25 Sep 2019 - 8:45 p. m.

UdeA busca personas que recibieron transfusiones de sangre antes de 1996

El grupo de investigación de Gastrohepatología de la facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia quiere descartar que sean portadores del virus de la hepatitis C (VHC).

* Redacción Nacional

El grupo de investigación de Gastrohepatología de la facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, UdeA, busca a personas que recibieron transfusiones de sangre antes de1996 pues hay una probabilidad de que hayan contraído la infección por el virus de la hepatitis C (VHC).

Lea también: Epidemia de dengue en Centroamérica: más de 240.000 infectados

Cabe resaltar que este virus es silencioso y, en su mayororía, no presenta síntomas. Por esto, el objetivo de los investigadores es encontrar a estas personas con el fin de descartar que tengan la enfermedad y evaluar si son candidatos al tratamiento para prevenir complicaciones como cirrosis o cáncer de hígado.

Los principales riesgos de infección están en la población que reutiliza agujas o jeringas y el antecedente de transfusión de sangre, pues antes de 1996 esta actividad se desarrollaba sin tamizaje, proceso que permite identificar si las personas están en riesgo de tener alguna enfermedad, como se hace actualmente, según informó la Universidad de Antioquia. Las personas que presentan mayor riesgo de contraer la enfermedad son aquellas que consumen drogas psicoactivas por vía endovenosa, aquellas que reutilizan agujas o jeringas, pacientes que recibieron trasplantes de órganos, que fueron sometidos a transfusiones de sangre o hemodiálisis antes de 1996.

De acuerdo con la Universidad de Antioquia, se estima que en el mundo hay de 70 a 150 milones de casos de infección de VHC, con una tasa de 400 mil a 700 mil muertes por año. Según el Ministerio de Salud, en Colombia entre abril y noviembre de 2017 se autorizaron 487 tratamientos antivirales, pero se considera que existe un subregistro por casos asintomáticos o que no fueron notificados.

Ese mismo año se registraron 1.886 casos de Hepatitis B y 589 de Hepatitis C. “Actualmente existen vacunas para las hepatitis A y B, pero no se han desarrollado para los otros tipos de hepatitis como la C y la D”, informó a través de un comunicado la universidad.

“Les tomamos una muestra de sangre, les hacemos una encuesta, les pedimos firmar un consentimiento informado y obviamente cuando empiezan a salir los resultados hacemos el informe y el acompañamiento de ser necesario, si están positivos. Lo importante es descubrir la enfermedad antes de que haya síntomas”, dijo María Cristina Navas, coordinadora del equipo gastrohepatología de la Facultad de Medicina de la UdeA, a Blu Radio

El virus fue descubierto en 1989 y su investigación a profundidad se desarrolló entre 1990 y 1991. Por eso, el grupo de Gastrohepatología busca descartar que los pacientes que hayan recibido sangre desde dicha fecha hasta 1995 puedan ser portadores de esta enfermedad. Cabe resaltar que fue hasta 1993 cuando el Ministerio de Salud estableció la obligatoriedad del tamizaje de estos componentes para evitar el uso de tejido contaminado, según el decreto 1581. Sin embargo, fue hasta 1996 que se logró que el 100 % de las unidades de sangre fueran analizadas.

El estudio se realiza en alianza con la Universidad Nacional de Colombia, Secretaría de Salud de Bogotá, Universidad Cooperativa de Colombia (sede Santa Marta), Universidad Tecnológica de Pereira, el Instituto Nacional de Salud , la Universidad de Cartagena, Universidad del Magdalena y el Ministerio de Salud y Protección Social.

Quienes hayan recibido transfusiones de sangre en Colombia antes del año 1996 y quieran recibir más información podrán comunicarse a los teléfonos 2196573 – 2196567 en Medellín o al correo electrónico: grupogastrohepatologia@udea.edu.co. Mayor información a través del sitio web www.udea.edu.co/gastrohepatologia 

Comparte: