JEP indagará si la exposición SaNaciones fue alterada por las directivas del Centro de Memoria

Noticias destacadas de JEP

Tras una denuncia de Colombia2020, esa jurisdicción inició un trámite de medida cautelar de protección sobre esta pieza, que habría sido modificada por el director de la entidad y el director del Museo de la Memoria, después de haber sido concertada con ocho pueblos indígenas.

El 9 de marzo pasado, Colombia2020 reveló que las directivas del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) habrían alterado una exposición construida por los equipos de Curaduría y Enfoque Étnico y acordada con ocho pueblos indígenas. Según exfuncionarios de la entidad, el director general, Darío Acevedo, y el director del Museo de la Memoria, Fabio Bernal, cambiaron considerablemente los contenidos de la obra llamada ‘SaNaciones’, que exploraba las formas de sanar de los pueblos nasa, wiwa, awá, barí, huitoto, muinane, bora y okaine. Ahora, la Jurisdicción Especial para la Paz decidió abrir un proceso de medida cautelar para estudiar si protege esa exposición.

Contexto: ‘SaNaciones’, la otra exposición que habría sido censurada en el Centro Nacional de Memoria

Así lo conoció este diario y lo confirmó el propio director del Centro Nacional de Memoria Histórica a través de su cuenta de Twitter, en la que publicó que la magistrada Belkis Izquierdo y el magistrado Raúl Sánchez, a través de un auto, abrieron trámite de medida cautelar sobre la exposición “SaNaciones, diálogos de la memoria”, luego del artículo publicado por Colombia2020.

El auto 041 de 2021, de 26 páginas, mediante el que la JEP inicia el proceso de medida cautelar, explica que la exposición SaNaciones está directamente relacionada con dos de los macrocasos territoriales que tiene abiertos esa jurisdicción: el caso 02, que investiga las afectaciones que dejó el conflicto armado en Ricaurte, Tumaco y Barbacoas (Nariño), donde tiene presencia el pueblo awá, participante de la exposición; y el caso 05, sobre el norte del Cauca y sur del Valle, donde tiene presencia el pueblo nasa, también participante de la muestra. Por eso, de llegar a decretarse la medida cautelar, dice el auto, se podrían beneficiar las víctimas colectivas e individuales de esos dos casos.

En su cuenta de Twitter, el director Acevedo dijo que la JEP ya suma tres procesos en contra del CNMH y aseguró: “Nos defenderemos respetando las leyes, pero no dejaremos de advertir al país y a las víctimas la grave perturbación y afectación de nuestra misión por la intromisión de la JEP en los asuntos del CNMH”.

Acevedo hizo referencia a que en mayo de 2020 la jurisdicción de paz adoptó una medida cautelar de protección sobre la exposición Voces para Transformar a Colombia, el piloto del Museo de la Memoria, luego de que se conociera que desde la dirección de Darío Acevedo se pretendía alterar ejes de la exposición y que ello pondría en riesgo los derechos de algunas víctimas. Y en el marco de ese trámite, en marzo pasado, la JEP ordenó la inspección de los computadores del CNMH para establecer de qué manera habría sido alterada esa exposición.

En su pronunciamiento, el director reclamó que la JEP ya suma esos tres procesos sin escucharlo previamente, en su calidad de director general del CNMH. En los últimos meses, esa jurisdicción ha escuchado alrededor de 50 testimonios entre funcionarios y exfuncionarios para conocer de primera mano cómo fue todo el proceso de construcción del guión del Museo de la Memoria.

Lea también: JEP inspeccionará los computadores del Centro Nacional de Memoria Histórica

En esta nueva decisión, la JEP le ordena al CNMH que remita copia de todos los textos, videos, grabaciones, registros escritos y/o videográficos que hagan parte de la exposición SaNaciones; copia del listado y datos de contacto de todos los funcionarios y miembros de las comunidades que participaron en el proceso de construcción de la exposición; y copia integral del proceso contractual de la exposición, es decir, los estudios previos, los contratos y las actas de reunión, videos e informes de supervisión. Asimismo, decretó inicialmente los testimonios de Tania Helena Gómez, excoordinadora del grupo de Enfoque Étnico; Floresmiro Noscué, autoridad nasa del norte del Cauca que participó en la exposición; y Óscar Montero, coordinador del informe nacional de memoria histórica de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC).

SaNaciones, diálogos de la memoria

La exposición que el Tribunal de Paz hoy ordena proteger empezó a construirse a mediados del año pasado, con base en una exposición del mismo CNMH de 2017 llamada Endulzar la Palabra. Su origen se debe precisamente a la medida cautelar de la JEP sobre Voces para Transformar a Colombia, pues al interior del centro se decidió que, a raíz de la medida impuesta a esa exposición, SaNaciones, la nueva apuesta, sería la encargada de cumplir la itinerancia que debe hacer cada año el Museo de la Memoria.

Durante el año 2020, los equipos de Curaduría y Enfoque Étnico construyeron la exposición en contacto permanente con los pueblos indígenas involucrados. El resultado fueron cinco ejes narrativos: Disposición al Diálogo, Territorios, Larga Duración, La Fuerza de lo Colectivo y Naciones. Los textos se le enviaron al director del Museo de Memoria, Fabio Bernal. Sin embargo, cuando llegaron a manos de él, los autores de los textos notaron los primeros cambios que desconocían acuerdos a los que habían llegado con los pueblos indígenas participantes. Entre la versión original y la que pasó por las manos de Bernal, ambas conocidas por Colombia2020, se suprimieron las alusiones a la ‘conquista española’, a la ‘larga duración’ de las violencias y a la palabra ‘hegemonía’.

Así como se cambió el eje de Territorios de la exposición, ya que la versión original establecía que la disputa por la tierra es una de las causas del conflicto armado, mientras que en la que fue cargada a la página web se suprimió cualquier alusión al tema. En cambio, se incluyeron alusiones que simplificaban la cosmogonía indígena a los significados que para esos pueblos tienen “la tierra, el agua, el sol, la luna”.

A raíz de las objeciones de los autores a los cambios, expresadas en correos electrónicos, el equipo de Curaduría y la coordinadora del Enfoque Étnico fueron citados a una reunión, el 21 de octubre, a la que asistieron el director del Centro, Darío Acevedo; el director del Museo, Fabio Bernal, y la directora de Construcción de Memoria, Jenny Lopera. En el encuentro, las directivas subrayaron que no se podía hablar de la “larga duración” de las violencias y de la “conquista española”, porque “no se podían ir tan atrás”. Además, que no se podía igualar a actores ilegales con actores estatales o empresarios legales, pues en un apartado dedicado al pueblo awá se explicaba que había sido desplazado por la minería ilegal, la legal, por cultivos de palma y por grupos armados ilegales. Las directivas pedían remover las alusiones a la palma y a la minería legal, aun cuando en el informe nacional de pueblos indígenas de ese mismo centro ese fenómeno está bien documentado.

Y en otro encuentro, al que solo fue citada la coordinadora del Enfoque Étnico, Darío Acevedo a través de una llamada telefónica le dijo a la funcionaria que lo que estaban aplicando en esa exposición no era enfoque étnico, sino ideología.

Buena parte de los funcionarios que participaron en la construcción de esa exposición salieron del CNMH, bien sea porque renunciaron o porque no se les renovó el contrato, entre ellos la coordinadora del Enfoque Étnico, cargo en el que habían nombrado a Juan Carlos Pulido, el exfuncionario del Ministerio de las TIC señalado por afirmaciones racistas contra los pueblos indígenas del Cauca.

Comparte en redes: