“La paz no puede dividirnos”: ministro de Asuntos Exteriores de Alemania

Heiko Maas estuvo de visita en el país y se reunió con el presidente Iván Duque y con las cabezas del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. El ministro les reiteró su apoyo y los animó a continuar con su trabajo, en medio de las tormentas políticas. 

Patricia Linares, presidenta de la JEP; Heiko Maas, ministro de Asuntos Exteriores de Alemania; Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad, y Luz Marina Monzón, directora de la UBPD. Diego Cuevas

El martes por la noche, mientras en el Congreso se dilataba la votación de las objeciones de la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), a pocos metros, en el Claustro de San Agustín, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, animaba y felicitaba a quienes llevan en sus hombros la responsabilidad de implementar el Acuerdo de Paz.

Allí, rodeados por las impactantes fotografías de Jesús Abad Colorado, estaban sentados el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad; Patricia Linares, presidenta de la JEP, y Luz Marina Monzón, directora de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD), escuchando al ministro, quien reconoció que existe un debate político intenso en el país, pero les insistió en continuar con sus labores, necesarias para la reconciliación y la convivencia pacífica que durante décadas ha necesitado el país y que el mundo espera pronto aplaudir.

Lea también: Refuerzo alemán para implementar la paz

“La paz nunca debería dividir. Pero creo que todos sabemos lo difícil que es lograr un acuerdo de paz y sobre todo implementarlo. Eso es lo que está pasando ahora en Colombia. Aún hay mensajes de odio que lamentablemente salen en medio de debates políticos, pero hay que continuar. Desde nuestro punto de vista, no hay alternativa más razonable que aquella que tomó Colombia con la creación de este Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para mostrar y defender el trabajo de sus entidades: la JEP, la Comisión de la Verdad y la Unidad de Búsqueda de Desaparecidos”, aseguró Maas .

El ministro llegó al encuentro después de una reunión con el presidente Iván Duque, a quien, según contó, le reiteró el apoyo de su gobierno a la implementación del acuerdo de paz. “En sus palabras no vi motivo para caer en la desesperanza. Es cierto que después de las elecciones surgen nuevos debates y discusiones, y es conocido que el presidente antes de ser elegido tuvo otras opiniones que diferían con el anterior gobierno. Pero eso está lejos de que realmente el proceso se vaya a cuestionar. Nosotros le reiteramos nuestro apoyo para ampliar la implementación a nivel territorial”, afirmó Mass.

Mientras el ministro intervenía, Patricia Linares, presidenta de la JEP, lo escuchaba con la atención de quien siente un gran respaldo. Se veía tranquila y segura, una imagen que ratificó cuando en su intervención afirmó que los debates políticos que se están dando en el país no los mira con recelo, sino como una reflexión positiva: “Se están tramitando las diferencias y los desacuerdos profundos del Acuerdo. A pesar de lo complejo que ha sido y más allá del resultado, debemos destacar que la estructura del Estado y los poderes públicos han podido avanzar, reivindicando su autonomía e independencia, y creo que eso fortalece a la democracia”.

Lea también: El interés del presidente alemán en la paz de Colombia

Además, reconoció que no es posible pensar que el camino hacia un posconflicto pueda ser fácil y menos con un modelo inédito en el mundo. Para Linares, es natural que grandes sectores de la sociedad tengan reservas, inquietudes y miedos frente a la implementación del proceso de paz. También que haya angustia y un reclamo por parte de los ocho millones de víctimas que durante décadas han aguantado la impunidad de la justicia ordinaria y el olvido del Estado.

Con este argumento, Linares invitó a quienes pertenecen al Sistema Integral, al Gobierno Nacional y a la ciudadanía a ayudar entre todos a despejar las nubes que no permiten ver el paisaje con claridad, y agradeció a la comunidad internacional su apoyo: “Sin su respaldo, estaríamos en una situación más precaria”.

El padre Francisco de Roux aplaudió esta postura de la presidenta de la jurisdicción y dejó claro que “si en este proceso político, no jurídico, propio de la democracia, la JEP queda debilitada, el resto de las entidades del Sistema también”. El presidente de la Comisión de la Verdad no escatimó palabras para reiterar que las decisiones tomadas desde el odio complican el cumplimiento de los compromisos adquiridos en La Habana (Cuba) entre el Gobierno y la extinta guerrilla de las Farc.

De Roux le contó a Maas su sorpresa al ver la motivación y movilización que hay en la sociedad colombiana para narrar la verdad del conflicto armado. No solo han logrado recibir las verdades de quienes se acogieron ante la JEP, sino también de otros actores, como los presos de las cárceles o los empresarios, quienes están dispuestos a contar lo que sucedió.

“Esto nos parece muy importante: que tanta gente quiera hablar. Y queremos pedirles el apoyo de la comunidad alemana en este proceso, que hará que los colombianos seamos capaces de conocer nuestra tragedia, nuestros crímenes, como ustedes lo hicieron. Debemos entender que contar la verdad, en lugar de dañar nuestra reputación, nos engrandece”, dijo el padre.

Luz Marina Monzón, directora de la Unidad de Búsqueda, puso sobre la mesa la necesidad de que los debates políticos se den sin afectar la paz que se está construyendo en los territorios. Uno de los fenómenos más preocupantes es el asesinato de líderes sociales y excombatientes, que no solo afecta a las víctimas, pues las llena de temor y desesperanza, sino también a quienes rendirán cuentas al Sistema y quienes están implementando el Acuerdo en las regiones.

Lea también: La JEP es clave para éxito del proceso de paz: viceministro de Relaciones Exteriores de Alemania

Monzón le explicó Mass que en mayo arranca el despliegue territorial de la búsqueda de desaparecidos en más de diez lugares del país y que su trabajo con exmiembros de la guerrilla de las Farc ya ha empezado a tener resultados. De hecho, destacó que, en el marco de un compromiso con la desmovilizada guerrilla, firmado antes del Acuerdo de Paz, se recuperaron 35 cuerpos, de los cuales se han entregado 15 a sus familias.

El ministro alemán finalizó el conversatorio resaltando la experiencia de su país después de la Segunda Guerra Mundial. Recordó que dos décadas después de este hito, en Alemania no se había hecho un trabajo de memoria. Incluso en el proceso de unificación se cometieron errores y hubo debates politizados que afectaron por momentos la intención de una reconciliación. Haciendo un paralelo con la situación actual de Colombia, Maas sugirió que la salida está en “lograr un mínimo de apoyo de la sociedad a este proceso de paz”. Lo importante, repitió una y otra vez, es que no se pierda la legitimidad del Sistema Integral y tampoco que el proceso de paz, que ha sido y seguirá siendo apoyado por la comunidad internacional, se ponga en tela de juicio.

No es la primera vez que un alto funcionario alemán visita Colombia y se reúne con las cabezas del Sistema Integral. Hace menos de dos meses, el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, visitó el país y reiteraró su compromiso como garante del punto cinco del Acuerdo Final, es decir, el que versa sobre víctimas y justicia transicional. 

857925

2019-05-02T06:00:00-05:00

article

2019-05-16T02:14:53-05:00

ldulce_262224

colombia2020

Colombia en Transición

JEP

“La paz no puede dividirnos”: ministro de Asuntos Exteriores de Alemania

76

8145

8221