Unidad de Búsqueda encuentra con vida a una persona desaparecida desde 1985

Noticias destacadas de Desaparecidos

Después de 35 años de incertidumbre, la víctima se reunirá con sus familiares este domingo en el departamento de Arauca. Este es el primer reencuentro en vida que realiza la Unidad de Búsqueda, que hasta la fecha, de manera conjunta con la Fiscalía, ha entregado dignamente 83 cuerpos de personas dadas por desaparecidas en medio del conflicto armado.

Por primera vez desde la puesta en marcha de la Unidad de Búsqueda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD), se realiza un encuentro en vida entre una víctima de desaparición y su familia. Se trata de una persona quien, a causa del conflicto armado, estuvo desaparecida desde 1985. Por 35 años, su familia desconoció de su paradero. Hoy, domingo 29 de noviembre, esa espera terminó. El reencuentro entre la víctima y su familia se llevará a cabo en el departamento de Arauca.

“Deseo informarle a la sociedad colombiana que la Unidad encontró con vida a una persona desaparecida en el marco del conflicto armado hace 35 años. Hoy a las 4:30 p.m. esta persona se va a encontrar con su familia. Esta persona tiene hoy en día 60 años y en el momento en que perdió contacto con su familia tenía 25 años” dijo Luz Marina Monzón, directora de la UBPD.

Según relató la directora, el hombre desaparecido tuvo que huir de su hogar por las amenazas y salir desplazado de su tierra.

Monzón explicó que el encuentro es resultado de una investigación que se viene realizando desde enero de este año. En este mes la familia de la persona desaparecida se acercó por primera vez a una institución del Estado a solicitar apoyo para encontrar a su ser querido. A partir de esta solicitud, la Unidad emprendió una tarea de investigación, recolección, contraste y verificación de información que permitió hallar a la persona que se encontraba desaparecida.

(Le puede interesar: Unidad de Búsqueda recuperó 24 cuerpos de posibles personas desaparecidas en Caldas)

En 1985 cuando se desapareció su ser querido, la familia comenzó la búsqueda por su parte. Sin embargo, como se encontraban en medio de un territorio azotado por el conflicto armado, la familia tuvo que enfrentar múltiples amenazas, desplazamientos y asesinatos de personas que tenían algún tipo de información para saber qué había pasado con su ser querido.

Este contexto de violencia le impidió a la familia durante tres décadas poder acudir a las instituciones y poder tener un apoyo para encontrar a su ser querido. Hasta hace 10 meses cuando decidieron acudir a la UBPD, mecanismo que hoy permite cerrar un ciclo de dolor que llevaba 35 años abierto.

Así narró el encuentro el hombre desaparecido: “Ha sido una tarde muy hermosa para todos, yo estoy muy contento y mi familia también porque me encontraron, porque creyeron me habían desaparecido o muerto, pero mi Dios dijo no todavía a él no se lo lleva. Uno siente alegría porque ya en 35 años uno no reconoce a nadie. Les agradezco por todo lo que hicieron”.

“Le agradezco a la Unidad de Búsqueda de encontrar a mi hermano. Estoy muy alegre, el corazón se me va a salir del gozo que tengo, de mirar la presencia de esta gente que trabajaron e hicieron todo para que hoy estemos reunidos. A mí me decían yo creo que ese no es, pero yo sí decía él es mi hermano. Yo le digo a la gente duden en buscarlos (a la Unidad) para que les ayuden como me ayudaron a mí”, aseguró la hermana del hombre desaparecido.

Frente a este sentido encuentro entre dos familias, la directora de la Unidad asegura que es un “motivo de gran ilusión y esperanza. Es un resultado del Acuerdo de Paz y del Sistema Integral de Justicia, Reparación y No Repetición Es una muestra de que se va avanzando en la implementación del Acuerdo pero sobre todo en aliviar el dolor de miles de víctimas que esperan encontrar y saber qué pasó con sus seres queridos”.

(Lea también: Siete cuerpos recuperados en Antioquia por la UBPD y la JEP tienen signos de muerte violenta)

A la fecha, la UBPD, de manera conjunta con la Fiscalía General, ha contribuido a aliviar el sufrimiento de familias de 83 personas dadas por desaparecidas al entregarles dignamente el cuerpo de sus seres queridos. La última entrega sucedió el pasado 12 de noviembre en alianza con el Grupo interno de trabajo de búsqueda, identificación y entrega de personas desaparecidas (GRUBE) en Villavicencio (Meta). Allí sus familiares recibieron el cuerpo de Octavio Valencia Medina, a quien llevaban buscando desde 2002 y había estado inhumado en el cementerio de Vista Hermosa como no identificado.

Comparte en redes: