JEP inspeccionará los computadores del Centro Nacional de Memoria Histórica

Noticias destacadas de JEP

A través de un Auto, la Jurisdicción ordenó obtener copia exacta de todos los correos electrónicos que se han cruzado entre Darío Acevedo, director del CNMH y los directores del Museo de Memoria de Colombia y del Museo Nacional. También llamó a dar testimonio al exdirector Gonzalo Sánchez. El objetivo: proteger el guion para el Museo Nacional de Memoria.

La Sección de Ausencia de Reconocimiento de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ordenó que, en un plazo no mayor a siete días, se inspeccionen los computadores y equipos electrónicos del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) con el fin de obtener copias exactas de todos los correos electrónicos cruzados entre el 1 de marzo de 2019 hasta la fecha, entre el director del Centro, Darío Acevedo, el director del Museo de Memoria de Colombia (MNM), Fabio Enrique Bernal, el directivo del Museo Nacional (Daniel Castro), el exdirector del MNM, Rafael Eduardo Tamayo y el Consejo Internacional de Museos de Colombia. El Tribunal de Paz explicó que esta diligencia se realizará con el fin de “conocer de manera completa el proceso de diálogo, intercambio y directrices entre el señor Director del CNMH y los directores del MNM y complementar lo dicho por al menos cincuenta testigos que ya rindieron su testimonio”.

Esta orden judicial se da en el marco de la medida cautelar que puso la JEP desde mayo del año pasado a la colección Voces para Transformar a Colombia, el primer piloto de guion para el Museo Nacional de Memoria del CNMH y que pretende proteger dicha colección, mientras investigan si la actual dirección del Centro ordenó realizar cambios en la exposición sin haber consultado antes a las víctimas del conflicto armado. Una de las denuncias era que en la colección se había cambiado la presentación sobre el genocidio de la Unión Patriótica.

Desde entonces, el CNMH apeló la decisión buscando evadir la medida cautelar a esta colección, pero la JEP dejó en firme en el pasado mes de febrero la decisión, insistiendo en que es indispensable mantener esta protección “ante posibles hechos de censura, alteración, modificación o desconocimiento tendientes a desconocer y revictimizar a sectores de víctimas del conflicto armado en Colombia”. La investigación de la Jurisdicción en estos meses ha avanzado y ya ha escuchado a más de 50 personas, entre ellas funcionarios y exfuncionarios del CNMH y organizaciones de víctimas que han aportado su versión sobre los posibles cambios que ha sufrido Voces para Transformar a Colombia bajo la nueva dirección de Darío Acevedo. De hecho, en junio del año pasado, la organización Madres de Falsos Positivos de Soacha y Bogotá, conocida como Mafapo, renunció a trabajar en cualquier proyecto con esta entidad porque, según ellas, “él (Acevedo) no da garantías al derecho a la verdad de las víctimas en general y a las de nuestra organización en particular, por lo que definimos no continuar con el proceso señalado”.

A la investigación judicial se han anexado varios expedientes, declaraciones y documentos como material probatorio. Sin embargo, en solicitud hecha por el CNMH en febrero pasado, pidieron, entre otras cosas, que se incorpore a la investigación un correo electrónico del 10 de septiembre de 2019, enviado por el exdirector del Museo Nacional de Memoria (Rafael Eduardo Tamayo) al director Darío Acevedo, en el que, según ellos, “se da cuenta de las discusiones de carácter técnico que motivaron los cambios solicitados por el Director General del CNMH a la muestra de la exposición realizada en la ciudad de Cali”. Fue por esta solicitud, que la JEP aceptó que se anexe esta evidencia al expediente pero también ordenó la inspección de los computadores del Centro con el fin de obtener copia “espejo” de todos los correos electrónicos en los que se haga referencia a directrices o comentarios respecto a la colección protegida.

Esta diligencia judicial estará a cargo de la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) quienes deberán designar a los funcionarios de policía judicial para que, en un plazo no mayor a siete días, que comenzaron a correr desde el 9 de marzo, se inspeccionen y guarden copias electrónicas de las comunicaciones del CNMH. También, rechazaron la solicitud de Acevedo de incorporar los documentos “Texto de Sala Caso Familia Urán para la exposición en Cali” y “Cambios en texto Sal para Cali Caso Familia Urán” porque, según la Jurisdicción, “esta documentación ya fue remitida a la JEP en el mes de julio de 2020 y no señala que allí se incluya algún elemento nuevo”; además, la Sección ya ha convocado a algunas víctimas a rendir testimonio sobre los cambios que sufrió esta exposición.

Algunas de las solicitudes hechas por el CNMH y aprobadas por la Jurisdicción son incorporar la respuesta a un derecho de petición presentado por la directora de la Corporación Reiniciar, Jael Quiroga, en la que se habla sobre la creación del Fondo Partido Político Unión Patriótica, decretado por el Consejo de Estado en 2014. Sin embargo, la JEP aseguró que en la declaración que rindió Quiroga en este tribunal manifestó no haber recibido respuesta a ese derecho de petición, por lo que consideraron pertinente recibir este documento como anexo. “La victimización del movimiento político Unión Patriótica, así como de sus integrantes y simpatizantes ha sido un tema tratado en el guion museológico y en la colección “Voces para transformar a Colombia”. Por lo que el estado del Fondo Unión Patriótica puede resultar de interés para el análisis que debe realizar la Sección de Ausencia de Reconocimiento”, dice el documento judicial.

Finalmente, la JEP ordenó tomar los testimonios de nuevas personas que serían importantes para la investigación como Gonzalo Sánchez Gómez, exdirector del Centro Nacional de Memoria Histórica entre 2011 a 2018 y a Rubén Darío Acevedo Carmona, actual director general del Centro. También llamarán a los exfuncionarios del CNMH María Cristina Casas, del área jurídica del CNMH; Edwin Cubillos, del área de programación; Blanca Muñoz, exintegrante del área asistencial; Santiago Salazar, quien se desempeñó en equipo de planeación y administrativo, Juana Salgado, que se desempeñó en equipo de planeación y administrativo.

Algunas de las personas que ya entregaron su testimonio a la JEP por este caso son Diana Sánchez, directora de la Asociación Minga; Yudi Tovar, de la organización Rosa Blanca; Jaqueline Castillo Peña, de MAFAPO (Madres de Falsos Positivos) y Soraya Bayuelo, a propósito de su experiencia con el Museo Itinerante en Montes de María con el CNMH y otros académicos.

Este Auto judicial fue conocido por El Espectador, luego de que este diario revelara que el CNMH habría censurado otra exposición (’SaNaciones’), una colección que, según exfuncionarios de la entidad, el director del Museo de la Memoria, Fabio Bernal, y el director general, Darío Acevedo, alteraron sus contenidos pese a que se habían concertado con ocho pueblos indígenas.

La colección SaNaciones, diálogos de la memoria, creada por el equipo de Curaduría del Museo y el grupo de Enfoque Étnico es una exposición transmedia que exploraba las formas de sanar de ocho pueblos indígenas: nasa, wiwa, awá, barí, huitoto, muinane, bora y okaine. Sin embargo, según los denunciantes, se realizaron drásticos cambios a esta exposición como en el hecho de que que no se podía hablar de la “larga duración” de las violencias y de la “conquista española”, porque “no se podían ir tan atrás”. Además, que no se podía igualar a actores ilegales con actores estatales o empresarios legales, pues en un apartado dedicado al pueblo awá se explicaba que había sido desplazado por la minería ilegal, la legal, por cultivos de palma y por grupos armados ilegales. Las directivas pedían remover las alusiones a la palma y a la minería legal, aun cuando en el informe nacional de pueblos indígenas de ese mismo centro ese fenómeno está bien documentado. Hoy los contenidos que ya habían sido colgados a la plataforma del CNMH permanecen allí -con algunos ajustes-, pero no se terminaron de subir los textos de los demás ejes narrativos y la página permanece incompleta.

Le puede interesar:

‘SaNaciones’, la otra exposición que habría sido censurada en el Centro Nacional de Memoria

JEP protege temporalmente una colección del Centro Nacional de Memoria Histórica

¿Por qué la JEP insiste en proteger colección del Centro Nacional de Memoria Histórica?

Comparte en redes: