumnos sólo podían asistir con sudadera o jeans después de que un estudiante transgénero exigió asistir al centro educativo con jardinera.

* Redacción Nacional

El colegio Inem José Felix de Restrepo, ubicado en El Poblado, Medellín generó polémica tras su decisión de permitirle a sus estudiantes LGBTI el uso de faldas.

María Victoria Ángulo, ministra de educación, respaldó la medida de la institución. “Cada colegio define su manual de convivencia, esto está avalado en la ley de convivencia escolar. Estos manuales deben definir los valores y los escenarios de encuentro que permitan acoger las diferencias”, le aseguró Ángulo a RCN Radio.

(Le puede interesar: La Prohibida acompaña a salir del clóset a una bisexual).

Para tomar la iniciativa, la institución realizó una encuesta en la que participaron padres de familia y estudiantes. La pregunta fue “¿está de acuerdo con regresar al uso de jumper (jardinera) para las mujeres, como uniforme oficial de la institución, con los protocolos para la comunidad LGBTI?”. Cabe resaltar que allí hay cerca de 4.000 estudiantes y 200 profesores.

Tras la victoria del sí, se estableció que los alumnos LGBTI o aquellos que tengan dudas en su orientación sexual, pueden utilizar ese tipo de uniforme con un permiso escrito de sus padres. Fernando Carvajal, rector del colegio, señaló que el permiso es necesario por ser menores de edad.

(Le puede interesar: El reto de ser afro y trans en territorios hostiles con la población LGBTI).

En el colegio estuvo prohibido el uso de faldas desde el 2015, pues un estudiante transexual exigió por medio de una acción popular que le permitieran utilizar jardinera. Hasta la fecha se había prohibido el uso de faldas en la institución, por lo que hombres y mujeres, asistían con sudadera o jeans.

“Los padres se deben involucrar más, muchos de ellos ni siquiera conocen los manuales de los colegios donde están sus hijos", dijo Ángulo.

 

Comparte: